Inicio ISRAEL El gobierno de coalición de Israel recibió un duro golpe con la deserción de una diputada

El gobierno de coalición de Israel recibió un duro golpe con la deserción de una diputada

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- La coalición de gobierno del primer ministro israelí, Naftali Bennett, perdió hoy su estrecha mayoría con la renuncia anunciada de la diputada Idit Silman, quien se unirá a la oposición.

La coalición ahora está empatada con la oposición con 60 escaños en la Knesset (Parlamento) cada uno, lo que hace imposible la legislación sin la cooperación entre las divisiones políticas.

Silman anunció que se iba porque le preocupaba que Israel estuviera perdiendo “su carácter judío”, pero algunos especulan que se aseguró un puesto en el partido Likud.

Según medios hebreos, a Silman se le prometió el cargo de ministra de Salud en un gobierno liderado por el Likud y un lugar garantizado en su lista de la Knesset para las próximas elecciones.

El ex primer ministro Benjamín Netanyahu elogió a Silman y le dio la bienvenida a su ‘regreso a casa’ a la derecha.

“Me emocionó escuchar el anuncio de la miembro de la Knesset Idit Silman y felicitarla en nombre de millones de israelíes que anhelaban este momento”, dijo Netanyahu en una publicación de video.

“Ha demostrado que está guiada por la preocupación por la identidad judía de Israel… será recibida con los brazos abiertos”, dijo refiriéndose al lado político nacionalista de derecha.

El líder del partido Sionismo Religioso, Bezalel Smotrich, también dijo que dará la bienvenida a Silman nuevamente y calificó su anuncio como un nuevo amanecer para Israel.

Silman se pronunció enérgicamente contra el ministro de Salud, Nitzan Horowitz, del partido de izquierda Meretz, a principios de esta semana, después de que dio instrucciones a los hospitales para que se abstuvieran de imponer restricciones dietéticas judías durante la festividad de la Pesaj (Pascua).
Bennett y el ministro de Relaciones Exteriores y primer ministro alternativo, Yair Lapid, no estaban al tanto de su decisión y se enteraron por los medios.

La dramática deserción de Silman aumenta las posibilidades de que Netanyahu regrese al poder, pero por sí sola no es el fin definitivo de la coalición Bennett.
Para que Silman derroque al gobierno, debe unirse a otros dos miembros de la coalición para formar una nueva facción. Hasta el momento, solo se le une uno, otro miembro del propio partido Yamina de Bennett, Amichai Shikli, que se había negado a respaldar la coalición desde que se estableció.

Bennett puede etiquetar a ambos rebeldes como renegados y así evitar que se unan a cualquier otro partido en la Knesset en las próximas elecciones.
El primer ministro no hizo comentarios sobre la renuncia de Silman en las primeras horas después de su anuncio.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat