Inicio ISRAEL Coronavirus. Israel implementará un cierre total durante dos semanas ante el incontrolable avance de la pandemia

Coronavirus. Israel implementará un cierre total durante dos semanas ante el incontrolable avance de la pandemia

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Según se informó a última hora del jueves, los ministros israelíes votaron a favor de imponer un bloqueo total en todo el país a partir de la próxima semana, ya que el país parece haber alcanzado nuevos niveles diarios de infecciones y muertes por COVID-19. El llamado «gabinete del coronavirus» apoyaron una propuesta para poner en marcha un cierre total durante dos semanas, después de lo cual se levantarán algunas restricciones, pero las escuelas permanecerán cerradas, según informes en hebreo.

El cierre, que probablemente comenzará a finales de la próxima semana, aún debe ser votado por el gabinete en pleno.

La votación se produjo cuando las cifras del Ministerio de Salud mostraron que 20 personas habían muerto entre las 10 a.m. y las 6 p.m. del jueves, elevando el número de fallecidos a 1.075. Hubo 22 muertes en las 24 horas anteriores al anuncio, superando el máximo anterior de 21 en un solo día.

También se registraron por primera vez más de 4.000 nuevas infecciones, con 4.015 contagiados reportados desde el miércoles por la noche hasta la noche del jueves.

El número de pacientes en estado grave se disparó a un récord de 488, con 143 de ellos con respiradores. Hubo 181 pacientes adicionales en condición moderada mientras que el resto de los casos fueron de israelíes que se sentían de menor a ningún síntoma.

El ministerio dijo que el miércoles se realizaron 44.964 pruebas, otro récord, pero la tasa de positivos se mantuvo en el 9,2%, cifra que se ha mantenido constantemente alta en los últimos días.

El primer ministro Benjamin Netanyahu dijo el jueves por la tarde que los jefes de los hospitales de Israel habían aconsejado al llamado gabinete de coronavirus que tomara medidas drásticas e inmediatas para frenar las altas tasas de infección antes de que los centros médicos se vean abrumados.

En una declaración publicada durante la reunión, Netanyahu dijo que el zar de los coronavirus de Israel, el Prof. Ronni Gamzu y varios jefes de hospitales levantaron una «bandera roja». «Dijeron que aunque el número de pacientes graves en Israel es todavía relativamente bajo, puede cambiar en un instante, entonces los hospitales no podrán tratarlos y habrá muchos [casos] graves y muchos muertos», dijo poco después de que el Ministerio de Salud publicara su última y sombría serie de estadísticas sobre el coronavirus.

«Dicen que hay que tomar medidas, pero debemos tomarlas con cuidado, no de forma imprudente», añadió, diciendo que los ministros discutirían el asunto durante «muchas horas» pero que aún así tomarían una decisión lo suficientemente pronto como para dar a los israelíes la oportunidad de «organizarse para las fiestas».

.

Según el Canal 12, Netanyahu expresó su apoyo a un bloqueo en todo el país durante todo el período de vacaciones de otoño, que comenzaría el próximo fin de semana y continuaría hasta el final de las vacaciones de Sucot el 10 de octubre.

El cierre que Netanyahu apoyó impediría a los israelíes viajar más allá de 500 metros de sus hogares y cerraría casi todos los establecimientos de sectores privados y públicos mientras que también cerraría las escuelas, dijo el Canal 12.

Gamzu ha propuesto un cierre menos restrictivo, que sólo prohibiría los viajes interurbanos en algunos días, con restricciones en las reuniones para el resto. También se planteó la posibilidad de un toque de queda nocturno, como una forma de permitir a los negocios seguir operando durante el día.

El ministro de Finanzas Israel Katz y el ministro de Economía Amir Peretz abogaron por la opción de un toque de queda nocturno más indulgente para no obstaculizar demasiado la economía, según el Canal 12.

Se informó que los ministros también estaban divididos en cuanto a las directrices para las reuniones de oración, con la aproximación de las Altas Fiestas, cuando los israelíes judíos normalmente llenan las sinagogas.

Los ministros ultraortodoxos Yaakov Litzman y Aryeh Deri presionaron a Netanyahu para que ideara una política separada que permitiera los rezos en espacios cerrados durante las fiestas, incluso si se establecía un cierre. Según se informó, pidieron que todas las sinagogas fueran tratadas como si estuvieran en locales «naranjas» en el plan de semáforos de Gamzu, que actualmente permite el hacinamiento en interiores de hasta 25 personas.

«Nos estás arruinando las fiestas», el Canal 12 citó a Litzman enfurecido con Netanyahu. «No estoy arruinando las fiestas, sino actuando para prevenir más infecciones», habría respondido el mandatario.

El jueves pasado, Gamzu presentó su plan al gabinete de coronavirus, recomendando restricciones más estrictas de movimiento desde el día anterior al Año Nuevo Judío, el 17 de septiembre, hasta el final del período de vacaciones de otoño, el 12 de octubre. Gamzu dijo a los ministros que espera que las medidas generalizadas reduzcan el número de casos diarios de sus actuales 3.500 a 600-700 infecciones – el nivel aproximado en que Israel se encontraba en el punto álgido de la primera ola de la pandemia.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat