Inicio ISRAEL Israel será uno de los primeros países en abrir sus fronteras para el trabajo remoto

Israel será uno de los primeros países en abrir sus fronteras para el trabajo remoto

Por Iton Gadol
0 Comentario

Agencia AJN.- La pandemia del coronavirus ha acelerado la transición al trabajo remoto, y se espera que esto tenga un gran impacto en el número de nómadas digitales que ya crece rápidamente: trabajadores que no tienen trabajo en una ubicación fija y que sólo necesitan una conexión a Internet.

El número de nómadas digitales ha aumentado durante la última década, y con la mayoría de la fuerza laboral experimentando trabajar desde casa durante el año pasado, se espera que muchas más personas adopten un estilo de vida digitalmente itinerante una vez que la pandemia haya terminado y las fronteras se vuelvan a abrir.

Es probable que Israel sea uno de los primeros países en abrir sus fronteras, ya que lidera el mundo en la vacunación de su población contra COVID-19 y está en proceso de negociar acuerdos bilaterales con varios países para permitir que los viajeros inoculados ingresen al país.

Los primeros viajeros en llegar probablemente serán nómadas digitales, que estuvieron atrapados en casa durante el año pasado o en cualquier destino exótico desde el que estaban trabajando y ahora buscarán hacia dónde dirigirse, según publicó ynetnews.com.

Israel nunca fue uno de los principales destinos nómadas digitales (según nomadlist.com, Tel Aviv ocupa el puesto 829 entre las ciudades del mundo), ya que se ha considerado caro en comparación con otros destinos donde el costo de vida es mucho más barato.

¿Qué tiene Israel para ofrecer a los nómadas digitales?

Lo primero que cambiará drásticamente es el costo. Por ejemplo, Tel Aviv ya ofrece opciones de alojamiento por menos de 1.000 dólares al mes (los dormitorios comienzan en 500). Los precios de estos mismos alojamientos fácilmente se habrían duplicado antes de la pandemia.

Kibutzim

Una nueva iniciativa busca hacer de los kibutzim de Israel el refugio perfecto para los nómadas digitales.

La infraestructura del kibutz se puede utilizar fácilmente para satisfacer las necesidades de los nómadas digitales: alojamiento en el campo, instalaciones conjuntas para el trabajo y grandes comedores que los miembros del kibutz y los visitantes pueden utilizar por igual.

En enero de 2020 se llevó a cabo una primera prueba piloto en el Kibbutz Kfar Blum en el norte, donde 15 nómadas digitales de Israel y de todo el mundo se quedaron durante un mes. El programa incluía trabajo a distancia en una instalación conjunta, actividades voluntarias (como la plantación de árboles) y una cena comunitaria regular.

Otros lugares que se abrirán después del coronavirus incluyen el Kibbutz Tuval en la Alta Galilea y el Kibbutz Mashabei Sadeh en el Néguev. Los precios serán razonables y esta oferta única de kibbutz israelí seguramente atraerá a nómadas digitales de todo el mundo.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat