Inicio ANTISEMITISMO EE.UU.: Organizaciones judías están invirtiendo fuertemente en seguridad

EE.UU.: Organizaciones judías están invirtiendo fuertemente en seguridad

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- El domingo, la comunidad judía de Colleyville, Texas, cumplirá un año desde que un hombre armado irrumpió en la Congregación Beth Israel durante un servicio de Shabat tomando como rehenes a los feligreses. Después de un enfrentamiento de 11 horas, un equipo de rescate de rehenes del FBI pudo ingresar a la sinagoga para liberar a los rehenes retenidos por Malik Faisal Akram, de 44 años.

El rabino Charlie Cytron-Walker, líder espiritual de la sinagoga, y tres feligreses habían sido retenidos a punta de pistola durante todo el día, cuando el hombre armado entró en el santuario y amenazó con matar a todos.

El servicio se estaba transmitiendo en vivo y se podía escuchar al pistolero divagando sobre cómo no planeaba salir con vida de la sinagoga. “Si alguien intenta ingresar a este edificio, les digo: todos morirán”, se le escuchó decir. «Voy a morir, no lloren por mí”, repetía una y otra vez.

Un rehén fue liberado ileso seis horas después. El secuestrador fue declarado muerto después de que las fuerzas de seguridad ingresaran a la sinagoga.

Un año después, mientras muchas comunidades en los Estados Unidos están presenciando un aumento en el antisemitismo, las organizaciones judías están trabajando para actualizar y mejorar las medidas de seguridad.

Eric Fingerhut, director ejecutivo de las Federaciones Judías de América del Norte (JFNA, por su sigla en inglés) dijo que no hay duda de que la comunidad está más segura un año después de Colleyville, “pero lo que es más importante: la comunidad estará mucho más segura porque se necesita tiempo para crear programas de seguridad y el ritmo de la construcción se ha acelerado dramáticamente desde Colleyville».

“Creo que la lección fue que puede suceder en cualquier lugar porque fue casi tan aleatorio que podías imaginar que sucedería en cualquier lugar”, dijo. “Y también que la capacitación en seguridad y las medidas de seguridad marcan la diferencia, lo que claramente hizo en el rabino Cytron-Walker y sus colegas. Creo que cuando la gente vio ambas cosas se sintió inspirada para avanzar aún más rápido por el camino que hemos recorrido”.

Habló sobre cómo el año pasado se vio un aumento en el trabajo de los programas de seguridad, incluidas 16 comunidades judías con planes de seguridad recientemente aprobados. “Creemos que para el próximo verano (boreal) estaremos cubiertos al 50% en todo el país».

“Esta es una gran cantidad de trabajo. Esto no es algo que simplemente chasquees los dedos y sucede. Esto es algo que requiere planificación y organización, recaudación de fondos, capacitación y contratación. También abogamos con éxito ante el Congreso y la administración para aumentar, una vez más, el programa de subvenciones de seguridad sin fines de lucro, esta vez se incrementó a 305 millones de dólares”.

Dijo que de esa cantidad de 305 millones de dólares, cien millones de dólares cada año se gastarían en la comunidad judía para los componentes de seguridad física. “Así que sí, ha habido una aceleración dramática en el último año”, dijo Fingerhut.

“Simplemente no hay duda de que se ha visto un aumento en el antisemitismo”, continuó. “Existe un profundo compromiso por parte de nuestras comunidades judías para construir, implementar [las medidas de] seguridad que mantendrán a las personas seguras para que puedan participar en la vida judía sin temor por su seguridad. Hay un plan serio que se está implementando y vamos a hacer que esta comunidad sea segura”.

Oren Baratz, asesor principal de seguridad de las JFNA, dijo que el panorama de las amenazas no ha comenzado a deteriorarse en un año. “Hemos visto un largo proceso en el que el entorno de seguridad se vuelve cada vez más complicado. Estamos viendo un aumento en todo tipo de amenazas”.

En Cleveland, dijo, “tenemos nuestra propia fuerza de guardia, más de 50 guardias que brindan seguridad a toda la comunidad: escuelas, sinagogas, agencias, eventos, todos policías retirados».

“Tenemos patrullas móviles [que] patrullan la comunidad todo el tiempo, además de los guardias que están estacionados en las instalaciones. La comunidad está cubierta por más de mil cámaras, lectores de matrículas… Tenemos nuestros propios despachadores, que se encuentran dentro del despacho de seguridad, integrado con la policía local”, dijo Baratz.

Para aumentar la seguridad de la comunidad judía, dijo, “la responsabilidad de la seguridad no es solo del personal de seguridad: cuantos más miembros de la comunidad entiendan que deben estar al tanto y deben informar de inmediato… prefiero informar en exceso a no informar. Además, la seguridad no debería ser un problema principal solo después de Colleyville o Pittsburgh».

“Una de las cosas que vemos es que después de [ataques importantes], durante una semana a la gente le da bien cerrar puertas y cosas así”, continuó. “Una semana después, volvemos a nuestro estado estable, donde las personas dejan las puertas abiertas intencionalmente para estar cómodas. Desde el punto de vista de la seguridad, es muy frustrante”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat