Inicio ISRAEL Coronavirus: Las razones por las que Israel fracasó en contener el COVID-19 en la segunda ola de la pandemia

Coronavirus: Las razones por las que Israel fracasó en contener el COVID-19 en la segunda ola de la pandemia

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol/AJN.- La falta de un programa de rastreo de contactos efectivo para cortar las cadenas de contagio fue la razón por la que Israel fracasó en su intento para contener la pandemia de coronavirus, según reveló un informe difundido por la televisión de ese país.

Israel respondió rápidamente al nuevo coronavirus cuando surgió por primera vez en la primavera y limitó su propagación mediante medidas de bloqueo y restricciones a los viajes internacionales, pero probablemente reabrió demasiado rápido, lo que provocó un brote severo de segunda ola. Israel tiene ahora una de las tasas de infección per cápita más altas del mundo.

La mayoría de los expertos creen que el rastreo de contactos efectivo, combinado con el aislamiento de personas infectadas y expuestas, es clave para detener la propagación del coronavirus.

Un informe del Canal 12, puso al descubierto las fallas del sistema de rastreo, incluido que las personas que necesitaban ingresar a la cuarentena no fueron informadas, y el sistema de vigilancia de la agencia de seguridad nacional Shin Bet cometió errores repetidamente.

No fue hasta que el brote de la segunda ola en Israel estaba en pleno apogeo, a mediados de agosto, que el ejército, con su mano de obra y conocimientos, tuvo la tarea de diseñar y operar un sistema para cortar las cadenas de infección.

La decisión probablemente llegó demasiado tarde, ya que el brote del virus ya estaba fuera de control, se indicó en el informe televisivo. El programa militar solo estará en pleno funcionamiento en noviembre, precisó Ronnie Gamzu, responsable del gobierno en el combate contra el coronavirus.

Según el informe de televisión, incluso cuando el sistema del Home Front Command esté en su lugar y funcionando a plena capacidad, podrá rastrear los contactos de menos de la mitad de todas las nuevas infecciones en un brote de este tamaño.

La construcción del sistema requirió una amplia capacitación para los rastreadores y la instalación de la infraestructura, pero “esto no es simplemente un proceso de capacitación”, explicó el coronel Reli Margalit, jefe del equipo de rastreo del Comando del Frente Interior. “Estas son cantidades masivas de personas infectadas”.

Una sola entrevista de rastreo epidemiológico toma, como mínimo, de 30 a 40 minutos, estimó Omimah Cnaani, una enfermera epidemiológica que está ayudando a entrenar a los soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF, por sus siglas en inglés).

La semana pasada, hubo unos 1.400 marcadores de contacto activos, y el próximo mes se espera llegar a 2.000, pero los investigadores probablemente lidiarán con el doble de esa cantidad de infecciones por día.

Además de las entrevistas, los rastreadores deben encontrar y comunicar todos los contactos de las personas infectadas para ordenar su aislamiento.

Incluso con la máxima eficacia, el programa de rastreo de contactos será inadecuado, se apuntó de acuerdo a la investigación de Canal 12, que culpa al Ministerio de Salud por descuidar el sistema durante seis meses y no cortar las cadenas de infección cuando los números bajos lo hacían aún posible.

La cantidad de infecciones es abrumadora y la gran cantidad de personas obligadas a entrar en cuarentena después del contacto con personas infectadas está aplastando al país, señaló el informe. Por ejemplo, si hay 7.000 nuevas infecciones diarias y cada persona infectada entra en contacto con 10 personas, se ordenaría la cuarentena de 2,4 millones de israelíes cada mes. Israel tuvo alrededor de 7.000 nuevas infecciones por día durante la semana pasada.

Mientras tanto, el país no está realizando suficientes pruebas ni devolviendo los resultados de las pruebas a las personas con la suficiente rapidez. Por ejemplo, si alguien se hace la prueba y recibe un resultado positivo tres días después, es solo después de esos tres días que comienza la investigación epidemiológica, lo que significa que otras personas que puedan haber infectado podrían continuar propagando la enfermedad sin saberlo.

El informe también dijo que las medidas de rastreo tecnológico fueron un fracaso. Una aplicación móvil habría sido la solución más simple y efectiva, pero la aplicación “Magen” de Israel falló, principalmente porque la gente sospechaba de ella y no quería descargarla voluntariamente en sus teléfonos.

Existen tecnologías Bluetooth que pueden alertar a los usuarios cuando se encuentran cerca de un portador de virus, sin rastrear su ubicación, lo que probablemente hubiera sido más efectivo y menos invasivo.

Sin embargo, Israel decidió utilizar la tecnología de rastreo de ubicación de la agencia Shin Bet en su lugar, y el programa defectuoso a veces identificaba erróneamente a las personas como portadoras cercanas, lo que las obligaba a ponerse en cuarentena innecesariamente.

Los investigadores epidemiológicos en Bnei Brak, una ciudad densamente poblada, principalmente ultraortodoxa que fue golpeada especialmente por el virus, dijeron a la red que rápidamente entendieron que debían priorizar la velocidad sobre la minuciosidad en el rastreo de contactos.

“Si hiciste una investigación muy precisa, pero no fue rápida, entonces no tienes ninguna información relevante. Bien, tendrá más datos, pero no ayudará porque se perdió todas (las infecciones)”, explicó el investigador epidemiológico de Bnei Brak, Avi Cohen.

Cohen también sostuvo que las escuelas no deberían haberse cerrado, porque era fácil identificar rápidamente los brotes locales a través de los estudiantes y cortar las cadenas de infección.

“No hay problemas con la privacidad; sabemos exactamente dónde se encuentra cada estudiante de la clase. Puede cortar la cadena de infección en un minuto. Envíe un mensaje a los padres y cierre el caso. La clase entra en cuarentena y las cápsulas entran en cuarentena”, resumió Cohen.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat