Inicio NOTICIAS Israel. El discurso de Abu Mazen y la opinión pública

Israel. El discurso de Abu Mazen y la opinión pública

Por
0 Comentario

Itongadol/AJN.- Mahmoud Abbas – conocido como Abu Mazen – anunció que en su discurso en la Asamblea General de la ONU haría caer una bomba. Ante una sala semivacía, Abbas habló del supuesto “Apartheid” israelí, de las hipotéticas intenciones de Israel de dividir el Monte del Templo. También dio una especie de ultimátum después del cual – según dijo – desmantelará la Autoridad Palestina. 

El corresponsal a cargo de temas palestinos de Radio Kol Israel, Gal Berger, describió lo hecho por Abu Mazen diciendo que “Colocó una bomba, pero no la activó. Puso un arma sobre la mesa, pero no disparó. Si estaba cargada o no, eso depende de a quién se le pregunte”. Muchas opiniones coinciden con la de este periodista, pero difieren a la hora de evaluar si el líder palestino será capaz o si tiene interés en “activar la bomba”.
 
El analista en temas militares, Avi Issacharoff,  describe hoy la amenaza de Abbas como “una bomba que terminó siendo una granada de mano. Un discurso que apunta a generar presión sobre Israel y la comunidad internacional y que probablemente haya resultado efectivo por unos segundos, como una granada de mano. Pero las palabras de Abbas no tuvieron ningún significado real y reflejaron en gran medida la difícil situación en la que se encuentra, y su desesperación”. 
 
En esta misma línea, el periodista especializado en asuntos árabes y palestinos, Assaf Gibor, plantea hoy en el portal de noticias NRG: “Una vez más, Mahmoud Abbas enfrenta serios problemas en las encuestas de opinión y cae en picada en los índices de popularidad. Una vez más, necesitaba el discurso anual ante la ONU para recuperar algo del color en sus mejillas”.  Par Gibor, “también los problemas económicos y las donaciones extranjeras que no llegan constituyen una buena razón por la cual Abbas debía aprovechar el gran acontecimiento, en el que están presentes todos esos países que prometieron donaciones, y hacer alguna declaración que los convenza de volver a apostar por la Autoridad Palestina”.
 
Gibor cita una fuente palestina según la cual “los palestinos que ayer aplaudieron el discurso de Abbas se despertarán mañana y verán que la Autoridad Palestina sigue transfiriendo a Israel a los delincuentes o manifestantes de facciones rivales, seguirá actuando en virtud de los Acuerdos de Oslo y nada cambiará por sus palabras”.
 
El periodista Udi Segal, de Canal 2, no coincide con estas estimaciones y cree que “se trata de una amenaza real, aunque actualmente no es práctica”. 
 
“Abbas quiere transformar este paso simbólico en presión internacional”, estima Segal. “Por un lado, desmantelará la Autoridad Palestina, forzará a Israel a volver a gobernar en los territorios  y aprovechará la mayoría árabe automática con que cuenta en la ONU para declarar Palestina como Estado bajo ocupación”. 
 
“Actualmente, él cobra impuestos, financia el sistema educativo y  las fuerzas de seguridad y por ello – por el momento – ese paso es imposible. Para ello tendría que renunciar al control.  Israel debe actuar, no debe subestimar la amenaza, y tratar de ofrecer un camino alternativo. Hay que traer nuevamente a Abbas a la mesa de negociaciones, o al menos demostrarle al mundo que Israel está listo y dispuesto para ello, como Netanyahu declara, pero Abbas se niega”, advierte Udi Segal.
 
El diplomático Alon Pinkas, analiza hoy en su columna del diario Yediot Ajaronot: “Hay dos maneras de interpretar el discurso de ayer de Abu Mazen: la primera es burlarse de sus palabras carentes de contenido, las amenazas irreales de renunciar o desmantelar la Autoridad Palestina, que repite cada año. Burlarse de su falta de liderazgo en cada una de las etapas cruciales del proceso de paz en las últimas décadas y concluir que con él, ese proceso de paz nunca sucederá. La segunda es comprender que la debilidad y la falta de pragmatismo de Abu Mazen constituyen, en realidad, la fortaleza de los palestinos en la arena internacional”. 
 
“En Israel agregarán este discurso a la larga lista de sus amenazas”, escribe Pinkas. “Pero en Francia, Rusia y Alemania, pueden llegar a creer que no se puede apoyar y solventar el statu quo, y que sus amenazas de disolver la Autoridad Palestina se concretarán. Por ello, para Abu Mazen, la indiferencia de Barack Obama y el hecho de que ni siquiera mencionó la cuestión palestina en su discurso ante la ONU, fueron como una bendición y lo ayudaron en el papel de ´pobrecito´ que intenta vender”, agrega.
Reacciones en el ámbito político.
 
El ministro de Defensa, Moshé Yaalon, señaló en declaraciones a la prensa local que es Abu Mazen quien se niega a reiniciar el proceso de paz. “Una y otra vez se lo propusimos, y se lo proponemos también ahora, regresar a la mesa de negociaciones sin condiciones previas para discutir las cuestiones fundamentales del conflicto, por el bien de los israelíes y de los palestinos, de las generaciones futuras”.
 
“Una y otra vez huye de la responsabilidad, y en cambio opta por las medidas unilaterales y las campañas de odio, que incluyen la propagación de mentiras, la provocación y el intento de socavar la legitimidad y el derecho a un hogar nacional judío”, señaló Yaalón. 
 
El líder de la oposición y titular del partido Laborista, Avodá, Itzjak Hertzog, afirmó que “los dichos de Abu Mazen sobre el Apartheid son mentiras y distorsiones de la realidad y sencillamente sirven a los extremistas en los dos pueblos. Es una tragedia”. 
 
Hertzog criticó a Abu Mazen y al primer ministro israelí Binyamin Netanyahu, y dijo que “en realidad, son exactamente lo mismo”. “Le tienen miedo a las definiciones, a tomar decisiones difíciles, temen enfrentar la realidad, repiten frases hechas y se culpan mutuamente, en lugar de cambiar la realidad y nos dejan frente a un futuro incierto. Si seguimos por este camino por el que nos están llevando, podemos encontrarnos nuevamente frente a un nuevo enfrentamiento, con más derramamiento de sangre que esperanza y hay que hacer todo para cambiar esta situación”, subrayó Hertzog. 
 
Por su parte, Yair Lapid, titular del partido de centro “Yesh Atid”, difundió un mensaje en video en el que afirma que lo dicho por Mahmoud Abbas “no fue un discurso, fue la misma seguidilla de puñaladas traperas y mentiras, de un hombre que en lugar de ser líder, se comporta como el último de los provocadores. Esta provocación no funcionará, el mundo no se interesa tanto por los palestinos porque ellos no son capaces de encontrar en sí mismos la capacidad de mantener un diálogo real y honesto con el mundo”. Lapid asegura que “todo lo que dijo sobre el Monte del Templo no es cierto, todo lo que dijo sobre Jerusalem es mentira, todo lo que anunció sobre la anulación de los acuerdos con Israel, sencillamente no se verá en la realidad”. 
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat