Inicio NOTICIAS El mundo judío conmemora Tishá Beav, el día más triste del calendario hebreo

El mundo judío conmemora Tishá Beav, el día más triste del calendario hebreo

Por
0 Comentario

Itongadol/AJN.- Tishá Beav es el día más aciago del calendario hebreo debido a las desgracias y calamidades que le ocurrieron al pueblo judío a lo largo de su milenaria historia. Culmina a las 18.35, hora de Buenos Aires.
La Mishná, en el tratado Taanit (ayuno), capítulo 4, mishná 6, relata que cinco tragedias para el Am Israel (Pueblo de Israel) ocurrieron en Tishá Beav:
1- Moisés mandó 12 exploradores para que espíen Éretz Israel (Tierra de Israel) e informen por dónde comenzar la conquista. Al retornar, después de cuarenta días, 10 de ellos dieron un falso informe sobre la tierra y sus habitantes, que el pueblo aceptó a causa de su falta de fe y lloró desalentado. Por esta razón, D\’s decretó que los hombres de aquella generación no entrasen a la Tierra de Israel y deambulasen por el desierto durante cuarenta años, hasta morir allí. Éste fue el primer evento triste ocurrido un 9 de av (del año 1313 a. E. C.).
2- Los babilonios arrasaron el Primer Templo y toda Judea, liderados por Nabucodonosor, en el 586 a. E. C., condenando a la población al exilio.
3- El Segundo Templo fue destruido por el imperio romano, liderado por el general Tito, en el año 70. Unos dos millones de judíos murieron y otro millón fue exiliado, dando inicio a una diáspora que perduró por casi 2.000 años. Según el Talmud, la destrucción del Segundo Templo terminó el 10 de av, cuando las llamas acabaron de arrasarlo.
4- El imperio romano, liderado entonces por Adriano, conquistó la ciudad de Betar, derrotando la revuelta encabezada por Shimón bar Kojba, quien al igual que rabí Akiva y miles de sus seguidores, junto con millares de habitantes de Éretz Israel, fueron asesinados en el año 120.
5- El general romano Turnus Rufus, siguiendo órdenes de Adriano, construyó sobre las ruinas de Jerusalem la ciudad romana AElia Capitolina, prohibiendo el acceso de los judíos a la misma, en el 131.
Con posterioridad al cierre de la Mishná se produjeron otras calamidades y tragedias el 9 de av, entre ellas las siguientes:
– Urbano II declaró las primeras Cruzadas, en 1095.
– Quema del Talmud, en Francia, en 1242.
– En 1290, firma del edicto de Eduardo I de Inglaterra expulsando a los judíos de Inglaterra.
– El Decreto de la Alhambra, que expulsó a los judíos de España el 3 de agosto de 1492.
– Se inició la Primera Guerra Mundial, en 1914.
– Inicio de las deportaciones del gueto de Varsovia e inauguración del campo de exterminio de Treblinka, en 1942.
En recuerdo y conmemoración de estas tragedias y calamidades, los jajamim (sabios) establecieron que Tisha Beav es un día de ayuno. El mismo dura aproximadamente 25 horas, iniciándose con la puesta del sol y finalizando con la salida de las estrellas del día siguiente.

Halajot (leyes) de Tishá Beav

Durante el día anterior a Tishá Beav se debe ingerir una comida abundante y antes del inicio del ayuno, la “seudá hamafséket”, en la cual se siguen algunas costumbres especiales del duelo, como huevos duros fríos y/o lentejas, debiéndose abstener de ingerir pescado y limitando los alimentos apetitosos, pero no existe prohibición respecto de frutas y verduras crudas, yogurt, quesos y demás alimentos no cocinados. No se debe beber cerveza, licor u otras bebidas fuertes, pero están permitidos el té y el café.
A diferencia del resto de los ayunos públicos del año, el de Tishá Beav se asemeja a Iom Kipur (Día del Perdón) en el hecho que también están prohibidas cinco cosas: comer y beber, lavarse, untarse con cremas y aceites, utilizar calzado de cuero y mantener relaciones sexuales.
Comer y beber: La prohibición rige desde la puesta del sol de la víspera hasta la salida de las estrellas del día siguiente; por lo tanto, cada persona debe fijarse en un calendario judío los horarios respectivos a la su ciudad.
Personas enfermas: A diferencia de Iom Kipur, el 9 de av están totalmente exentas del ayuno, aun si su enfermedad no conlleva peligro alguno. También lo está alguien que hace poco estuvo enfermo y al ayunar existe la posibilidad de una recaída.
Mujeres embarazadas y que amamantan: Están obligadas a ayunar si son fuertes y se sienten bien. Sin embargo, están exentas si tienen mareos, falta de sangre, palpitaciones, hipertensión, alguna infección por la cual tienen que tomar antibióticos, fiebre o se sienten débiles, por cuanto el ayuno puede ser peligroso para el bebé.
Niños: Los menores de Bar y Bat Mitzvá también están exentos de la obligación de ayunar.
Todos aquellos que están exentos de ayunar deben tratar de abstenerse de comer en público.
Medicamentos: Personas sanas que necesiten tomar cualquier clase de medicamentos en Tishá Beav pueden hacerlo antes del comienzo del ayuno y después de la finalización del mismo, sin que hayan pasado más de 25 horas.
Lavado: Está prohibido bañarse, ducharse o cualquier lavado por placer, pero está permitido remover alguna suciedad del cuerpo, como también si se necesita hacerlo para efectuar alguna curación.
Aceites y cremas: Se refiere los que se usan por placer, pero está permitido por razones de salud.
Calzado de cuero: En Tishá Beav está prohibido usar cualquier calzado que esté hecho o recubierto de cuero, no así los cinturones.
Estudiar Torá: Está prohibido puesto que trae placer espiritual. De todas formas, está permitido estudiar textos referentes a la destrucción del Templo: Eijá y Iov (los libros de Lamentaciones y Job de la Biblia), las leyes de duelo, etc., textos a través de los cuales la persona despierta hacia el arrepentimiento.
Cómo sentarse: Otras costumbres del duelo incluyen no sentarse a más de 24 centímetros del suelo, pero esta prohibición no rige después del mediodía. De todas formas, a quien le cuesta mucho cumplirlo por razones de salud, puede sentarse normalmente, ya que no lo hace por placer.
Saludo: Por ser Tishá Beav un día de duelo está prohibido saludar a otra persona, pero si alguien lo hace, está permitido contestarle.
Labores y trabajos: Tishá Beav es un día totalmente hábil y por eso está permitido encender la luz, tocar dinero, viajar en auto, etc., pero respecto de dedicarse a la profesión o el trabajo, la costumbre es abstenerse a menos que eso conlleve una pérdida de capital.
10 de av: Debido a que el incendio del Templo de Jerusalem se prolongó hasta el día siguiente, ciertas prohibiciones se mantienen ese día, por lo menos hasta el mediodía, como comer carne y tomar vino.
El atentado a la AMIA ocurrió el 10 de av de 5754 (18 de julio de 1994), que este año cae mañana, miércoles.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat