Inicio NOTICIAS Para el director ejecutivo de la Sociedad Hebraica Argentina: 2012 fue un año fantástico

Para el director ejecutivo de la Sociedad Hebraica Argentina: 2012 fue un año fantástico

Por
0 Comentario

 El cierre de un ciclo es el momento apropiado para hacer un balance, y para la Sociedad Hebraica Argentina 2012 fue un año “fantástico”, tal como lo calificó su director ejecutivo, Sergio Kuchevasky (foto), en diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN).

Hubo un amplio despliegue de actividades variadas, con mucha participación, incorporamos  1.200 socios nuevos -matrimonios jóvenes con chicos- en los últimos tres meses,  un cierre muy fuerte con el Departamento de Juventud donde participamos con  600 chicos de campamento y 55 de la camada más grande en la Escuela de Madrijim, que cierra el año conjuntamente con FACCMA y todas las instituciones (sociodeportivas) realizando su  viaje  a Israel. Pudimos lograr una actividad mas que importante, generar un espacio en la Sede Pilar que  fue la inauguración  del cine , en octubre, con lo más moderno: una sala para 103 espectadores en el primer piso de la sede, con sonido 5.1, excelente acústica y acceso para discapacitados, con un acuerdo muy importante con el Festival de Cine Judío del amigo (Luis) Gutmann”, resumió.
Esta última “fue una idea  que pudimos realizar  y tuvimos un gran acierto’: la gente se familiarizó muy bien y dado el volumen de público que concurria  habilitamos  tres funciones -tarde, noche y trasnoche-; a la tarde armamos ciclos de análisis de cine, donde profesores de la institución recomiendan películas, y donde proyectamos  incorporar películas comerciales para adolescentes”, anticipó el funcionario.
Anteriormente y durante mucho tiempo poníamos una pantalla en un lugar que se podia desplazar, pero contruimos  un lugar, quedó fijo y representa un logro  para la gente que fielmente iba a ver películas adonde provisoriamente instalábamos el cine, cuyo salón también podrá usarse para conferencias, prosiguió.
Por otra parte, “durante muchos años se daba el fenómeno que alguien se hacía socio para pertenecer a una institución; ahora el grupo familiar busca el servicio y utiliza todas las actividades”, pero obviamente que nuestro mayor desafío es que se sienta un socio pleno y forme parte de la comunidad y de la movida institucional, sintetisó Kuchevasky.
Ello “se debe a que la gente se involucró, tomó la decisión de pertenecer, y también está ligado a lo económico; hoy Hebraica tiene todo para dar: 220 actividades de calidad, 15 equipos federados y casi 87 años de historia hacen que la gente nos elija”, conjeturó.
En la última década “hubo un crecimiento importante, con un desarrollo inmobiliario no sólo en la parte edilicia, sino también en viviendas”, al punto que “en marzo inauguramos 58 viviendas en Shajar, que es un emprendimiento muy interesante que tuvo una enorme aceptación entre los socios, y dentro de poco vamos a estar lanzando  un proyecto inmobiliario con 212 viviendas,  ya que hay una demanda importante por parte de la gente, que está buscando todo en la institución brindando vida comunitaria, calidad y servicio” finalizó su director ejecutivo.
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat