Inicio ISRAEL Israel. El partido Azul y Blanco de Gantz no lograría entrar a la Knesset

Israel. El partido Azul y Blanco de Gantz no lograría entrar a la Knesset

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol.- El partido Azul y Blanco de Benny Gantz se está desmoronando, y rápido. Con actualmente 14 escaños parlamentarios, una encuesta de intención de voto publicada el viernes revela que por primera vez no llegaría a entrar en la próxima Knesset (Parlamento).

La encuesta, publicada por el periódico Maariv, predijo que el partido de Gantz recibiría sólo el 2,6 por ciento de los votos, quedando por debajo del umbral del 3,25 por ciento necesario para entrar en el Parlamento.

Mientras tanto, Gantz reconoció su grave situación en una charla con los activistas de la campaña, informó el jueves la emisora pública Kan. “Sé que es difícil estar orgulloso cuando dices que estás con Benny Gantz, pero a pesar de ello elijo seguir por este camino”, expresó el ministro de Defensa.

“La verdad es que la realidad es difícil ahora mismo”, dijo Gantz, después de que dos legisladores más abandonaran el partido el jueves, elevando el total a ocho.

Azul y Blanco ha visto un éxodo de legisladores desde que la Knesset se disolvió la semana pasada por el fracaso de aprobar un nuevo presupuesto, con el partido tambaleándose en las encuestas y con su líder Gantz, quien también es el primer ministro suplente de Israel, enfrentando preguntas sobre su conducción.

La encuesta de Maariv tenía al Likud a la cabeza con 29 escaños en la Knesset. En segundo lugar aparece un desertor del Likud, Gideon Sa’ar, con 17. Yesh Atid obtuvo 14, Yamina 13 y la Lista Conjunta árabe 14.

El nuevo partido israelí formado por el alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai, anunciado esta semana, obtendría ocho escaños, al igual que cada uno de los partidos ultraortodoxos Shas y Judaísmo de la Torá Unida. Yisrael Beytenu de Avigdor Liberman obtuvo siete y Meretz cinco. Azul y Blanco, hasta el momento, no tenía ninguno.

La encuesta fue realizada en línea el jueves por el instituto Panel4All, entre 531 encuestados que constituyen una muestra representativa de la población adulta de Israel. El margen de error fue del 4,3%

Debido a las decepcionantes encuestas, al menos dos de los restantes miembros de Azul y Blanco están exigiendo posiciones de liderazgo en el partido como condición para quedarse, informó Kan.

Gantz dijo que sigue “convencido” y que “continuará”, a pesar de las recientes encuestas y las salidas de legisladores del partido.

Por otra parte, en una entrevista publicada el viernes con el diario Yedioth Ahronoth, Gantz dijo que sintió que el ministro de Justicia Avi Nissenkorn lo apuñaló por la espalda al unirse al partido de Huldai.

Gantz dijo que le había dicho a Nissenkorn: “No puedo decirle que no siento la puñalada por la espalda, pero respeto su decisión”.

Gantz también envió un mensaje a Netanyahu: “Perdiste la oportunidad de tu vida de retirarte de la escena pública con dignidad, con un compañero honesto. No habrá más oportunidades. Los ciudadanos israelíes merecen algo mejor”.

Por su parte, tanto el ministro de Ciencia y Tecnología Izhar Shay como el legislador Ram Shefa anunciaron el jueves que dejaban Azul y Blanco, convirtiéndose en el séptimo y octavo legislador en abandonar el partido.

El número dos de Azul y Blanco, el ministro de Relaciones Exteriores Gabi Ashkenazi, anunció el miércoles que dejaba el partido, y la política. El martes, el número tres de la lista, Nissenkorn, se fue de Azul y Blanco para sumarse al nuevo partido de Huldai, así como las legisladoras Einav Kabla y Michal Cotler-Wunsh, quien dijo el martes que no se presentaría como candidata de Azul y Blanco en las elecciones.

Además de los seis legisladores que se marcharon por propia voluntad, el domingo, Gantz informó a Asaf Zamir y Miki Haimovich que no serán incluidos en la lista electoral del partido debido a su decisión de votar en contra de la ampliación del plazo del presupuesto estatal la semana pasada, lo que en última instancia provocó la caída del gobierno.

El primer ministro Benjamin Netanyahu y Gantz llegaron a un acuerdo según el cual se suponía que el líder de Azul y Blanco reemplazaría a Netanyahu como primer ministro en noviembre de 2021, pero fracturas en el acuerdo y en el gobierno hicieron que la coalición se derrumbara debido a la negativa de Netanyahu a aprobar un presupuesto anual.

Por consiguiente, Israel se prepara ahora para su cuarta elección en dos años después de que el Knesset se disolviera la semana pasada.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat