Inicio NOTICIAS De fiesta en fiesta, el Seminario Rabínico Latinoamericano dentro de cada hogar

De fiesta en fiesta, el Seminario Rabínico Latinoamericano dentro de cada hogar

Por
0 Comentario

 Itongadol.- ¡Lejaim! Cada vez que resuena esta palabra en nuestros corazones sabemos que estamos frente a una celebración. Un instante que nos recuerda que estamos vivos y que vale la pena estar vivos. Cada celebración judía (casi) siempre viene acompañada de una copa rebosante de vino y por aquella palabra “¡Lejaim!”. Celebrar está en nuestro ADN cultural. A pesar de los horrores y las persecuciones nunca hemos dejado de celebrar la vida. 

Un quinto del año lo pasamos festejando. Así es, aproximadamente uno de cada cinco días en el calendario judío es técnicamente un “feriado”. Recapitulemos por un instante: los más de 50 Shabatot que tenemos cada año, Rosh Hashaná, Iom Kipur, Pesaj, Shavuot, Sucot, Iom Haatzmaut, y más, muchos más. Las culturas antiguas no podían comprender a nuestros antepasados. Los llamaban vagos. Ellos también tenían celebraciones pero lo distintivo del pueblo de Israel es que al celebrar cesaba de trabajar. Un quinto del año no trabajamos con nuestras manos sino que trabajamos nuestro espíritu, nuestros corazones y nuestras mentes. En una sociedad enajenada por el trabajo, el judaísmo tiene un mensaje: volvamos a recuperar el valor de la celebración. 
 
Si bien se habla en castellano de “feriados” no es una traducción correcta y por eso está entre comillas. No existen los feriados en la tradición judía, de hecho en hebreo no existe la palabra “feriado”. El término más equivalente sería “Jag”, fiesta o celebración. En un feriado, como estamos acostumbrados los argentinos, nos abstenemos de trabajar. En un Jag también nos abstenemos de nuestras labores cotidianas pero a eso le sumamos una serie de ejercicios para la mente y para el alma. Cada Jag nos da la posibilidad de transitar diversas dimensiones y expresiones de nuestra vida. 
 
Es por ello que desde el Seminario hemos decidido hace poco menos de un año generar materiales educativos para las familias para cada festividad. Desde el Seminario comprendemos que la educación judía debe pasar primero por el hogar y luego por los colegios, las tnuot o las kehilot. En los más de 50 años de existencia del Seminario hemos formado casi 100 rabinos, miles de morim y miles de madrijim, nos faltaban, sin embargo, el corazón de nuestro pueblo: las familias. Desde el comienzo de este año 5775 hemos editado materiales educativos, en fonética y en español, para que cada familia de habla hispana pueda resignificar cada una de sus festividades. Por ejemplo para Rosh Hashaná hemos distribuido un folleto con el Seder del día y sus simanim, con varios augurios renovados. Para Pesaj hemos desarrollado una Hagada que hemos titulado “15 pasos en 15 minutos”. Para Shavuot estará a disposición un material sobre los Aseret Hadivrot (“Diez Mandamientos”) para ser estudiados y conversados entre padres, hijos e hijas denominado Avot, Banim uBanot – Tikún Mishpajtí. 
 
Los invitamos a poder seguir juntos como Am Israel festejando y celebrando. A poder tomarnos el tiempo para desconectándonos de la rutina y reconectarnos con nuestra tradición, con nuestras familias y con nosotros mismos a través de los sabores, los símbolos, los valores, los textos y las tradiciones de nuestro pueblo. Para poder decir todos juntos: ¡Lejaim! 
 
Pueden descargar estos textos en la página web del Seminario www.seminariorabinico.org
 
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat