Inicio NOTICIAS Kornfeld Entrevista.Unión Maccabi Mundial realiza plenaria y presentación de proyecto de capacitación para futuros líderes

Kornfeld Entrevista.Unión Maccabi Mundial realiza plenaria y presentación de proyecto de capacitación para futuros líderes

Por
0 Comentario

 Itongadol.- El programa “está muy bien instalado en Europa”, explicó su secretario general honorario, el argentino David Kornfeld, quien admitió en diálogo con la Agencia Judía de Noticias desde Jerusalem que observa lo que ocurre en Latinoamérica “realmente con mucha preocupación, sobre todo en la Argentina, con la descalificación de toda la comunidad” judía.

Itongadol.- A poco más de dos semanas del inicio de las sesiones plenarias de la Unión Maccabi Mundial, la Agencia Judía de Noticias (AJN) entrevistó a su secretario general honorario, el argentino David Kornfeld, acerca de las mismas y de otros temas de interés para el movimiento Macabeo, el mundo judío y las kehilot latinoamericanas.

DK- Estamos de cara a la próxima reunión mundial, del 28 de mayo a los primeros días de junio, un encuentro de entre 300 y 400 personas que vienen de todo el mundo -Australia, Sudáfrica, Sudamérica, Europa y Estados Unidos- sumadas a gente que está acá (en Israel). La plenaria está marcada por una agenda muy dinámica. Paralelamente compartirán una charla sobre un proyecto de capacitación permanente para futuros líderes de Maccabi que está muy bien instalado en Europa.

P- ¿Cómo quedó Maccabi Mundial tras el fallecimiento de su presidente, Guiora Esrubilsky, el 26 de noviembre de 2013?

DK- Lamentablemente Guiora fallece medio año antes del congreso de renovación de autoridades, cuando estaba llamado a hacer una segunda cadencia. Era un líder que contaba con consensos extraordinarios. La presidencia tomó un giro sustancial y actualmente la detenta quien era en aquel momento el vicepresidente 1°, un finlandés, Leo Bensky. Encabezó Maccabi Mundial en forma interina hasta mayo y ahí fue electo por 4 años. Yo ocupaba, y continúo, la secretaría general honoraria del movimiento, y la presidencia del Departamento Latinoamericano la tenía Riki Kanterewicz y actualmente hay un dirigente nuevo, Jorge Steinfeld, un ingeniero en sistemas que es subdirector de una empresa muy destacada en Israel. El “chairmanato” (presidencia ejecutiva) de Maccabi Mundial lo tiene Yair Hamburger, que es una figura muy prominente y visible en el campo de lo económico, y el titular de las próximas Macabeadas será Amir Peled, que organizó las anteriores.

P- ¿Cómo estás viendo Latinoamérica desde Ierushalaim?

DK- Realmente con mucha preocupación, sobre todo a la Argentina. Indudablemente en el continente se vive una situación de total intranquilidad para la comunidad, sobre todo cuando es atacada de una forma tal que es difícil comprender lo que se vive, que es la descalificación de toda la comunidad. Todo arranca a partir de la no justicia o la no clarificación de lo sucedido en el atentado a la AMIA y todas sus consecuencias, como la confusión informativa alrededor de la muerte de (el entonces fiscal de la causa, Alberto) Nisman. Ello trae aparejado una cantidad de focos de conflicto en la Argentina que complican de alguna forma a la comunidad desde lo oficial a lo popular, que es la calle, y se hace peor o insostenible la convivencia.

P- ¿Y la actividad macabea en el subcontinente?

DK- Es muy fuerte. Acabamos de terminar una capacitación extraordinaria para 400 madrijim de CLAM (Confederación Latinoamericana Macabi) y Maccabi Tzair en las instalaciones de Macabi, en San Miguel, coordinada por la fuerza de la juventud del continente en términos formativos y de autogobierno. Fue espléndida: dinámica, interesante, masiva, fuerte…

P- ¿El crecimiento demográfico que acá se ve en las sociodeportivas se da en todos lados?

DK- Es un fenómeno natural en la medida que se han debilitado las ideologías restrictivas de pertenencia y los movimientos ortodoxos clásicos pasan a tener menos vigencia y relevancia. En cambio, Maccabi y su pluralismo y orientación abarcadora permiten que la gente se sienta incluida en toda una oferta que hace frente a las demandas de las familias de un contexto social y cultural.

P- ¿Cuál es tu mensaje para las comunidades latinoamericanas?

DK- El mensaje es seguir juntos, sumarnos, estar atentos el uno del otro, manifestarnos solidariamente y asistirnos. En la FIFA (Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol) hay toda una movida para expulsar a Israel y deben obtener una mayoría significativa. Hay una movilización en el mundo para que no lo logren y creo que así será porque, en definitiva, la suma de todos los esfuerzos de las comunidades para evitar este boicot en eventos deportivos internacionales hace que estemos más fuertes con Israel, que tiene que hacer una gran gestión al respecto. Hoy en día Israel se siente muy acosado y hostigado en los medios y solo la unidad y solidaridad nos hace continuar de la mejor forma.

P- ¿Cómo ves la educación en el mundo judío?

DK- Para ser práctico: el 28 de julio será la apertura de los Juegos Macabeos Europeos, en Berlín. Es una gran movilización de toda Europa y muchos países del resto del mundo: Estados Unidos, Canadá, Australia, Argentina -con una delegación de 100 participantes-, y allí tomarán contacto con la vida judía antes del ascenso del nazismo y lo que sucedió en definitiva: la masacre de la Segunda Guerra Mundial y la Shoá. Setenta años después de la derrota del nazismo se vuelve a Berlín por primera vez con este encuentro masivo, con la participación de cerca de 3.500-4.000 almas. Estas movilizaciones son una gran respuesta a todas las sensaciones de pertenencia: el manifestar una identidad macabea y judía, estamos en el mundo constantemente marcando diferencias. Maccabi tiene una vigencia, alcance o llegada que otros tipos de estructuras educacionales, más dogmáticas o ideológicas, hoy en día no tienen. Maccabi logra amalgamar lo vivencial, deportivo y social con lo ideológico de modo tal que se transforma en una única respuesta al judaísmo no ortodoxo. Maccabi es la gran respuesta a la masa judía que vive en la Diáspora y tiene un desarrollo natural en todos los países del mundo.

P- ¿Cómo toman las Macabeadas las autoridades alemanas?

DK- Con la total responsabilidad de garantizar que éste sea un evento sin riesgo de algún tipo, para darles a todos los participantes la sensación de que se puede pensar que hay una continuidad judía en Alemania y en Europa. (Su canciller) Angela Merkel dijo hace unos días, en la conmemoración de los 70 años (de la finalización de la Shoá), que las paginas de la historia del pueblo alemán no pueden ser negadas ni olvidadas, sino al contrario: todo lo que se pueda recordar va a alimentar la memoria, ya que es necesario cultivarla y no pensar que el tiempo hará lo suyo para confundir y olvidar.

P- ¿Cómo y cuándo se decidió que los Juegos Macabeos Europeos debían hacerse en Alemania?

DK- Yo era de aquellos que se negaban a que se llevara a cabo en Berlín porque pensaba que era una forma de saldar prontamente una deuda. Estuve en total minoría. Hoy entendí que todas las partes coincidieron en que debemos asumir la historia y que la formación es una realidad tangible. Hay comunidad y vida judías en Berlín y también en Polonia, Hungría y toda la Europa que estuvo diezmada por el período nazi, por lo cual era una asignatura pendiente y hay un especial entusiasmo por ser tan significativo el lugar. Me manifesté reticente y angustiado de que al paso de 70 años volviéramos a Berlín con nuestra alegría porque las Macabeadas son eso: una justa de fuerza, de compartir, de vivir…

https://www.facebook.com/Comunidadjudiaenaccion

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat