Inicio NOTICIAS Reporte de Medio Oriente de la Agencia Judía de Noticias

Reporte de Medio Oriente de la Agencia Judía de Noticias

Por
0 Comentario

 Itongadol/AJN.- (Por Roxana Levinson, desde Israel) Estos son algunos de los temas más destacados de la jornada en la región: ISIS reivindica los últimos atentados, en las afueras de París y Orlando. En Líbano, el sistema bancario está bajo amenaza por sanciones a Hezbollah, el príncipe heredero saudita visita Estados Unidos, y más.

ISIS reivindica atentados de París y Orlando

La organización Estado Islámico indicó en su página web, Amaq, que uno de sus "combatientes" es el responsable del asesinato del agente de policía Jean-Baptiste Salvint, a quien interceptó en la puerta de su casa y mató de 9 puñaladas. Después se atrincheró con la mujer y el hijo del policía como rehenes. Las autoridades francesas confirmaron más tarde que el terrorista mató también a la mujer. El incidente se produjo en Magnanville, una localidad de unos 6.000 habitantes ubicada en las afueras de París, en el departamento de Yvelines. Medios locales recogieron testimonios de vecinos y de fuentes de la investigación, según las cuales el atacante se identificó como miembro de ISIS cuando negociaba su rendición con las fuerzas de elite de la policía. Testigos también indicaron que lo oyeron gritar “Allahu Akbar” (Alá es grande), la expresión que utilizan los terroristas al cometer atentados.
Unas horas antes, el Estado Islámico había reivindicado por segunda vez la masacre de la discoteca Pulse en Orlando. El mensaje, emitido por la radio Al Bayan, que pertenece a ISIS, decía: "El hermano Omar Mateen, un soldado del califato, llevó a cabo una incursión de seguridad con la que logró irrumpir en una concentración de cruzados en el club nocturno de homosexuales de Orlando, donde mató e hirió a más de un centenar antes de ser asesinado".

El príncipe heredero de Arabia Saudita visita Estados Unidos en medio de cambios y tensiones

Los medios árabes destacan ampliamente la visita de Mohammed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudita, a Estados Unidos. El objetivo, explican, es “discutir con funcionarios de la Casa Blanca el fortalecimiento de las relaciones bilaterales y asuntos de interés común”. Según el diario “Saudi Gazette”, entre esas cuestiones figuran la situación en Yemen, Siria, Irak y Libia y la seguridad de los países del Golfo.
El príncipe estará en Washington hasta el día 16 y también llevará a cabo reuniones con firmas y emprendedores en diversas áreas, ya que no sólo es ministro de Defensa sino también el creador e impulsor de la gran reforma con la que el reino pretende terminar con su dependencia del petróleo.
Esta visita se produce en un momento delicado y en circunstancias complejas. En primer lugar, la tensión por el proyecto de ley que permitirá a las familias de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 demandar a Arabia Saudita. El gobierno del rey Salman amenazó con vender 750 mil millones en activos y bonos que posee en Estados Unidos, si el Congreso norteamericano aprobaba este proyecto de ley.
Además, sigue pendiente el asunto de la desclasificación de las 28 páginas confidenciales del informe de la comisión que investigó los atentados del 11 de septiembre. Según indicó en estos días el director de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, John Brennan, en ese informe no hay pruebas de que Arabia Saudita estuviera implicada en dichos atentados, a pesar de que la mayoría de los terroristas involucrados tuvieran su nacionalidad.
La investigadora y experta en financiación del terrorismo Loretta Napoleoni argumentó, ya en 2003, que todos los avisos previos a los ataques del 11 de septiembre fueron ignorados porque “todas las administraciones estadounidenses posteriores a la Guerra Fría habían impuesto trabas para investigar a los saudíes”. En sus publicaciones hay muchísimos ejemplos de una política que duró muchos años, y cuyo cambio ha disgustado visiblemente al reino.
Los sauditas tampoco olvidarán con facilidad las palabras del presidente Barack Obama, que calificó al reino Wahabí de “free riders”, un término usado para referirse a quien se aprovecha de los esfuerzos y de los recursos de otros. Además, dijo que los saudíes deben acostumbrarse a compartir Medio Oriente con Irán, algo que – en momentos de máxima tensión entre chiitas y sunitas – es casi un insulto.

Tensiones con la ONU

La agenda del príncipe Mohammed bin Salman incluye también la ONU, y su secretario general, Ban Ki Moon. El príncipe saudí Mohamen bin Salmán visita Estados Unidos para reunirse con Obama y Ban Ki Moon. Sin embargo, hace unos días el funcionario denunció la “presión inaceptable” de Arabia Saudita sobre países miembros del organismo y sus responsables, debido a que fue incluida en una “lista negra” de países y agrupaciones vinculadas a ataques contra niños y violaciones de sus derechos.
Según la ONU, la coalición que lidera Arabia Saudita sería responsable de la muerte de un 60 por ciento de los 785 menores el pasado año en la guerra en Yemen. El embajador de Arabia Saudí ante el organismo, Abdallah al Muallimi, alegó que la cifra era "salvajemente exagerada".
Fuentes diplomáticas citadas por varios medios internacionales aseguraron que Riad amenazó con retirar la financiación destinada a los programas de la ONU y el propio Ban Ki Moon dijo que varios países más advirtieron que cancelarían sus aportaciones al organismo. Asi fue como, poco después de incluirlo, el secretario general sacó al reino de la lista negra y trató de explicar que su decisión se debía a que Riad se comprometió a revisar las denuncias en su contra, una decisión que calificó de “una de las más difíciles y dolorosas que he tenido que tomar”.

El sistema bancario libanés bajo amenaza por implementar sanciones contra Hezbollah

Este fin de semana, cuando una explosión sacudió la ciudad de Beirut, los libaneses temieron que las amenazas de atentados de ISIS y Al Qaeda por el mes de Ramadán habían comenzado a hacerse realidad. Pero, con el correr de las horas y de la investigación, quedó claro que el ataque fue dirigido contra uno de los bancos más grandes del país – BLOM Bank – y que se trataba de otra cosa: la actual crisis entre la organización chiita Hezbollah y el sistema bancario libanés, encabezado por el gobernador del Banco Central del Líbano, Ryad Salameh.
El mes pasado, Salameh instruyó a los bancos y entidades financieras libanesas para que cumplan la denominada Ley de Prevención Internacional sobre la Financiación de Hezbollah, aprobada en Estados Unidos, que prevé sanciones para todos los bancos que cooperen con la agrupación.

Cuando la ley se hizo efectiva, los bancos libaneses empezaron a cerrar las cuentas de Hezbolla y el banco central instó a investigar otras cuentas que pudieran estar relacionadas con el grupo. En muy poco tiempo, Salameh anunció que ya se habían cerrado unas cien cuentas bancarias y advirtió: “No deseamos dinero ilegal en nuestro sistema”. El responsable del Banco Central – considerada una de las pocas instituciones efectivas que quedan en el país – dejó en claro que no tiene intención de permitir “que un pequeño número de libaneses destruir la reputación del Estado o de sus mercados financieros."

Por su parte, Hezbollah y su bancada parlamentaria acusaron a Salameh de que sus declaraciones fueron “ambiguas y sospechosas”. Hezbollah no hizo comentarios sobre el ataque. La explosión en el BLOM BANK se produjo un domingo, en momentos en que el local estaba cerrado y no produjo víctimas ni heridos, aunque sí extensos daños materiales. Una fuente policial citada por el diario libanés “The Daily Star” aseguró que “pareció más un mensaje que un intento por causar víctimas”.

Hezbollah respondió las acusaciones implícitas en un comunicado en el que explicó que “la explosión fue pensada para aumentar la presión sobre Hezbollah y hacer que los bancos libaneses le impongan más medidas más punitivas”. “La explosión pretende dar la impresión de que somos una organización terrorista que utiliza la violencia contra cualquier persona que no está de acuerdo con ella", finaliza el comunicado.

Entre las diferentes sociedades que se sospecha están ligadas a Hezbollah hay hospitales, colegios e instituciones de seguridad social, por ello, muchas voces críticas apuntan a que se trata de un ataque a la comunidad chií en su totalidad. De todos modos, analistas citados en estos días por la prensa en el Líbano opinan que Hezbollah no depende de sus cuentas bancarias. La medida, si bien tendrá un costo político para la organización y puede contribuir a su aislamiento, también profundizará aún más la crisis interna que vive el país y afectará los recursos que Hezbollah dedica al bienestar de la comunidad chiita, ya que sin duda aquellos que utiliza para financiar el terrorismo no están en cuentas legales, en los bancos.

BREVES


EGIPTO: La justicia absuelve a manifestantes que protestaron contra el gobierno

La justicia egipcia absolvió a 52 personas acusadas de haber participado en manifestaciones en contra de la decisión del gobierno de entregar dos islas ubicadas en el Mar Rojo a Arabia Saudita. La agencia de noticias estatal MENA informó que el Tribunal de Delitos Menores de El Cairo liberó a los manifestantes, que estaban entre los miles que salieron a las calles el 25 de abril pasado para protestar contra el anuncio del presidente Abdel Fattah al Sisi. Unos 300 manifestantes fueron detenidos y la mayoría de ellos fueron puestos en libertad sin cargos.

IRAK: Las autoridades investigan asesinato de civiles a manos de las milicias chiitas
El gobierno iraquí anunció que está investigando las acusaciones que indican que algunos grupos de milicianos chiíes que ayudan al ejército iraquí a retomar Faluya podrían haber ejecutado a decenas de suníes provenientes de dicha ciudad, controlada por ISIS. Un portavoz del Gobierno, Sad al Hadithi, dijo que ya hay detenidos, en base a la denuncia del gobernador de la provincia de al Anbar, quien asegura que 49 suníes fueron ejecutados después de rendirse ante las facciones chiitas. El gobernador, Suhaib al Rawi, denunció que entre el 3 y 5 de junio pasados desaparecieron 643 personas y que los supervivientes aseguran que “se llevan a cabo torturas colectivas”.

BAHREIN: Suspendido el mayor partido político de oposición

Bahrein suspendió el mayor partido político chiita de la oposición y congeló sus activos, como parte de una campaña contra activistas y disidentes, cinco años después de las protestas que se dieron a conocer como “Primavera Árabe”. El grupo de la oposición Al-Wefaq fue suspendido por estar envuelto en la agitación de aquellas protestas y el malestar persistente que siguió en los años transcurridos desde las manifestaciones. Además, el gobierno sunita de Bahrein arremetió contra activistas políticos y sociales en los últimos días. Ayer fue detenido Nabil Rajab, un destacado defensor de los derechos humanos en el país por una orden que fue emitida por la Unidad de Crímenes Electrónicos del Ministerio del Interior. La policía realizó una redada en su vivienda, que quedó prácticamente destruida, y confiscó dispositivos electrónicos.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat