Inicio ISRAEL Elecciones en Israel. Netanyahu pide a Bennett y Sa’ar que «vuelvan a casa» y se integren a una coalición de derecha

Elecciones en Israel. Netanyahu pide a Bennett y Sa’ar que «vuelvan a casa» y se integren a una coalición de derecha

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, pidió el miércoles públicamente a sus dos rivales de derecha, el líder del partido Yamina, Naftali Bennett, y el jefe del partido Nueva Esperanza, Gideon Sa’ar, que incorporen sus partidos a una coalición liderada por su partido, Likud.

En la primera aparición pública desde las elecciones no concluyentes de la semana pasada, Netanyahu instó a los otros dos líderes de los partidos a «dejar atrás nuestra diferencia» y «volver a casa» al bloque nacionalista de derecha que él lidera en el Parlamento.

Sa’ar rechazó inmediatamente la oferta, manteniendo que no entraría en una coalición liderada por Netanyahu. El partido de Bennett dijo que haría lo que es mejor para los ciudadanos de Israel y desestimó un informe televisivo del miércoles por la noche que decía que el Likud se había ofrecido a integrar a Yamina en el partido de Netanyahu.

«El pueblo ha hablado», dijo Netanyahu en una conferencia de prensa en horario de máxima audiencia, refiriéndose a las elecciones de la semana pasada. «El pueblo exige que nos sentemos juntos y resolvamos esto», manifestó el mandatario.

Si ambos partidos se unen al Likud y a sus aliados religiosos de derecha podrían formar una coalición mayoritaria de 65 escaños, poniendo fin a años de estancamiento político, señaló Netanyahu. Tal gobierno podría establecerse inmediatamente, continuó el primer ministro, prediciendo que cualquier coalición que se forme para sustituirlo como primer ministro será de izquierda y caerá rápidamente.

Antes de las elecciones, tanto Sa’ar como Bennett habían prometido sustituir a Netanyahu como primer ministro. Sin embargo, los resultados no concluyentes significan que ni Netanyahu ni el bloque de partidos que pretenden desbancarlo tienen mayoría en el Parlamento.

Sa’ar, antiguo ministro del Likud que abandonó el partido para crear Nueva Esperanza, no tardó en responder con un claro rechazo a la propuesta de Netanyahu. «El mismo día en que él y su gente vuelven a difundir teorías conspirativas, delirantes y falsas sobre mí y el presidente, Netanyahu se acerca a mí para que me una a él», tuiteó. «Cumpliré mi compromiso con mis votantes. No me uniré y no apoyaré un gobierno dirigido por Netanyahu. La continuación del mandato de Netanyahu, que prioriza su beneficio personal sobre el beneficio del país, perjudica a Israel».

Por su parte, el partido Yamina dijo en un comunicado que «Bennett seguirá haciendo todo lo posible para establecer un gobierno bueno y estable que saque a Israel del caos».

A primera hora del día, los legisladores del Likud atacaron al presidente Reuven Rivlin acusándole de estar conspirando con los rivales del primer ministro, en concreto con Sa’ar, después de que el presidente instara a los distintos líderes de los partidos a participar en «coaliciones fuera de lo común, colaboraciones intersectoriales» para salir del prolongado estancamiento.

El presidente tiene previsto iniciar las consultas con los partidos políticos el lunes, tras las elecciones nacionales de la semana pasada, las cuartas en dos años. Se espera que el miércoles encargue a un candidato la formación de un gobierno.

Según un informe del Canal 12 del miércoles por la noche, el Likud ha hecho una gran oferta a Yamina en un esfuerzo por persuadir al partido de Bennett para que recomiende a Netanyahu que forme el próximo gobierno.

La oferta incluye siete puestos en la lista del Likud para los siete legisladores de Yamina, lo que significa que el partido de Bennett se disolvería efectivamente en el Likud. Esto es algo que Bennett y su número 2, Ayelet Shaked, han buscado durante mucho tiempo, pero que la esposa de Netanyahu, Sara, supuestamente ha bloqueado durante años debido a su odio personal a los dos legisladores.

pjimage-3-640×400

De izquierda a derecha, Yair Lapid, Naftali Bennett y Gideon Sa’ar.

Los puestos reservados se prometerían en los dos próximos ciclos electorales, tras los cuales los legisladores de Yamina recibirían la promesa de ocupar puestos de responsabilidad en los gobiernos que se formen posteriormente, según el Canal 12.

En respuesta al informe, Yamina dijo que Bennett estaba «preocupado por los ciudadanos de Israel, no por los puestos en las listas políticas».

Al parecer, Sa’ar estaba trabajando para negociar una coalición alternativa en la que Bennett se rotaría el cargo de primer ministro con Yair Lapid, cuyo partido Yesh Atid, con 17 escaños, es el segundo más grande detrás del Likud de Netanyahu, que tiene 30. Este acuerdo prevé que Bennett sea el primer ministro.

Tanto Sa’ar como Bennett han expresado su reticencia a respaldar a Lapid como primer ministro.

Bennett, cuyo partido Yamina obtuvo siete escaños, aún no ha dicho cómo actuará a la luz de los resultados electorales. Nueva Esperanza obtuvo seis escaños en el Parlamento de 120 plazas.

Según un informe del Canal 12 del miércoles, Lapid ha transmitido un mensaje al partido Yamina en el sentido de que está dispuesto a aceptar un escenario en el que Bennett sea primer ministro, siempre y cuando se comprometa primero a no unirse a un gobierno de Netanyahu. Ese informe no especificaba si Lapid está dispuesto a repartirse el cargo de primer ministro con Bennett de forma rotatoria o si Bennett sería el único primer ministro. Ambas partes dudan en ser las primeras en avanzar en el acuerdo, dijo el Canal 12.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat