Inicio Congreso Judío Latinoamericano CJL: Hacia una nueva normalidad en Oriente Medio y el Magreb

CJL: Hacia una nueva normalidad en Oriente Medio y el Magreb

Por Iton Gadol
0 Comentario

Por Claudio Epelman*

Las características singulares de este año tornan algo difusa la percepción del tiempo. Parece que hubiesen pasado pocos días y no cuatro meses desde que en forma simultánea y con júbilo, Israel y los Emiratos Árabes Unidos anunciaran que se disponían a normalizar sus relaciones diplomáticas.

Quienes seguimos los procesos de Medio Oriente, evitamos en ese momento la originalidad y no dudamos en utilizar la palabra “histórico” para adjetivar a este acuerdo. Las comunidades judías, la gran mayoría de la comunidad internacional, y la misma ONU lo calificaron como “una oportunidad para la paz” y fue tan cierto que, en tiempo récord, varias naciones árabes la aprovecharon. Muy pronto, a los Emiratos los siguió Bahréin, más tarde Sudán y ahora llegó el turno de Marruecos para anunciar el establecimiento de relaciones diplomáticas con Israel.

Este último caso tiene algunas singularidades. En Marruecos se estableció una comunidad judía hace más de 2.000 años que a principio del siglo XX llegó a contar con más de 250.000 miembros. Al igual que en el resto del norte de África y Medio Oriente desde 1948, año en que se constituyó el Estado de Israel, esa gran población judía sufrió una drástica reducción, alcanzando hoy unas 2.500 personas.

Sin embargo, el hecho de que muchos judíos hayan decidido emigrar a Israel, no significa que se hayan llevado consigo lo aportado al país en el que vivieran. Muy por el contrario, la herencia judía quedó amalgamada a la historia y a la cultura de Marruecos, país que viene llevando a cabo en la última década, de la mano del Rey Muhammad VI, un prolijo trabajo tendiente a la puesta en valor de la coexistencia y de la importancia de las contribuciones del judaísmo para el país.

Tal es así que, en la misma constitución marroquí de 2011, se declara que la identidad de Marruecos se ha “nutrido y enriquecido” en parte por componentes judíos. En Túnez e incluso en Beirut, también se desarrollaron en estos años trabajos de reconstrucción y visibilización del patrimonio cultural judío local.

Entonces cabe una pregunta: el logro de la paz para Israel y los países árabes ¿Es sólo resultado de la decisión política de iniciar una negociación movida por el mutuo beneficio de las partes? ¿O será que las determinaciones que toman los gobiernos son el fruto de un previo e intenso trabajo cultural y social?

Estamos convencidos de que la paz es el resultado de ambos factores trabajados al unísono. Para que la paz entre dos países, sea duradera y beneficiosa a largo plazo, a la determinación política se la debe acompañar de hechos prácticos, que lleven a los ciudadanos de ambas partes a reconocer al otro, a entender que la convivencia nos enriquece a pesar de, o gracias a, las diferencias que nos unen.

Vemos a diario en las redes sociales a judíos practicando por primera vez su religión en Dubai, mientras que en Marruecos el proceso fue el inverso. Pero el resultado al que se pudo arribar fue el mismo. Esto denota que son mayores las chances de lograr la paz a través de la celebración de la diversidad.

Latinoamérica es un ejemplo de esto. Lo vemos a diario en la relación y el trabajo que el Congreso Judío Latinoamericano realiza con otras organizaciones de distintos credos a lo largo y ancho de la región. Así se construye la convivencia, no es algo natural, es una construcción diaria.

Celebramos cada acuerdo que trae paz, porque creemos en la diplomacia, actuando en conjunto con la colaboración y el respeto mutuo, como medio para resolver los conflictos. En una época de deseos, deseamos que estos acuerdos se conviertan en la nueva normalidad de Medio Oriente y el norte de África.

*Director ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano.

Fuente: Clarín

Foto: Mapa de Medio Oriente que muestra los países que establecieron relaciones diplomáticas o que tienen relaciones de cooperación informales con Israel – AFP

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat