Inicio ISRAEL Elecciones en Israel. ¿A quién apoyará como primer ministro? Bennett se reunirá con Netanyahu y con Lapid

Elecciones en Israel. ¿A quién apoyará como primer ministro? Bennett se reunirá con Netanyahu y con Lapid

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- El líder del partido de ultraderecha israelí Yamina, Naftali Bennett, se reunirá el viernes con el primer ministro Benjamin Netanyahu para negociar la posible formación de un gobierno de coalición, en su primera reunión desde las elecciones no concluyentes de la semana pasada.

Bennett se reunirá con el líder de Yesh Atid, Yair Lapid, el sábado por la noche, con el mismo propósito, dijo Yamina en un comunicado el jueves.

Tanto el bloque de partidarios de Netanyahu como el bloque anti-Netanyahu compiten por el apoyo de Yamina, que es crucial para reunir una mayoría de 61 escaños en la Knesset, el parlamento israelí. Incluso con el apoyo de Bennett, se espera que ambas partes se enfrenten a importantes obstáculos.

Tras las elecciones, Bennett ha exigido convertirse en primer ministro en un acuerdo de poder compartido con Lapid o Netanyahu, a pesar de que su partido sólo tiene siete escaños en la Knesset. El Likud de Netanyahu es el partido que más escaños ha obtenido en las elecciones, 30, mientras que Yesh Atid es el segundo con 17.

Lapid se reunió el jueves con los líderes del partido Lista Conjunta, una alianza de partidos de composición predominantemente árabe. Los líderes de la Lista Conjunta no se comprometieron a darle su apoyo y reiteraron que no considerarán recomendar a Lapid a menos que reciba las recomendaciones de otros 55 electores.

Gideon Sa’ar, líder del partido Nueva Esperanza, que también aspira a sustituir a Netanyahu, está trabajando, al parecer, para negociar una coalición alternativa en la que Bennett se rotaría el cargo de primer ministro con Lapid. Sin embargo, se dice que la idea se ve obstaculizada por las disputas sobre quién debería encargarse realmente de formar la coalición, ya que ambas partes se muestran escépticas sobre el compromiso de la otra de cumplir el acuerdo de reparto de poder.

Una encuesta publicada el miércoles por la noche por el Canal 13 de noticias reveló que el 62 por ciento de los que votaron por el bloque anti-Netanyahu quieren que Lapid se haga a un lado y deje que Bennett sea primer ministro.

De izquierda a derecha, Yair Lapid, Naftali Bennett y Benjamín Netanyahu.

Antes de las elecciones, tanto Sa’ar de Nueva Esperanza como Bennett dijeron que querían ver a Netanyahu fuera del poder, pero también prometieron no dejar que Lapid fuera primer ministro.

También el miércoles, Netanyahu pidió públicamente a Yamina y a Sa’ar, un antiguo ministro del Likud que se marchó para fundar su propio partido, que dejaran de lado sus diferencias y se unieran a él para formar gobierno. Sa’ar, que ha prometido desbancar a Netanyahu, rechazó inmediatamente la oferta, pero la respuesta de Yamina fue ambivalente.

Según un informe del Canal 12 del miércoles por la noche, el Likud ha extendido una oferta abundante a Yamina en un esfuerzo por persuadir al partido de Bennett para que recomiende a Netanyahu que forme el próximo gobierno.

Bennett ya fue ministro de Netanyahu, pero tras las anteriores elecciones pasó a la oposición.

El presidente Reuven Rivlin iniciará el lunes las consultas con los partidos políticos para escuchar su recomendación sobre quién debe formar gobierno. Se espera que el miércoles encargue a un candidato la formación de un gobierno.

Las elecciones, las cuartas en dos años, no rompieron el actual estancamiento político.

Lapid se ha reunido en los últimos días con varios líderes de otras facciones en el marco de los esfuerzos por crear una coalición. Hasta ahora ha recibido el apoyo de Yisrael Beytenu (7 escaños), Laboristas (7) y Meretz (6) para formar el próximo gobierno, lo que supone un total de 37 apoyos.

Benny Gantz dijo que su partido Azul y Blanco (8 escaños) respaldaría “automáticamente” a Lapid, siempre que ese apoyo le permitiera alcanzar una mayoría de 61 en la Knesset de 120 miembros.

Netanyahu puede esperar el respaldo de Shas (9), Judaísmo Unido de la Torá (7) y Sionismo Religioso (6), 52 escaños en total junto con los 30 del Likud.

Ra’am, con sólo cuatro escaños, podría estar en condiciones de inclinar la balanza para cualquiera de los dos bloques. Lapid ha cortejado al líder de Ra’am, Abbas, que al parecer se inclina por apoyar un gobierno del Likud desde fuera y está previsto que haga un anuncio en televisión el jueves por la noche.

La colaboración con Ra’am se enfrenta a una fuerte oposición dentro del Likud y de los partidos sionistas religiosos, que acusan al partido de ser antisionista y de apoyar el terrorismo palestino.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat