Inicio ISRAEL Aprovechando la diversidad de antecedentes, Fleur Hassan-Nahoum trata de aportar unidad y cohesión a la agencia

Aprovechando la diversidad de antecedentes, Fleur Hassan-Nahoum trata de aportar unidad y cohesión a la agencia

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- El principal reto para el pueblo judío no es cómo reza todo el mundo, sino que son los no afiliados los que constituyen nuestro mayor desafío: los desconectados, los apáticos, los desvinculados, los jóvenes judíos totalmente desinteresados por su herencia y por Israel, dice la teniente de alcalde de Jerusalem.

Creada en 1929, la Agencia Judía es anterior al propio Estado y actuó como agente central en su establecimiento y desarrollo. En la actualidad, facilita la aliá a Israel, además de la absorción de inmigrantes y financia programas en Israel y en toda la diáspora judía. «Su historia y su impacto son inconmensurables en el Estado de Israel», dijo Hassan-Nahoum a JNS.

El anterior presidente, Isaac Herzog, dejó recientemente el cargo al convertirse en el undécimo presidente de Israel este verano, tras el mandato de siete años de Reuven Rivlin.

Por ahora, Yaakov Hagoel ejerce de presidente en funciones de la Agencia Judía. Tradicionalmente, el primer ministro sugiere un candidato, que debe ser aprobado por nueve de los diez miembros del comité de selección (que incluye a Hagoel y a otros representantes de la Organización Sionista Mundial, Keren Hayesod y las Federaciones Judías de Norteamérica), y con la confirmación unánime del consejo de administración. El sucesor elegido tendrá un mandato de cuatro años.

El comité se reunirá con todos los candidatos y transmitirá el nombre de un candidato aprobado a la Junta de Gobernadores a mediados de octubre. No está obligado a votar por la elección del primer ministro, aunque solo ha rechazado una selección de este tipo, cuando el comité rechazó la elección del entonces primer ministro Benjamin Netanyahu del ministro del Partido Likud Yuval Steinitz en 2018.

JNS se sentó con Hassan-Nahoum para hablar de por qué cree que es la mejor persona para el puesto. Este artículo ha sido editado para mayor brevedad y claridad.

P: ¿Qué aporta usted para ser la más adecuada para el puesto?

R: En primer lugar, fui judía de la diáspora hasta hace 20 años, por lo que entiendo la mentalidad de la diáspora y tengo una empatía total y una comprensión única de sus retos.

En segundo lugar, soy inmigrante, y la Agencia Judía sigue siendo la organización que trae a los inmigrantes al Estado de Israel, una empresa continua e incluso nuestra razón de ser. Jerusalem absorbe el mayor número de inmigrantes al año, a muchos de los cuales acabo ayudando de un modo u otro. Entiendo a los nuevos inmigrantes, sus retos y lo que podría ayudarles a que su alía fuera más exitosa. Al trabajar con la diáspora y la aliá, también ayuda el hecho de que hablo varios idiomas, un paquete que puede llevar a la agencia al siguiente nivel en su desarrollo.

Por último, además de haber sido recaudadora de fondos durante 12 años y abogada, antes de eso, me convertí en consultora de organizaciones que quieren tener más éxito en la recaudación de fondos y el compromiso. Este es exactamente el conjunto de habilidades que la Agencia Judía está buscando: alguien que pueda atraer a un nuevo público, que pueda atraer el compromiso de los jóvenes y ayudarles a hacer el trabajo que hacen.

P: En esta próxima fase de desarrollo de la Agencia Judía a la que se refiere, ¿qué haría de forma diferente o mantendría lo mismo si se le
concediera el cargo?

R: Una de las cosas que mantendría igual es la prioridad de la organización en el compromiso de la diáspora con Israel, que la Agencia Judía cambió hace años en una evolución muy sabia. Ese enfoque era necesario entonces y lo sigue siendo hoy.

Sin embargo, para llevar a la agencia al siguiente nivel, tenemos que entender cómo involucrar a la nueva generación de manera efectiva, los jóvenes que están principalmente impactados digitalmente. Tenemos que comunicarnos con ellos para atraerlos, inspirarlos y entusiasmarlos.

También pediría al gobierno que mejorara los programas de absorción para los olim, no estamos pensando con suficiente creatividad en cómo mejorar la vida de los inmigrantes, ayudándoles a encontrar buenos trabajos, escuelas, etc. y tenemos que estar mucho más comprometidos y ser más sensibles al proceso de absorción.

P: ¿Cómo ve la brecha entre Israel y los judíos de la diáspora? ¿Qué cree que se puede hacer para salvar esa brecha?

R: Como israelí desde hace 20 años, entiendo la importancia de la relación entre Israel y la diáspora. No creo en la mentalidad de «nosotros contra ellos»; somos un solo pueblo. Sí, somos un pueblo que vive en lugares diferentes, con mentalidades y retos distintos, pero en última instancia, somos uno. Y si asimilamos este hecho, los desacuerdos pueden considerarse como algo entre cualquier familia normal. Tenemos que asegurarnos de que la diáspora entienda que la vemos como un solo pueblo con nosotros y hacer todo lo posible por abrazar a todas nuestras comunidades, estemos o no de acuerdo con ellas.

Para salvar la brecha, la diáspora debe comprender la riqueza, el pluralismo y la diversidad de Israel. En la actual cultura tóxica de la interseccionalidad, muchos judíos de la diáspora se sienten por la encarnación del colonialismo blanco, y eso se debe a la falta de comprensión de nuestra historia y nuestra diversidad. Para inspirar a la nueva generación con nuestra increíble herencia y cerrar esa brecha, debemos comunicar lo mejor de todo lo que tenemos que ofrecer en nuestra increíble diversidad de orígenes, opiniones y creatividad en este país.

En mi trabajo, hablo con muchos estudiantes, y lo más importante que quiero que se lleven es el orgullo de nuestra increíble historia y nuestros logros. Somos el único pueblo que consiguió resolver nuestra propia crisis de refugiados tras un genocidio. Somos un pueblo especial. Para salvar la brecha, espero imbuir a otros de la misma pasión que tengo por nuestro pueblo, a pesar de los problemas que debemos solucionar.

P: Usted ha dicho anteriormente que comprende la sensibilidad de vivir como minoría judía, con sus dificultades y dilemas. ¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta la comunidad judía mundial hoy en día?

R: Al igual que la diáspora no entiende del todo a Israel, Israel no entiende a la diáspora, su vida comunitaria y lo que significa ser una minoría. En los últimos años, y especialmente en América y Europa, ha habido un aumento del antisemitismo. Los judíos son atacados en las sinagogas, en las calles por llevar una kipá, y ha sido un shock para muchos.

En julio, dirigí una misión israelí de solidaridad con las comunidades de la diáspora con Gesher a Nueva York. Fuimos para saber cuáles eran los retos y cómo podíamos ayudar. El hecho de que estemos viendo un resurgimiento del antisemitismo en Estados Unidos -la tierra de la libertad y el crisol de la sociedad- es muy preocupante, y tenemos que ayudar a estas comunidades a sentirse más seguras de nuevo.
Otro de los principales retos para el pueblo judío no son las distintas corrientes del judaísmo y la forma de rezar de cada uno, sino los no afiliados, que son nuestro mayor reto: los desconectados, los apáticos, los desvinculados, los jóvenes judíos totalmente desinteresados por su herencia y por Israel.

P: ¿Cómo puede promover la unidad y la cohesión, y por qué es usted la persona adecuada para hacerlo?

R: Con mi capacidad, pasión, energía y creatividad. Estoy a caballo entre muchos mundos que hay que unir. Soy sefardí, latina, anglo, mujer, liberal, feminista y hablo varios idiomas.

Comprendo las sensibilidades de muchos grupos, y creo que todo el que quiera fortalecer al pueblo judío es bienvenido en la tienda judía. La diversidad forma parte de la belleza del pueblo judío, y estoy orgullosa de que tengamos tantos tipos de personas, lenguas y culturas diferentes; pero al mismo tiempo, compartimos la misma herencia.

P: Hemos hablado varias veces sobre la importancia de las mujeres en los puestos de liderazgo político. Usted ha compartido su creencia de que ser mujer es una fortaleza, que las mujeres tienen cualidades y habilidades impregnadas de inteligencia emocional, empatía y la capacidad de dedicarse a una causa superior. ¿En qué medida estos rasgos son vitales para la directora de la Agencia Judía?

R: La Agencia Judía es la mayor agencia judía del mundo, que representa a todos los judíos. Las mujeres son constructoras de consenso por naturaleza, y ser empáticas, pensar en tantas personas diferentes con tantas necesidades, sería una ventaja para el papel. Las mujeres son unificadoras por naturaleza -lo hacemos todos los días- y esto podría aplicarse para unir a todo el pueblo judío.

Fuente: ELIANA RUDEE – JNS.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat