Inicio ISRAEL CORONAVIRUS EN ISRAEL: SEGÚN ESTUDIO, LOS ANTICUERPOS COVID COMIENZAN A DISMINUIR EN LOS NIÑOS DESPUÉS DE SOLO 4 MESES

CORONAVIRUS EN ISRAEL: SEGÚN ESTUDIO, LOS ANTICUERPOS COVID COMIENZAN A DISMINUIR EN LOS NIÑOS DESPUÉS DE SOLO 4 MESES

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Hasta un tercio de los niños de Jerusalem probablemente estaban infectados con coronavirus , según un estudio que se publicará próximamente realizado en el Centro Médico Shaare Zedek. Sin embargo, un informe recientemente publicado por el mismo hospital indica que los anticuerpos neutralizantes entre los jóvenes que contraen el virus comienzan a disminuir después de tan solo cuatro meses.

Un equipo de médicos de Shaare Zedek, dirigido por el profesor Yechiel Schlesinger, completó recientemente un estudio único en su tipo en la sala de pediatría del hospital en colaboración con el Ministerio de Salud que mostró la prevalencia de anticuerpos contra el coronavirus entre los niños que llegaron al sala de emergencias para tratamiento.

Los resultados, según Schlesinger, “se pueden utilizar al tomar decisiones políticas para el país”.

Específicamente, el estudio que se publicó en Acta Paediatrica examinó a 1.138 niños menores de 18 años, con una edad media de 4,4, entre el 18 de octubre de 2020 y el 12 de enero de 2021. Encontró que de los niños que habían dado positivo por coronavirus durante ese período, casi un tercio (29%) no tenía anticuerpos neutralizantes.

“Un tercio fue probado hasta tres semanas después del inicio de la enfermedad y aparentemente aún no había desarrollado anticuerpos”, explicó Schlesinger. Pero los otros dos tercios habían contraído la enfermedad más de cuatro meses antes y parece que sus anticuerpos habían disminuido.

“El estudio mostró [que los niños] alcanzan un nivel máximo de anticuerpos hasta tres meses después del diagnóstico”, dijo. “Posteriormente, se observó una disminución cuantitativa significativa de los anticuerpos, más que en los adultos. Estos hallazgos pueden indicar que los niños tienen una respuesta inmune a largo plazo más débil “.

Según Schlesinger, la desaparición de los anticuerpos no significa que estos niños no estén protegidos, pero “hace que uno se pregunte sobre su protección”, dijo. Este es especialmente el caso porque estudios separados han demostrado que la correlación entre la probabilidad de infección es mayor a medida que disminuyen los niveles de anticuerpos.

El estudio también podría tener implicaciones significativas para comprender la inmunidad colectiva, para la posibilidad de una recurrencia de una ola de reinfección y para las consideraciones de vacunación para los niños pequeños, dijo.

Otro hallazgo interesante del estudio es que se descubrió que el 10% de los niños tenían el virus, aunque el 41% de esos niños tenían alguna exposición conocida y sabían que habían estado enfermos.

Schlesinger dijo que el hospital ha continuado el estudio y que un estudio posterior realizado en junio y julio de 2021, que se está redactando ahora pero aún no se ha publicado, encontró que el porcentaje de niños en Jerusalén que tenían el virus se ha disparado desde 10% a 30% o incluso un poco más.

Los ministerios de Salud y Educación lanzaron el lunes una serie de pruebas serológicas entre estudiantes de vecindarios haredi (ultraortodoxos) para determinar el porcentaje de niños que ya podrían haber tenido corona. Los ministerios han sugerido que esperan que entre un 25% y un 30% se hayan infectado. Aquellos niños que tengan anticuerpos recibirán un Pase Verde y estarán exentos de entrar en aislamiento si un miembro de su clase se enferma.

Finalmente, el estudio mostró que la apertura de escuelas no incrementó las tasas de contagio entre los niños, ya que no hubo sobreprevalencia de anticuerpos en los niños que por diversas razones continuaron visitando instituciones educativas durante los periodos de cierre, en comparación con los niños que me quede en casa. Además, no hubo cambios en la morbilidad cuando el país comenzó lentamente a reabrir escuelas.

“Cuando llegaron los niños y sabían que tenían la enfermedad, les preguntamos si sabían cómo estaban expuestos”, explicó Schlesinger. “Solo alrededor del 10% pensó que lo consiguieron en la escuela.

Destacó que los niños involucrados en el estudio eran niños que acudieron a la sala de emergencias no por COVID sino por otras razones, ya sea neumonía, un dedo roto o apendicitis. Además, el estudio representó una muestra representativa de la población de Jerusalén, pero no indica si se vería lo mismo en Tel Aviv o en Haifa.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat