Inicio ISRAEL Coronavirus/Israel. Se detendrá el rastreo de los pacientes a través del Shin Bet y se estanca la legislación

Coronavirus/Israel. Se detendrá el rastreo de los pacientes a través del Shin Bet y se estanca la legislación

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol/AJN.- La Agencia de Seguridad de Israel, conocida con la abreviación Shin Bet, detendrá su programa de seguimiento de los movimientos de los pacientes con coronavirus tras operar durante meses, después de que el gobierno decidiera el lunes congelar la legislación que permitiría continuar con la política.

La medida se tomó después de que los ministros del llamado “gabinete de coronavirus”, encargados de manejar la pandemia, no se pusieron de acuerdo sobre una versión del proyecto de ley a seguir, y después de que el jefe del Shin Bet, Nadav Argaman, les dijera que la agencia no creía que la continuación del programa fuera necesaria en este momento a la luz de los bajos índices de infección.

Los ministros dejaron abierta la opción de reanudar el trabajo en el proyecto de ley si las infecciones se disparan una vez más.

El Shin Bet está listo para detener todo el seguimiento en los próximos días.

El “gabinete de coronavirus” aprobó el avance de la Ley de Coronavirus, una polémica legislación que le otorga el completo control de poder al gobierno como medida de emergencia en caso de un nuevo brote. Ese proyecto de ley ha sido denunciado por los críticos como dando al estado amplios poderes que infringirían los derechos personales.

El proyecto de ley es una versión suavizada de la legislación propuesta anteriormente que provocó una indignación generalizada por dar a la policía el derecho de entrar en los hogares sin orden judicial, y por conceder algunos otros poderes al gobierno para suspender las normas normales en una emergencia. La sección que permite el ingreso de la policía a los hogares privados falta en la nueva versión. Mientras tanto, el Primer Ministro ya no puede declarar una emergencia por su cuenta, sino que debe tener la aprobación del gabinete.

El proyecto de ley también faculta al gobierno para aplicar cierres y ordenar la cuarentena de las personas, así como dar a la policía el poder de dispersar reuniones públicas bajo la amenaza de multas o incluso penas de prisión, aunque se conserva el derecho a manifestarse.

Los poderes especiales se conceden al gobierno por 45 días, pudiendo el Parlamento extender el período de emergencia cada 30 días hasta 10 meses.

El proyecto de ley será ahora discutido por el Comité Ministerial de Legislación, donde se espera que reciba el apoyo del gobierno antes de abrirse paso en la Knesset.

El programa de seguimiento del Shin Bet fue aprobado a través de las regulaciones de emergencia a mediados de marzo, pero la Corte Suprema de Justicia dictaminó en abril que no podía continuar más allá del 30 de abril a menos que se iniciara un proceso legislativo para cimentar la práctica en la ley. El tribunal concedió al gobierno el derecho de aprobar una extensión de las medidas de rastreo con la condición de que se iniciara el proceso legislativo, pero desde entonces el proyecto de ley ha sufrido repetidas demoras.

Según los informes de los medios de comunicación hebreos, Argaman dijo a los ministros que había “incomodidad” en el servicio de seguridad al seguir rastreando a las personas a través de sus teléfonos y datos de tarjetas de crédito en las condiciones actuales. Sin embargo, dijo que si había otro brote de virus la agencia estaba lista para actuar.

El rastreo, que utiliza datos de localización de teléfonos celulares, datos de compra de tarjetas de crédito y otra información digital, tiene como objetivo alertar y ordenar en cuarentena a las personas que estuvieron a menos de dos metros, durante 10 minutos o más, de alguien infectado con el virus en las dos semanas anteriores. El Ministerio de Salud puede pedir permiso al Shin Bet para usar el rastreo en un arreglo caso por caso después de que los pacientes son diagnosticados con COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Bajo las regulaciones de emergencia del gobierno, el Shin Bet no está autorizado a continuar usando los datos después de que el programa termine, aunque el Ministerio de Salud está autorizado a usar la información por 60 días adicionales para propósitos de investigación, presumiblemente para rastrear el camino del brote.

El primer ministro Benjamin Netanyahu dijo en la reunión del gabinete del coronavirus que el gobierno también estaba poniendo freno a la flexibilización de las restricciones de coronavirus, en medio de un aumento sostenido del número de casos en el país.

“Puede que ya estemos en medio de una infección que se duplica en menos de 10 días”, dijo. “Hemos decidido aplicar el ‘freno de mano’ en primer lugar, para detener la flexibilización [de las restricciones] y volver a examinar el tema durante la próxima semana”.

En la reunión, el Ministro de Salud Yuli Edelstein señaló que se habían identificado 800 nuevos casos en la última semana, en comparación con las aproximadamente 300 infecciones confirmadas en las dos semanas anteriores juntas.

El Ministerio de Salud informó el lunes por la mañana de 45 casos más diagnosticados desde la noche anterior, lo que eleva el total desde el inicio de la pandemia a 17.915. El número de muertes se mantuvo estable en 298.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat