Inicio ISRAEL Opinión. Las mujeres israelíes gozan de más libertad e igualdad de género que otros países

Opinión. Las mujeres israelíes gozan de más libertad e igualdad de género que otros países

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- Mi familia es bastante feminista: mi hijo y mi marido aprendieron a serlo también, con dos hijas y hermanas luchadoras en casa. De hecho, en casa de los Cohen se escucha en ocasiones un conocido jingle de la película Mary Poppins (la original): «Las hijas de nuestras hijas nos adorarán, mientras cantan en un coro agradecido… bien hecho… bien hecho… ¡hermanas sufragistas!». Así que me pareció natural que, tras la anulación de Roe v. Wade, mi siguiente columna tratara el tema de los derechos de la mujer.

Roe v. Wade, el aborto e Israel.

Siempre tuve pensamientos complicados en lo que respecta al aborto; supongo que la mayoría de la gente los tiene. No creo que la mayoría de la gente se muestre indiferente ante algo tan importante como acabar con el potencial de la vida. No puede ser una decisión fácil. Pero a veces es absolutamente vital. Y por esta razón, estoy increíblemente agradecida de que las mujeres de Israel tengan esa opción cuando es necesario.

El Fondo Mundial de Población de la ONU y los grupos de derechos humanos advirtieron que el fin del caso Roe v. Wade en Estados Unidos podría poner en peligro el acceso al aborto en todo el mundo. Y desde la sentencia del Tribunal Supremo, ciertamente hubo una respuesta global, con muchos países examinando sus propias leyes y regulaciones para ver si hay que hacer algún cambio.

La ley israelí de 1977 establece cuatro circunstancias en las que debe permitirse el aborto: si la mujer es mayor de 40 años o menor de 18; si el embarazo es el resultado de un incesto, una violación o una «unión ilícita» (por ejemplo, una aventura); si el embarazo pone en peligro la salud de la mujer (física o mental); y si el feto está en peligro. En la práctica, esto significa que aproximadamente el 98% de las solicitudes de aborto son aprobadas.

Ahora, en lugar de seguir el ejemplo de Estados Unidos, que según el ministro israelí de Salud, Nitzan Horowitz, retrocedió cien años en los derechos de la mujer, Israel anunció que suavizará las normas sobre el aborto.

¿Cómo se puede abortar en Israel?

Las mujeres podrán solicitar un aborto electrónicamente, por lo que ya no tendrán que entregar su solicitud en persona. Según el Ministerio de Salud, también se eliminarán del formulario de solicitud algunas preguntas supuestamente «degradantes» sobre el uso de anticonceptivos.

El comité especial que examina las solicitudes de aborto (formado por dos médicos y un trabajador social) podrá revisar las solicitudes digitalmente. Sólo se reunirán en persona en ocasiones muy específicas cuando rechacen una solicitud. Esto significa que la gran mayoría de las mujeres que solicitan un aborto ya no tendrán que comparecer en persona ante el comité. No obstante, podrán solicitar acceso para recibir más apoyo.

Los cambios también significarán que las mujeres podrán abortar en su centro de salud local en lugar de en los hospitales. Y las mujeres podrán acceder a las pastillas para abortar a través del sistema sanitario del país.

En un comunicado, el ministro Horowitz expresó: «La medida del Tribunal Supremo de EE.UU. de negar a una mujer el derecho a su cuerpo es una medida oscura. Estamos en otro lugar, y hoy estamos dando grandes pasos en la dirección correcta».

Sin embargo, ¿pondrá un nuevo gobierno de coalición -quizás uno formado por partidos de derecha y religiosos- en peligro estos cambios, o incluso la ley del aborto de Israel?

Con respecto a esto, la activista ortodoxa Shoshanna Keats-Jaskoll aseguró: «No se puede prohibir el aborto si se entiende el judaísmo. Incluso la persona más fundamental y ultraortodoxa entiende que hay momentos en los que es necesario interrumpir un embarazo. El aborto es accesible y está cubierto, y no es algo que me preocupe aquí».

Los derechos de la mujer en Israel.

LA ONU señaló 17 grandes retos mundiales, y el Objetivo de Desarrollo Sostenible nº 5 es «lograr la igualdad de género y empoderar a las mujeres y las niñas». Aunque los detractores de Israel acusan al país de vulnerar los derechos de las mujeres, la realidad -aunque no es perfecta- es muy diferente.

En 1919, casi 30 años antes del restablecimiento del Estado judío, un numeroso grupo de mujeres se reunió y fundó el primer partido político femenino del mundo. Juntas, lucharon por los derechos de las mujeres, lo que supuso la fundación del moderno Estado de Israel con el voto femenino y el derecho de las mujeres a ser elegidas para cargos públicos. De hecho, la igualdad de género está consagrada en la Declaración de Independencia y se fue reforzando a través de la legislación y la política a lo largo de los años.

En la actualidad, Israel es el único país de Medio Oriente que tuvo una primera ministra, una presidenta del Tribunal Supremo, una ministra de Asuntos Exteriores, de Justicia, de Interior, de Medio Ambiente y de Energía (y puede que se me haya escapado alguna más), una presidenta de la Knesset (Parlamento), una gobernadora del Banco de Israel y una presidenta interina. Y el gabinete más reciente de Israel contaba con un número récord de mujeres.

La discriminación de la mujer está prohibida y el Estado anima tanto a las niñas como a los niños a recibir una educación completa, incluyendo programas de alfabetización digital para empoderar a las mujeres. Ni que decir tiene que la legislación israelí prohíbe los crímenes de honor. E Israel es el único país de la región que nunca exigió a las mujeres que pidan permiso a un tutor masculino para viajar. Israel también tiene un programa nacional destinado a prevenir la violencia doméstica, así como programas para ayudar a las mujeres atrapadas en el ciclo de la prostitución, y a las niñas en situación de riesgo.

Como explicó Keats-Jaskoll, «las mujeres están autorizadas en la mayoría de los lugares del ejército, tenemos una atención infantil relativamente positiva, la cultura del país es muy favorable a la familia, lo que es por definición favorable a las mujeres. Pero las cosas, por supuesto, no son perfectas.

«Un ejemplo de dónde debemos mejorar es en el ámbito de la religión y el Estado. Como mujer en Israel, puedes ser jueza del Tribunal Supremo pero no puedes divorciarte si tu marido se niega. Creo que hay un miedo real al feminismo, lo cual es lamentable, ya que creo que no es una amenaza»’, agregó Keats-Jaskoll.

«Pero hubo algunos pasos importantes y positivos, como la aprobación de una resolución para que el Consejo de Seguridad, que siempre estuvo dominado por los hombres, tenga al menos un tercio de mujeres. Y las mujeres deberían representar el 30-40% de los consejos religiosos. Así que estamos haciendo bien en reconocer dónde tenemos una baja representación. Y en los casos en los que hay que aumentarla, Israel lo está poniendo en práctica. El hecho de que se entienda que las mujeres deben ocupar estos puestos es fantástico», expresó Keats-Jaskoll.

GOLDA MEIR fue la cuarta Primera Ministra de Israel (1969 a 1974) y, hasta ahora, la primera y única mujer PM del país. Su «regalo a las mujeres israelíes», según su biógrafa, la profesora Pnina Lahav, fue legislar el permiso de maternidad en la década de 1950. En la actualidad, más de la mitad (53%) de las mujeres forman parte de la población activa, un nivel similar al de Estados Unidos. Aunque Israel es el tercer país del mundo con mayor tasa de emprendimiento, es el que tiene la tasa más alta entre las mujeres (así como entre los mayores de 55 años).

Se produjeron avances en muchos frentes, pero los hombres siguen dominando en muchos puestos de responsabilidad, según la Revisión Voluntaria Nacional de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Israel. Sin embargo, las mujeres ocupan aproximadamente el 40% de los puestos de responsabilidad en el sector público, el 56% en la educación y el 68% en las actividades de salud humana y trabajo social. Además, muchos emprendedores israelíes están dirigiendo su atención hacia la tecnología para ayudar a las mujeres.

Start-Up Nation Central llevó a cabo un proyecto de mapeo del panorama FemTech junto con FemTech Israel, que promueve soluciones tecnológicas y de innovación para las necesidades de las mujeres. Concluyó que Israel cuenta con 130 empresas destinadas a servir a las mujeres. Los inversores también se están subiendo al carro, invirtiendo aproximadamente 160 millones de dólares en 2021 en soluciones FemTech israelíes para cuestiones como el diagnóstico, la salud pélvica, el embarazo, la lactancia, el bienestar y la seguridad.

Y estas innovaciones, por supuesto, no sólo ayudan a las mujeres de Israel. Illumigyn, por ejemplo, creó un sistema de diagnóstico y examen cervical a distancia, que se utilizó en Moldavia, países del Golfo y África. Y la aplicación israelí SafeUP es utilizada por 126.000 mujeres en Israel, Estados Unidos y varios países de Europa. La aplicación creó una comunidad de voluntarias formadas que velan por la seguridad de las mujeres cuando es necesario.

En Israel se organizan periódicamente eventos para animar a las mujeres a entrar en el mundo de la tecnología, como el reciente Hackathon de Mujeres de la Escuela Superior de Tecnología de Jerusalem, cuyo objetivo era animar a las chicas ortodoxas a entrar en la ciencia y la tecnología. También a nivel internacional, Israel acoge y participa en eventos y proyectos para promover el empoderamiento de las mujeres.

Por ejemplo, MASHAV (la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Ministerio de Asuntos Exteriores) trabaja con ONU Mujeres en proyectos destinados a reforzar la igualdad de género, e Israel ha copatrocinado resoluciones de la Asamblea General de la ONU con el mismo objetivo. Como Campeón Internacional de Género (una red mundial de responsables de la toma de decisiones) y miembro de la Coalición Internacional por la Igualdad Salarial, liderada por la Organización Internacional del Trabajo, ONU Mujeres y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Israel hizo hincapié en la igualdad de género.

Así que, aunque todavía hay margen de mejora, las mujeres de Israel pueden estar tranquilas porque, afortunadamente, estamos en una posición relativamente fuerte en comparación con muchas de nuestras hermanas en el extranjero. Bien hecho, hermanas (y hermanos) sufragistas.

 

Artículo publicado por Jodie Cohen en The Jerusalem Post.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat