Inicio LATINOAMERICA Avión venezolano, transferido por empresa iraní y sancionado por EEUU, aterrizó en Chile

Avión venezolano, transferido por empresa iraní y sancionado por EEUU, aterrizó en Chile

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Un Airbus A340-642 recientemente transferido de la compañía iraní Mahan Air a la aerolínea estatal venezolana Conviasa, sancionada por Estados Unidos, aterrizó a las 14:30 en Santiago de Chile, tras un vuelo desde Caracas, según informaron las fuentes de Infoabe.

Este avión con matrícula YV3533 -que fue utilizado entre el 7 y el 18 de junio por el dictador venezolano Nicolás Maduro para su gira por Turquía, Argelia, Irán, Kuwait, Qatar y Azerbaiyán- se encuentra ahora por razones todavía desconocidas en el Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez, ubicado al noroeste de la capital chilena.

La aeronave fue transferida el pasado 15 marzo de Mahan Air a Conviasa, dos empresas sancionadas por el Tesoro de EEUU. La aerolínea iraní fue incluida en la lista negra estadounidense por servir a la Fuerza Quds, división de la Guardia Revolucionaria Iraní que se ocupa de las operaciones especiales de inteligencia y extraterritoriales. Y el castigo a Conviasa fue impuesto en febrero de 2020 en contra de toda su flota de aviones, al considerar que el régimen de Maduro la utilizaba para “trasladar a funcionarios corruptos”.

Este incidente cobra especial relevancia al tener posibles vínculos con la retención en Argentina de un avión iraní que pertenece a una empresa fantasma venezolana y cuyo piloto, Gholamreza Ghasemi, está siendo investigado por actos de terrorismo.

El opositor venezolano Julio Borges pidió este miércoles a las autoridades judiciales de Argentina que continúen la investigación sobre ese avión venezolano con tripulación iraní. “La Justicia debe seguir investigando todo este entramado que, sin duda, vincula a (Nicolás) Maduro y a sus aliados con el crimen organizado y el terrorismo”, aseguró Borges en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

El avión retenido en Argentina, un Boeing 747 Dreamliner de carga, fue propiedad de la empresa iraní Mahan Air y actualmente pertenece a Emtrasur, filial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), empresas sancionadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

La aeronave ingresó en Argentina el pasado 6 de junio procedente de México, previa escala en Venezuela, con destino al aeropuerto internacional de Ezeiza, y dos días después despegó hacia Uruguay a cargar combustible, pero aterrizó nuevamente en el aeropuerto argentino porque el país vecino no habilitó su aterrizaje. El juez federal argentino Federico Villena retiró los pasaportes a la tripulación —cinco iraníes y catorce venezolanos— e incautó el avión.

La semana pasada, el régimen venezolano culpó a la autoridad aeronáutica de Uruguay por impedir el sobrevuelo del avión de carga venezolano-iraní que, ante la prohibición, tuvo que aterrizar en Argentina.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat