Inicio INTERNACIONALES Polémica por el posible cierre de instituto alemán que realiza importante investigación sobre los diarios de Ana Frank

Polémica por el posible cierre de instituto alemán que realiza importante investigación sobre los diarios de Ana Frank

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Cientos de intelectuales, ex becarios y docentes del instituto de estudios avanzados en humanidades y ciencias sociales Lichtenberg-Kolleg de Alemania transmitieron su rechazo a la intención del gobierno germano de cerrar esa institución que en los últimos años trascendió por una importante investigación que realizaba sobre el Diario de Ana Frank.

El hecho tuvo tal repercusión que la historiadora israelí Fania Oz-Salzberger, hija mayor del escritor y Premio Nobel Amos Oz, hizo un llamado a las autoridades alemanas para impedir el cierre de “una pequeña estrella brillante de la investigación y el aprendizaje humanístico”

“En medio de todas las muchas cosas valiosas que actualmente se están escapando de nuestros mundos plagados de pandemias, una institución universitaria apenas se encuentra en primer plano. Pero aquí estoy, una historiador israelí, y me dirijo a ustedes, lectores de todo el mundo, con una solicitud sincera, y hago un llamamiento a la República Federal de Alemania: Impedir el cierre de una pequeña estrella brillante de la investigación y el aprendizaje humanísticos en Alemania: la Gotinga. ¡Universidades de Lichtenberg!” comenzó su carta pública.

En noviembre, las autoridades de la Universidad Gotinga “de manera sucinta y dura”, según apuntó Oz-Salzberger, anunciaron el cierre del instituto. “La carta estaba fechada el 9 de noviembre, ciertamente no una elección consciente del aniversario de la noche del pogromo, pero quizás un signo de la erosión de la memoria burocrática en una universidad educativa alemana”, expresó.

“Soy miembro del consejo asesor académico internacional de la facultad y, junto con destacados científicos de Europa, América, India e Israel, decidimos por unanimidad declarar la guerra a esta decisión. Tenemos la incómoda sensación de que algo más y alarmante está sucediendo detrás de la coartada de las dificultades financieras”, sostuvo la historiadora.

En su mensaje, la hija de Amos Oz manifestó que “es difícil entender que uno de los pocos centros de investigación en humanidades y ciencias sociales sobresalientes y verdaderamente cosmopolitas en Europa -la universidad lo reconoce- está siendo ‘arrojado a los cerdos’, para usar la frase de Lutero”.

Asimismo explica que el instituto, originalmente inspirado por Wissenschaftskolleg en Princeton y Berlín, abarca las ciencias sociales y las humanidades. Además, opera en campos de investigación multidisciplinarios, por ejemplo, las habilidades cognitivas de los primates. La universidad ahora se ha puesto al día con sus ilustres modelos a seguir con una sociabilidad, brillantez y vivacidad únicas, en una comunidad humana de académicos que se encuentran al principio, en la mitad y al final de sus carreras, personas con diversas biografías y antecedentes, incluso de culturas académicas desfavorecidas.

“Destacado en el campo de la historia de las ideas, especialmente la Ilustración, y desde hace varios años con la integración interdisciplinaria de los estudios judíos, el colegio ha logrado crear una rara mezcla de excelencia y diversidad. En una era antiintelectual, es un lugar que puede nutrir y apoyar a los intelectuales”, resaltó Oz-Salzberger.

En este contexto, la historiadora expresó que como “erudita viajera y oradora público”, vio de primera mano “el estallido del nuevo populismo, racismo y antisemitismo europeos de los últimos diez años”. “Lo he visto escabullirse de las calles y los bordes de Internet en el discurso público e incluso en las instituciones académicas”, señala.

“El director del colegio, el distinguido historiador holandés Martin van Gelderen, es uno de los dos directores de un proyecto de investigación y edición en curso sobre los diarios de Ana Frank. Observo debidamente que la universidad, un tanto vagamente, promete mantener vivo este proyecto científico. Pero cuán segura es la memoria de Ana Frank cuando el contexto inmediato, esta fina interfaz intelectual entre humanismo y cosmopolitismo, dos conceptos que están tan fatalmente vinculados a acusaciones pasadas contra los judíos de Europa, es lo suficientemente débil como para simplemente borrarlo”, señaló en otro tramo del documento.

La historiadora israelí aclaró que está familiarizada con la vida académica y la política cultural de Alemania. “Cuando todo va bien y la economía está en auge, los gobiernos y las universidades han sido genuinamente generosos y comprometidos con nuestros objetivos comunes. Lo que me temo, sin embargo, es la velocidad y la brusquedad del cambio de sentido tan pronto como las nubes comienzan a aparecer en el cielo financiero”, expresó.

“No saquen conclusiones equivocadas: la pequeña universidad es muy barata en comparación con las instituciones y facultades de ciencias naturales de Gotinga. El cierre de la universidad le ahorrará un poco de dinero a la universidad, y se jugará su historia, sus amplias perspectivas y su visión de las estrellas. Se arriesga a curar el cuerpo universitario borrando su alma”, graficó.

Al respecto advirtió que “la herencia intelectual de Europa, en la que judíos y alemanes tienen una participación enorme, está expuesta a nuevos peligros todos los días, tanto de la izquierda radical como de la extrema derecha”, por lo que insistió en que “si el humanismo y el universalismo todavía significan algo, se debe hacer todo lo posible para mantenerlos vivos”.

Fania Oz-Salzberger es profesora emérita de historia en la Universidad de Haifa, en Israel, y entre sus numerosas publicaciones se encuentran “Translates the Enlightenment” (1995). Junto con su padre Amos Oz, publicó “Judíos y palabras” (2012).

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat