Inicio INTERNACIONALES Argentina. El presidente del Yad Vashem asistirá al Foro Latinoamericano de Combate al Antisemitismo en Buenos Aires

Argentina. El presidente del Yad Vashem asistirá al Foro Latinoamericano de Combate al Antisemitismo en Buenos Aires

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- El presidente de Yad Vashem, la institución israelí constituida en memoria de las víctimas del Holocausto, Dani Dayan, en diálogo con la Agencia de Noticias AJN, brindó detalles sobre su nuevo cargo en el marco de su próxima visita a la Argentina para el Foro Latinoamericano de Combate al Antisemitismo donde participarán más de cuarenta legisladores, jueces y funcionarios de toda la región. El evento, que tendrá lugar en Buenos Aires el próximo 17 y 18 de julio, es una iniciativa del Congreso Judío Latinoamericano y el Ministerio de Asuntos Exteriores del Estado de Israel, en conjunto con la Latino Coalition for Israel, Combat Antisemitism Movement (CAM) y Hatzad Hasheni.

¿Qué significa para usted, como dirigente, presidir la Yad Vashem?

Ante todo es una enorme responsabilidad, cuando llegue el primer día que llegue como presidente visite nuestro campus. Tenemos un museo de arte que de por sí es algo increíble que un judío que, cuando los nazis trataron de sacarle toda humanidad, siguieron creando arte. Algunas de sus obras sobrevivieron. Allí vi una inscripción a la salida del museo de una pintora judía polaca, ella decía en su testamento, el cual sobrevivió junto con sus obras de arte: «Yo no voy a sobrevivir. Quiero dejar mis obras de arte al museo judío que se va a establecer después de la guerra» durante el Gueto de Varsovia en 1942. Cuando yo veo esa inscripción en la pared del museo, lo tome personalmente: «Lo que esperamos que el pueblo judío haga después de la guerra es recordarnos». Esa es mi misión personal, no hay honor y responsabilidad más grande que esa.

¿Cómo está el mundo frente a este acto de responsabilidad que debe tener la humanidad frente a la shoá (holocausto)?

Yo creo que la conciencia de la shoa crece, hoy hay más conciencia, más interés y más recuerdo de lo que sucedió en la shoa que hace treinta años. Por ejemplo, el día internacional del recuerdo del holocausto, el 7 de enero, fue establecido en el siglo 21, al igual que la alianza internacional del recuerdo del holocausto, de la cual también Argentina forma parte, junto con otros 34 miembros, conferencias internacionales como la que recientemente convenio el primer ministro de Suecia, son cosas que no existían en el siglo pasado pese a que estábamos más cerca de los eventos. Por otra parte, no nos podemos olvidar que estamos acercándonos a la edad en la que no va a haber testigos ni sobrevivientes de la shoa, eso puede hacer que todos los negacionistas y distorcionistas van a levantar sus cabezas y vamos a tener que combatirlo.

Respecto a este tema, la educación juega un papel fundamental para aquellos países que si adhirieron, por ejemplo la Argentina, que es el único país en la región que lo hizo. ¿Por qué no el resto de los países? ¿Cuál es el camino para que se sumen aquellos que no lo hicieron?

Así es. No sé realmente cuáles son las motivaciones de los otros países latinoamericanos, pero tengo que agregar que Brasil es observador en la alianza, y ser observador es el primer paso obligatorio para ser miembro, por lo que espero que el año que viene o el siguiente Brasil se sumará a la Argentina como miembro de Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA por sus siglas en inglés), la cual Israel presidirá en el año 2025 cuando se conmemoren los 80 años del final de la shoa, de la Segunda Guerra Mundial y de la liberación de Auschwitz. Argentina tiene una posición de avance en esas cosas, y en mi visita próxima a Buenos Aires reanudaré la firma de un convenio con el ministro de Educación argentino sobre intercambio y especialistas y entrenamiento de maestros y profesores argentinos para enseñar mejor la historia del Holocausto.

¿Qué puede decirnos sobre Polonia?, hay idas y vueltas sobre este tema

Hace unos días regresé de Auschwitz, donde hablé en una conmemoración por el 75 aniversario del establecimiento del Museo en Auschwitz Birkenau y como siempre fue una experiencia muy difícil pero también importante. Como dijiste hay altibajos, hace unos días se acordó que Polonia va a nombrar un embajador en Israel, lo que hace casi un año que no tiene, y el embajador israelí que está en Varsovia va a entregar sus cartas credenciales al presidente polaco para convertirse en un embajador con plenos privilegios y funciones. Pero es cierto que hay discrepancias en el tema histórico, en la actuación del pueblo polaco durante la shoa. Nosotros en Yad Vashem somos los guardianes de la exactitud histórica, también cuando eso es a cuenta de los intereses diplomáticos de Israel, a nosotros los únicos que nos interesa es la exactitud histórica y en eso no hacemos concesiones. Dicho eso, hay distintos fenómenos y corrientes que se ven en Polonia, pero nosotros vamos a seguir exigiendo lo más importante para nosotros, ser fieles y leales a la verdad histórica.

Cuando en Polonia retiran el cartel de la fábrica de Schindler o demás cuestiones que daban registro de la época es un dolor inmenso, pero no creo sea posible hacer algo al respecto. ¿Esto es así?

Como dije, hay cosas que no dependen de nosotros y dependen del gobierno polaco, pero eso no quiere decir que nos quedemos callados. Nosotros vamos a decir nuestra verdad.

En pocos días se recuerda un nuevo aniversario del Atentado a la AMIA y vamos a contar con su presencia, en el marco de un foro de combate en contra del antisemitismo. ¿Cuál es su reflexión al respecto?

Personalmente, volver a Buenos Aires, como presidente de Yad Vashem, es muy especial para mí y estoy muy agradecido al Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel y al Congreso Judío Latinoamericano, los dos patrocinadores del evento, por haberme invitado a un espacio tan prestigioso. Con respecto a la pregunta digo Lo que les digo a todos los líderes que llegan a Yad Vashem, y la semana que viene antes del viaje a Buenos Aires tenemos dos, el primer ministro austríaco y después el presidente de los Estados Unidos. Les digo siempre lo siguiente: El antisemitismo está levantando su cabeza en todo del mundo. No estoy diciendo que estamos en la Europa de los años’30. Estamos lejos de eso. Pero hay una gran diferencia entre nosotros, nuestras generaciones contemporáneas y las generaciones de aquellos días, judías y no judías. La diferencia es que nosotros no tenemos el lujo de decir “no puede pasar”. Nosotros tenemos la experiencia y sabemos que puede pasar. Por lo tanto, el deber de todos los líderes mundiales, no judíos, de los distintos países, los líderes intelectuales, políticos, de la sociedad cívica, es confrontar decisivamente el antisemitismo inmediatamente, cuando muestra sus primeras señales. Porque nosotros sabemos lo que la generación los’30 no sabía o podía no entender, y es que el antisemitismo se puede convertir en dimensiones monstruosas.

¿Atentados en Argentina es igual a antisemitismo, tanto a la AMIA como a la embajada?

En los dos sucesos la responsabilidad es iraní, está en Teherán. Y cuando en Teherán dicen que van a borrar a Tel Aviv del mapa, hay que entender que no se refieren a los edificios de Tel Aviv, se refieren a los judíos de Tel Aviv. Por lo tanto, es un dicho totalmente antisemita.

¿El contexto del atentado entra en esa calificación?

Sí. Y también en lo que respecta a la negación del Holocausto. Ningún líder mundial hoy, fuera de Teherán, va a negar el Holocausto. Lamentablemente en Teherán todavía lo hacen.

Cuando un avión llega a un país como cualquier otro, ¿hay una ingenuidad de los países respecto al accionar de Irán?

No creo que ingenuidad, pero algunos países simulan ingenuidad. Pero la posición oficial de Israel es que está satisfecho con la actuación argentina en este evento.

En tu carácter de argentino ocupando un rol tan importante en el mundo, ¿Cuál es tu mensaje en este aniversario, tocando tierras latinoamericanas?

Para mí va a ser en muchos sentidos cerrar un circuito que empecé en Argentina, donde nací. Después hice aliá, y vuelvo ahora como presidente del Yad Vashem. Y me da mucha satisfacción. En las últimas semanas, visitaron el Yad Vashem muchos argentinos de alta jerarquía, como el ministro del Interior, encabezando una delegación con tres ministros, gobernadores, después el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Así que veo con mucha satisfacción el interés y la sinceridad de los argentinos de todos los colores y partidos políticos por recordar y respetar la memoria del Holocausto y combatir el antisemitismo.

Agenda

Durante su visita, el presidente de Yad Vashem confirmó que mantendrá encuentros con:

-El Presidente de la Nación

-El Ministro de Interior

-El ministro de Educación

-Jefe de Gobierno CABA

Aún no se han confirmado los días de las reuniones.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat