Inicio INTERNACIONALES Netanyahu niega haber sorprendido a Trump con la oferta de anexión de Israel

Netanyahu niega haber sorprendido a Trump con la oferta de anexión de Israel

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- El líder de la oposición y ex primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, negó que sus planes de anexión de partes de Cisjordania no estuvieran coordinados con la administración Trump, como sostiene el ex asesor principal del presidente estadounidense, Jared Kushner.

«La alegación de que el primer ministro Netanyahu sorprendió a Jared Kushner y al [ex] presidente [Donald] Trump al anunciar la intención de Israel de aplicar la ley israelí al 30% de Judea y Samaria previsto en el plan de Trump como territorio israelí soberano es completamente falsa», expresó el jueves un portavoz de Netanyahu.

Inmediatamente después de que la administración Trump presentara su «Visión para la Paz» en enero de 2020, Netanyahu dijo que llevaría la extensión de la soberanía israelí a partes de Cisjordania a una votación del gabinete la semana siguiente. El entonces embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, explicó a los medios de comunicación que Israel podría empezar a trabajar hacia la anexión en el momento en que completara su proceso interno.

Pero en el libro Rompiendo la historia: A White House Memoir, Kushner escribió que él y Trump se sorprendieron por esas declaraciones.

«Resultó que Friedman había asegurado a Bibi (Netanyahu) que conseguiría que la Casa Blanca apoyara la anexión de forma más inmediata, pero no me lo había transmitido a mí ni a nadie de mi equipo», escribió Kushner.

Netanyahu, sin embargo, dijo que él y Trump intercambiaron cartas el día antes de la ceremonia de presentación del plan de paz de Trump.

«La carta del presidente Trump dejaba claro que Estados Unidos apoyaría la declaración de soberanía de Israel sobre este territorio, y la carta del primer ministro dejaba claro que Israel avanzaría con una declaración respecto a la soberanía ‘en los próximos días’», aseguró el portavoz de Netanyahu.

La oficina de Netanyahu no quiso facilitar copias de las cartas a The Jerusalem Post, pero una fuente con conocimiento de los hechos confirmó su existencia.

En las cartas se mencionaba la inmediatez del plan de soberanía, aunque las interpretaciones diferían claramente en cuanto a si eso significaba en días, semanas o más tiempo. De hecho, Netanyahu sólo aceptó respaldar el plan de paz con esa condición.

Además, Trump señaló: «Estados Unidos reconocerá la soberanía israelí sobre el territorio que mi visión prevé que sea parte del Estado de Israel. Muy importante».

Esto demuestra, según el portavoz del líder de la oposición israelí, que «la acusación de que el primer ministro Netanyahu sorprendió al presidente Trump y a su personal con un anuncio no coordinado sobre el avance de la soberanía, y que tal anuncio subvertía el plan de paz, es totalmente infundada».

Kushner detalló en su libro que vio el discurso con antelación, y que fue él quien se lo entregó a Trump para que lo lea antes de pronunciarlo, lo que significa que ambos vieron que decía que la soberanía «puede alcanzarse inmediatamente» cuando habría un mapa detallado. Friedman, a quien Kushner acusó esencialmente de trabajar a sus espaldas, no participó en la redacción del discurso.

Las tensiones entre el gobierno de Trump y Netanyahu sobre la cuestión de la anexión continuaron durante los meses siguientes, según el relato de Kushner, porque Washington trató de exigir concesiones para los palestinos de Jerusalem que Netanyahu no les daría. Friedman expresó que Netanyahu estaba dispuesto a comprometerse a que no hubiera construcciones israelíes fuera de las zonas de Cisjordania que el plan de Trump destinaba a la soberanía israelí. Kushner no mencionó ese acuerdo.

Kushner y otros funcionarios estaban tan preocupados de que Netanyahu procediera a la anexión de forma unilateral que transmitieron al primer ministro que, si lo hacía, «no había garantía de que nuestra administración bloqueara las sanciones internacionales contra Israel que podrían seguir.»

Finalmente, Netanyahu aceptó dar marcha atrás en la anexión cuando los Emiratos Árabes Unidos normalizaron sus relaciones con Israel.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat