Inicio ISRAEL Ben & Jerry’s cancela plan para detener ventas en Israel

Ben & Jerry’s cancela plan para detener ventas en Israel

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Ben & Jerry’s dejará de boicotear a Israel, según anunció el miércoles su empresa matriz, Unilever, tras llegar a un acuerdo con el licenciatario israelí de la compañía de helados.

Unilever vendió todos sus intereses comerciales de Ben & Jerry’s en Israel a Avi Zinger, propietario del licenciatario, American Quality Products Ltd., permitiéndole vender Ben & Jerry’s con sus nombres en hebreo y árabe en todo el territorio de Israel soberano y Judea y Samaria.

La empresa de helados, con sede en Vermont, anunció el pasado mes de julio que no permitiría la venta de sus productos a los israelíes en Cisjordania. El boicot, en efecto, era contra todo Israel, debido a las leyes locales contra la discriminación basada en la ubicación que no habrían permitido a Avi Zinger, el concesionario israelí, limitar sus ventas a un lado de la Línea Verde.

Tras el anuncio de Ben & Jerry’s, las organizaciones judías y pro-israelíes tomaron medidas, protestando por la decisión y tratando de encontrar formas legales de evitarla. Varios estados que tienen leyes destinadas a desalentar el BDS iniciaron el proceso de desinversión o de dejar de comprar productos de Unilever.

Además, el Ministerio de Asuntos Exteriores entabló negociaciones con Unilever, y el Centro Louis D. Brandeis para los Derechos Humanos bajo la Ley representó a Zinger en una demanda presentada en el Tribunal de Distrito de Nueva Jersey.

El acuerdo de adquisición de Ben & Jerry’s por parte de Unilever permitía al consejo de administración de la empresa de helados determinar su «misión social», mientras que la empresa matriz era responsable de sus decisiones financieras y operativas.

Unilever buscó una solución que revirtiera el boicot a Israel, al tiempo que mantenía su compromiso con el consejo de Ben & Jerry’s en Vermont.

La junta sigue siendo libre de mantener su posición política contra los asentamientos israelíes, pero no puede impedir que Zinger venda helados de Ben & Jerry’s en virtud del nuevo acuerdo.

«Unilever ha aprovechado la oportunidad del año pasado para escuchar las perspectivas sobre este complejo y delicado asunto y cree que este es el mejor resultado para Ben & Jerry’s en Israel», declaró la empresa.

«Unilever rechaza completamente y repudia inequívocamente cualquier forma de discriminación o intolerancia. El antisemitismo no tiene cabida en ninguna sociedad. Nunca hemos expresado ningún apoyo al movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) y no tenemos intención de cambiar esa posición.»

Unilever también señaló que han invertido más de mil millones de shekels en sus negocios en Israel.

«Esperamos seguir haciendo una contribución positiva a la economía y la sociedad de Israel durante muchas décadas, y esperamos que israelíes y palestinos puedan llegar a una resolución pacífica de su conflicto», dice el comunicado.

Zinger agradeció a Unilever por resolver el asunto y oponerse al BDS.

«No hay lugar para la discriminación en la venta comercial de helados», dijo Zinger. «El BDS ha perdido. Ahora tengo el derecho de vender Ben & Jerry’s usando su nombre hebreo y árabe… para siempre. Esto es una victoria para los que buscan la cooperación y la coexistencia, y una rotunda derrota para la discriminación.»

El ministro de Asuntos Exteriores, Yair Lapid, y la ministra de Economía, Orna Barbivai, elogiaron la decisión de Unilever, que «no solo garantiza la protección de la fábrica de Ben & Jerry’s en Israel y de su variado personal, sino que los clientes de la empresa, judíos y musulmanes, israelíes y palestinos, no serán objeto de ataques por una campaña de deslegitimación contra Israel.»

«Se trata de una importante victoria de los valores contra la discriminación y el antisemitismo que está en el centro de la campaña de boicot a Israel», añadieron los ministros.

Lapid discutió el asunto con el director general de Unilever, Alan Jope, y con Zinger en los últimos días.

A principios de este mes, el inversor activista Nelson Peltz se incorporó al consejo de administración de Unilever, después de que su empresa de inversión Trian Fund Management LP, comprara una participación del 1,5% en la compañía.

Peltz es filántropo y copresidente honorario de la junta del Centro Simon Wiesenthal, que incluyó a Unilever en su lista de los 10 principales antisemitas del mundo para 2021, después de que Ben & Jerry anunciara que dejaría de vender helados en los asentamientos.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat