Inicio NOTICIAS La Escuela de Tel Aviv con espíritu de “crecimiento y compromiso”

La Escuela de Tel Aviv con espíritu de “crecimiento y compromiso”

Por
0 Comentario

 El presidente de la Comunidad Iesod Hatora-Tel Aviv, Diego Schwartz, destacó el gran crecimiento de la escuela de la comunidad, que desde 2007 lleva adelante un proceso de transformación.

“Asumo la presidencia por primera vez y es la segunda vez que un hombre joven preside el colegio”, resaltó Schwartz en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
El dirigente se refirió el espíritu de “crecimiento y compromiso” de la actual administración. “Es un desafío que implica simplemente ser la cabeza o cara visible de un grupo, sin una visión individual”, explicó Schwartz, padre de una nena de 3 años y un nene de 7.
Al evaluar la actualidad de la escuela, el presidente indicó que la institución educativa viene de una etapa de crecimiento, pero este año se encontró con “una coyuntura que produjo un pequeño freno en el proceso de crecimiento comparado con 2011”.
“Pero esta tendencia (de estancamiento del crecimiento) que se dio en 2012, se está revirtiendo con un buen ingreso para 2013. La escuela tiene una cara nueva y un clima muy mejorado y eso está trabajado adrede y estamos mejorando lo pedagógico”, señaló Schwartz.
Asimismo, el presidente puntualizó que la Escuela Tel Aviv firmó un convenio con la Asociación Cultural Inglesa de Buenos Aires “para darle mas impulso al inglés”.
Además, el dirigente informó que se refaccionó todo el jardín de infantes que es considerado por Schwartz como “el semillero de cualquier escuela”.
“Hace dos años que estamos trabajando en la fidelidad afectiva dentro de la misma población y eso trae el boca a boca y nos hace muy fuerte como institución” comentó el presidente.
La escuela Tel Aviv, ubicada en la cale Segui 2130, de la ciudad de Buenos Aires, tiene una matrícula de 200 alumnos que llegan desde los barrios de La Paternal, Villa Crespo, Flores y Caballito, entre otros.
Al analizar el sistema educativo de la comunidad judía, Schwartz indicó que tiene “muy en claro que hay cosas que están cambiando” y admitió que la escuela Tel Aviv tiene que “adaptarse a ese cambio”.
“Hay muchos paradigmas en la actualidad. Hoy la juventud no compra, no adopta, no se identifica con nada y eso tenemos que modificarlo”, consideró.
En este sentido, Schwartz aclaró que la referencia tiene que ver con los padres jóvenes y los estudiantes adolescentes que participan en la educación. “Hay mucha gente que no quiere la educación judía tradicional porque no le termina de cerrar y en esto también nosotros estamos en plena reflexión”, aclaró.
El dirigente explicó que la comunidad tiene “un templo y una institución que está basada en tres pilares: la escuela, el tempo y la tnau, que satisface nuestra juventud y que funciona los días sábados”.
Schwartz comentó que “en conversaciones con los oficiantes del templo se llegó a la conclusión de que hay que ofrecer un cambio”. “No estoy hablando de asimilaciones ni siquiera de atenuar el judaísmo tradicional, sino de trabajar sobre los valores universales judíos y no solo lo tradicional, ir a lo más profundo”, añadió.
Al respecto, el presidente indicó que “los valores judíos tradicionales están en la vida cotidiana” porque “no sólo se es judío cuando entramos al templo o en las fiestas”.
“Todo lo debemos a aplicar a lo cotidiano y no me refiero a hablar más o menos hebreo, sin duda, el hebreo es uno de los pilares y esta es una de las escuelas que mejor hebreo tiene y simplemente por la carga horaria que le damos al idioma”, añadió.
Schwartz señaló que en la escala de valores, la escuela es una familia “donde todos se conocen y cada chico es individualizado”. “Por eso -continuó- se trabaja en un importante equipo psicopedagogo que le dedica el tiempo necesario a cada uno de los chicos”.
“Lo más importante es que es una escuela que está en gran crecimiento y es una de las cosas más importantes de nuestra gestión, una comisión directiva muy sana, donde la cabeza de la institución es muy activa y económicamente factible para un papá razonable”, aseguró.
Está claro que la escuela Tel Aviv busca abordar el judaísmo a través de la lengua hebrea, la literatura, la historia y la identificación con el Estado de Israel.
Para ello propicia una formación integral, humanística y judaica, en la que estimula la creación artística y estética de los alumnos.
Además ofrece actividades especiales que fortalecen su propuesta educativa como coro, rikudim, ajedrez, huerta, laboratorio de ciencias, educación física, taller de plástica y tecnología, música y shirá.
El aprendizaje de la Torá, la historia del pueblo judío, el sionismo, la Shoá, el Estado de Israel están presentes en el aprendizaje.
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat