Inicio NOTICIAS Unidad Comunitaria. Lista 2. Tenemos que traer a los jóvenes a la Kehila y llevar a la Kehila donde están los jóvenes

Unidad Comunitaria. Lista 2. Tenemos que traer a los jóvenes a la Kehila y llevar a la Kehila donde están los jóvenes

Por
0 Comentario

 Daniel (Danny) Lew es un dirigente joven, de poco más de 40 años, que preside el Likud de Argentina y desde hace más de una década es miembro de la conducción de la Organización Sionista Argentina – OSA, institución de la cual hoy es su vicepresidente.

Activo militante del movimiento sionista, en la actualidad se halla avocado en la campaña electoral de Unidad Comunitaria, de la cual es uno de sus máximos referentes, lista que participará en las elecciones de la AMIA convocadas para el domingo 7 de noviembre.
 
¿Por qué el Likud Argentina, uno de los tradicionales factores ideológicos sionistas de nuestra comunidad se integró a Unidad Comunitaria? es un interrogante que Danny Lew responde de la siguiente manera: “Los miembros del Likud de Argentina venimos trabajando desde hace muchísimos años en todas las instituciones centrales de la comunidad. Desde hace una década en la Organización Sionista Argentina, donde tenemos una presencia bastante preponderante, lo venimos haciendo en la forma de institución abierta, es decir donde no solo los miembros de Comisión Directiva trabajan sino que se invita a sentarse a la Mesa toda persona que quiera colaborar activamente con la institución. Este es un modelo que Manuel Junowicz instaló en su primer presidencia de la institución y ha resultado muy exitoso, por lo que, básicamente, veníamos charlando con los javerim de la Mesa de la OSA con la intención de poder llevar ese mismo modelo a otras instituciones. 
Podemos decir que Unidad Comunitaria se dio por sí misma, pues su núcleo inicial lo integran javerim que hemos trabajado juntos en la OSA. El Likud Argentina está en pleno apoyando este proyecto, Unidad Comunitaria. Esto se aprobó en la Asamblea que se hizo en enero, y tenemos muchas personas trabajando, tanto en difusión como en todo lo relacionado a la campaña para el 7 de abril. 
Además hay muchas personas que conocen nuestro trabajo y saben que implementamos un modelo exitoso y como quieren que se expanda al resto de la comunidad, rápidamente se acercaron al proyecto de Unidad Comunitaria.”
 
En la AMIA específicamente, qué están haciendo
En la AMIA hoy tenemos cuatro personas en Comisión Directiva. Rosita Nagelberg, está al frente de la Secretaría de la Mujer, donde hizo un trabajo brillante, centrado en la integración de la mujer en la vida comunitaria, no solo desde un punto social sino dirigencial, organizando actividades, propias del género, involucrándose en temas específicos de asistencia social o de violencia de género, haciendo acuerdos que tienen que ver bastante con esas temáticas. 
El doctor Pablo Krengel, revisor de cuentas, con la ayuda de Arnoldo Szwarcberg, un profesional del área, trabajaron codo a codo con el tesorero, Benny Zugman, y lograron que se hicieran varios cambios, para mi importantes, en lo que tiene que ver con la presentación de los presupuestos y los balances, exponiendo con más claridad el destino de los fondos y como se utilizaron al final del ejercicio. El doctor Arnoldo Szwarcberg, está a cargo de la Secretaría de Seguridad, en la que se trabajo fuerte, no sólo con lo que tiene que ver con la seguridad de los edificios y de los cementerios de la AMIA, sino en temas relacionados con el equipo profesional de seguridad de la AMIA donde había diversas cuestiones pendientes, entre ellas de equipamiento, que se resolvieron en esta gestión. Yo, como presidente del Likud de Argentina, soy invitado permanente a la Comisión Directiva y participo de las reuniones, trabajo apoyando a la conducción y realmente me siento integrado a muchas de las resoluciones que se toman.
 
¿Cuáles son las propuestas que el Likud de Argentina llevó a Unidad Comunitaria?
Además de estar en un todo de acuerdo con las consignas de Unidad Comunitaria, que tienen que ver con la unidad, el compromiso y el respeto al otro: “lashon hara cero”; hay temas específicos donde nosotros nos involucramos al margen de lo que ya explique respecto a las Secretarías de la Mujer y de Seguridad, que son primordiales para el Likud de Argentina. Para nosotros son muy importantes los programas que presentamos sobre educación no formal y educación complementaria. Yo de chico iba a la mañana a la escuela del estado y a la tarde al shule y durante cuatro horas recibía educación judeosionista. Estudie hebreo, que es el que sigo utilizando cada vez que viajo a Israel y cuando me reúno con quienes visitan nuestra comunidad; también Torá, TaNaJ, historia judía. Para mí fue muy importante ese capítulo de mi educación y considero que se debe de volver a implementar para quienes no concurren a una escuela judía integral. En la educación judía no formal hay éxitos muy importantes, por ejemplo el programa Lomdim, que lleva talleres de educación judía a aquellas personas que no pueden ir a un shule, que se siguen usando en comunidades del interior del país y que en la ciudad de Buenos Aires no son realmente aprovechados, y por lo tanto se los debe poner en marcha. También es muy importante para nosotros todo lo que tiene que ver con juventud, me refiero tanto a los adolescentes como a los de edad universitaria. Creo que para la AMIA sería muy simple duplicar el presupuesto de Juventud, pues no modificaría gran cosa su presupuesto, pero comprendiendo que apoyar a la juventud no es simplemente dar un cheque mensualmente a las tnuot. Por eso cuando integremos la próxima Comisión Directiva, nuestra meta será trabajar conjuntamente con ellos, llevarle programas y no destinar todo el presupuesto del área  juventud a un solo proyecto, o mayormente a un solo proyecto, sino a propiciar cosas puntuales, problemas específicos de los jóvenes, principalmente para integrarlos a la vida comunitaria, no solamente hacer un taller en algún lado, sino integrarlos y que sean partícipes y se sientan parte de esta Kehila. Tenemos que traer a los jóvenes a la Kehila y llevar a la Kehila donde están los jóvenes, es un ida y vuelta. El proyecto del comedor universitario que proponemos es parte de lo que estoy hablando, la zona de El Once tiene una concentración de facultades bastante importante y hay que aprovecharlo. Hay otras zonas como Palermo, que quizás es la zona donde los jóvenes van luego de estudiar, y tenemos que estar presentes ahí, en esa zona. Repito tenemos que acercarnos donde están los jóvenes y no pretender simplemente en darles un cheque a la tnua y que se arreglen, tenemos que estar con ellos y llevarles actividades donde están ellos y eso haremos.-
 
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat