Inicio ISRAEL Israel. Lapid ofrece a Bennett comenzar como primer ministro en un intento por fortalecer al bloque anti-Netanyahu

Israel. Lapid ofrece a Bennett comenzar como primer ministro en un intento por fortalecer al bloque anti-Netanyahu

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- El líder de Yesh Atid, Yair Lapid, confirmó el lunes que ofreció al jefe de Yamina, Naftali Bennett, ser el primer ministro en un gobierno en el que ambos se rotarían el cargo.

En un discurso televisado, Lapid pidió un gobierno de “acuerdo nacional” formado por partidos de izquierda, centro y derecha mientras el presidente Reuven Rivlin concluía las consultas con los líderes de los partidos sobre quién debería formar el próximo gobierno, en el que el jefe del Likud, el primer ministro Benjamin Netanyahu, obtuvo más recomendaciones que Lapid, pero no las suficientes para una mayoría.

Yamina, que obtuvo siete escaños en las elecciones del 23 de marzo, recomendó a Bennett, el único partido que lo hizo.

“Nos comprometemos a llevar a cabo el cambio que prometimos al pueblo de Israel. Para evitar un gobierno dirigido por un sospechoso criminal y dependiente de racistas y extremistas”, dijo Lapid, en referencia a Netanyahu y sus aliados religiosos de derecha.

“La prueba para un líder es tomar decisiones difíciles en situaciones complejas”, añadió, y confirmó que había ofrecido a Bennett ser primer ministro primero como parte de un gobierno de rotación. “Eso es lo que el país necesita ahora. El público israelí necesita ver que sus líderes pueden trabajar juntos”, dijo.

No hubo respuesta inmediata por parte de Bennett, quien, en el período previo a las elecciones, se comprometió a no formar parte de un gobierno encabezado por Lapid.

El jefe de Yesh Atid también se refirió a las declaraciones de Netanyahu de este lunes, en las que el primer ministro acusó a los fiscales de una “caza de brujas”, tras el primer día de testimonios en su juicio por corrupción. “No puede seguir en su cargo. Se ha vuelto peligroso. Para sí mismo, para Israel y para el estado de derecho”, dijo Lapid.

Bennett y Netanyahu.

Además, el político hizo un llamamiento a los partidos del “bloque del cambio” de facciones que se han comprometido a no unirse a un gobierno liderado por Netanyahu. “Él hará todo lo que pueda para acabar con ustedes. Buscará a aquellos que abandonen sus partidos, buscará romper los partidos. No se lo permitan. No tiene un gobierno. No tiene mayoría”, dijo. “Es un juego largo y quien tenga la suficiente determinación, paciencia y concentración ganará. No nos rendimos y nunca lo haremos. Nunca ha habido una lucha política más justificada y sólo terminará cuando ganemos”, señaló.

Según las noticias del Canal 13, los equipos negociadores de Lapid y Bennett se reunieron hasta altas horas de la noche antes de las reuniones del lunes con Rivlin, pero no pudieron cerrar un acuerdo.

El informe dijo que los dos llegaron a numerosos acuerdos, incluso sobre quiénes ocuparían los ministerios clave, con el Tesoro para el líder de Yisrael Beytenu, Avigdor Liberman, y las carteras de Defensa y Justicia para los partidos Azul y Blanco y Nueva Esperanza, respectivamente, mientras que Bennett exigía que los ministerios clave se dieran a los partidos de derecha.

Tras las consultas del lunes con Rivlin, Netanyahu tenía 52 recomendaciones para formar el próximo gobierno, frente a las 45 de Lapid y las 7 de Bennett.

Al iniciar las reuniones por la mañana, Rivlin lamentó que “en este momento, no veo la forma de formar una coalición”. También dijo que si su primera opción para formar gobierno fracasa, podría devolver el mandato a la Knesset, el Parlamento de Israel, para que elija, en lugar de dar la oportunidad a una segunda persona de hacerlo primero.

En unos duros comentarios, el presidente añadió que “tras cuatro campañas electorales, la democracia se ha agotado” e insinuó la posibilidad de que el juicio por corrupción de Netanyahu, que se está celebrando al mismo tiempo en toda la ciudad, pudiera influir en su decisión sobre a quién entregaría el mandato.

Tras las discusiones, la oficina de Rivlin dijo que anunciaría el martes a qué legislador encomendará la formación del próximo gobierno, basándose en quién considera que tiene más posibilidades de hacerlo.

El resultado de las discusiones del lunes está en el aire. Ni el bloque de partidos pro-Netanyahu ni el bando anti-Netanyahu tienen un camino claro hacia la mayoría tras la votación del 23 de marzo, la cuarta elección no concluyente en Israel en dos años.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat