Inicio ISRAEL Múltiples altos funcionarios israelíes se oponen a las reformas judiciales de Netanyahu

Múltiples altos funcionarios israelíes se oponen a las reformas judiciales de Netanyahu

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Antiguos altos cargos de la justicia israelí se pronunciaron el jueves contra las profundas reformas del sistema judicial del país previstas por el nuevo gobierno de Benjamín Netanyahu, sumándose así al creciente clamor contra la revisión propuesta.

Siete ex fiscales generales que han desempeñado el cargo durante las últimas cinco décadas -entre ellos dos nombrados por Netanyahu, cuyo ministro de Justicia encabeza las reformas- firmaron una carta de protesta, junto con otros cuatro ex altos funcionarios jurídicos. En la carta se denuncian los cambios propuestos, afirmando que son destructivos para el sistema jurídico del país.

«Pedimos al gobierno que retire el plan propuesto y evite graves daños al sistema judicial y al Estado de derecho», dice la carta.

Los ex funcionarios afirmaron que las reformas convertirían al Tribunal Supremo, a menudo el último recurso de israelíes y palestinos que intentan impugnar lo que consideran políticas discriminatorias, en un «órgano seudopolítico sospechoso de torcer la ley a favor del gobierno».

El nuevo gobierno de Israel ha hecho de la revisión del sistema jurídico del país un elemento central de su programa. Quiere debilitar al Tribunal Supremo, permitiendo que los legisladores aprueben leyes que el tribunal haya revocado con una mayoría simple en el parlamento. Otras reformas incluyen politizar el nombramiento de jueces, reducir la independencia de los asesores jurídicos del gobierno o ignorar a sus consejeros.

Las reformas podrían ayudar a Netanyahu, que está siendo juzgado por corrupción, a eludir la condena, o incluso hacer que su juicio desaparezca por completo. Desde que fue acusado en 2019, Netanyahu ha arremetido públicamente contra el sistema judicial, calificándolo de parcial en su contra. Él dice que las reformas legales se llevarán a cabo de manera responsable.

Las reformas han provocado un alboroto por lo que los críticos dicen que es una gran amenaza para los fundamentos democráticos del país. El actual fiscal general del país ya ha criticado duramente las reformas y la semana pasada miles de personas protestaron contra ellas. Alan Dershowitz, acérrimo defensor de Israel, también se ha manifestado en contra del plan, afirmando que, si estuviera en Israel, se uniría a las manifestaciones.

Los críticos acusan al gobierno de declarar la guerra al sistema legal, afirmando que el plan pondrá patas arriba el sistema de controles y equilibrios de Israel y socavará sus instituciones democráticas al otorgar un poder absoluto a la coalición más derechista de la historia del país. El gobierno afirma que las reformas son un paso necesario para racionalizar la gobernanza y corregir un desequilibrio que ha otorgado demasiada influencia al sistema jurídico.

Los partidarios del partido conservador Likud de Netanyahu celebraron una manifestación frente a la casa de Tel Aviv del ex presidente del Tribunal Supremo Aharon Barak después de que el ex alto litigante arremetiera contra las reformas propuestas, coreando «eres un corrupto» y «diriges una organización criminal».

En respuesta, se celebró una contraprotesta frente a la casa del ministro de Justicia, Yariv Levin, en Modi’in, en la que los manifestantes evocaron a los nazis, lo que provocó la ira de los miembros más duros del gobierno.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat