Inicio NOTICIAS “Argentinos de origen judío”. Esterovich: “Expresamos una manera distinta de entender la realidad comunitaria”

“Argentinos de origen judío”. Esterovich: “Expresamos una manera distinta de entender la realidad comunitaria”

Por
0 Comentario

Itongadol.- El miércoles 22 de abril se llevó a cabo, en el auditorio de la Federación de Obreros y Empleados Telefónicos (FOETRA), un evento en el marco de una iniciativa denominada “llamamiento a un encuentro nacional de argentinos de origen judío” disconformes con la AMIA y la DAIA, en el cual participaron centenares de personas identificadas con el gobierno nacional y el ideario de izquierda, la gran mayoría de las cuales nunca participó de la vida comunitaria, pero también dos históricos dirigentes como José Adaszko, ex vicepresidente de la mutual y referente de Meretz y Plural JAI, y Dardo Esterovich (foto), presidente de Convergencia por un Judaísmo Humanista y Pluralista, un “factor” que participa(¿ba?) en el “juego político” de ambas entidades.

En esa oportunidad, la Agencia Judía de Noticias (AJN) conversó con este último para conocer sus opiniones respecto de la situación actual y la razón que lo llevó a ser uno de los impulsores de este movimiento.

DE- Actué durante muchísimo tiempo dentro del hábitat de las instituciones comunitarias y todos los que me conocen saben lo que pienso. Eso habría seguido así si no hubiera ocurrido un episodio que fue la gota de agua que rebalsó el vaso: después de la última elección (en la AMIA), quienes eran nuestros socios (NdR: se refiere a Avodá) en Acción Plural (Comunitaria) se “cortaron solos” y prácticamente se aliaron a un sector que durante ocho años fue nuestro adversario (el Bloque Unido Religioso). Esa forma de hacer política no me cierra. Por otro lado, todo lo que pongo en este llamamiento es exactamente lo mismo que decía en las reuniones en que tenía que participar, no es una novedad. Más de una vez, inclusive, tuve que soportar hasta intentos de agresión física en asambleas. Llegué a la conclusión que me estaba expresando en un círculo cerrado donde no tenía repercusión porque hablaba prácticamente con autistas que no tenían en cuenta lo que escuchaban y persistían en una cantidad de cosas con las que no estaba de acuerdo. Así que tomé la decisión de ver si era posible generar un ámbito donde encontremos un espacio aquellos que pensamos de la misma manera, tenemos una tradición, venimos de sectores progresistas de distintas ideologías, pero siempre vinculados a las concepciones humanistas del judaísmo, etc. Nos pusimos de acuerdo y preparamos un llamamiento, que estaba listo en diciembre, mucho antes de lo de (Alberto) Nisman (NdR: se refiere a la denuncia del entonces fiscal de la “causa AMIA” contra la Presidenta por encubrir a los imputados iraníes y su posterior y dudosa muerte). Lo habíamos postergado porque dijimos: “ahora vienen las vacaciones de enero y febrero, vamos a esperar a marzo, cuando todo el mundo esté de vuelta en Buenos Aires, para ver qué repercusión tiene”. A partir de la ambigüedad de las posiciones que tomaba la dirigencia comunitaria tras la denuncia y muerte de Nisman y cuando -más que todo- se hizo solidaria, por acción u omisión, de todo lo que estaba ocurriendo, decidimos que teníamos que salir y expresar nuestro parecer sobre éste y muchos otros temas que tienen que ver con la vida de los argentinos judíos o judíos argentinos -como quieran llamarlos- en el país. Viendo esto (por la repercusión de la convocatoria), puede ser que signifique que verdaderamente expresamos una manera distinta de entender la realidad de la comunidad y sus vínculos con el país, con Israel y con los judíos de todo el mundo.

P- ¿Suscribís lo que estuvo apareciendo en los medios en los últimos días, firmado por el ex director ejecutivo de la DAIA y actual titular del Capítulo Argentino de la Alianza Internacional de Rememoración del Holocausto, Jorge Elbaum, que generó alguna tensión en la comunidad?

DE- Tenemos un funcionamiento horizontal. Hay por lo menos 200 tipos que pasaron por alguna reunión, organizaron esto, consiguieron el salón, prepararon los volantes, hicieron la publicidad, generaron la página web… Hay una cantidad muy importante de recursos humanos y no solamente acá: en el Interior y hasta hemos recibido -cosa que nos llama la atención- adhesiones desde Israel. Muchas de las cosas que Elbaum dice son conocidas y no puedo argumentar que fueran una sorpresa para mí o me impactaran. Ahora, la repercusión y lo que este texto pueda significar lo dejo para más adelante… Lo único que voy a decir es que hay que leerlo detenidamente: nunca vinculó a la DAIA con la conspiración de los “fondos buitres” a través de la “conexión Nisman”. Siempre habló de la claudicación -o llámenlo como quieran- de los dirigentes, que cuando tomaron una posición, la cambiaron por presiones. Y siempre hizo referencia a “algunos dirigentes”, nunca englobó a todos.

P- Algunos dirigentes comunitarios están verdaderamente asombrados de verte en este ámbito, ¿tenés algo para decir sobre esto?

DE- Creo que en la comunidad hay un prejuicio que asume que la única manera de expresarse, entender e incluso hasta defender los intereses de los judíos es a través de una sola organización y que todos tenemos que estar dentro de ella. Este tipo de representatividad no existe en los Estados Unidos, por ejemplo, donde hay diversas organizaciones y cada una se expresa de determinada manera. Durante muchos años esto fue así y entiendo que mucha gente lo vea como una ruptura, pero creo que con el tiempo, cuando todo llegue a estabilizarse y se empiecen a valorar y cotejar las posiciones de unos y otros, ahí la cosa va a tener otra repercusión.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat