Inicio NOTICIAS Neonazi. La Nación le pide a la Metropolitana y al Ministerio de Seguridad porteño que hagan una autocrítica

Neonazi. La Nación le pide a la Metropolitana y al Ministerio de Seguridad porteño que hagan una autocrítica

Por
0 Comentario

El subsecretario de Delitos Complejos y Lucha contra la Criminalidad Organizada, Miguel Robles, afirmó que tanto las autoridades de la Policía Metropolitana como el Ministerio de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires deberían hacer “una autocrítica” por el caso del oficial que fue acusado integrar una organización neonazi dedicada a adoctrinar a menores en prácticas antisemitas.
“Hay que ser muy cuidadoso en este caso, pero indudablemente aquí algo falló si hacemos una lectura de la realidad, algún criterio de selección falló e incluso de los jefes que tenían a su cargo” a este oficial, afirmó Robles en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
La polémica surgió luego de que la policía desbaratara una organización neonazi y entre los dos detenidos estaba el agente de la Policía Metropolitana Gabriel Bohdan Sobenkoe.
Para Robles resultó llamativo que este agente haya superado los controles de selección teniendo en cuenta, que la tendencia antisemita “es algo que se exterioriza con facilidad”.
“No me quiero extender en las fallas, pero quiero creer que la Policía Metropolitana y el Ministerio de Justicia y Seguridad de la ciudad autónoma de Buenos Aires van a hacer una autocritica a partir de este caso”, afirmó el subsecretario.
Robles indicó que este tipo de situaciones “preocupan muchísimo”. “Tener un integrante que está incorporado a este tipo de estructura vinculada al nazismo es preocupante porque es una persona que está para proteger a la comunidad”, agregó.
“Me preocupa el hecho puntual, pero también me preocupa profundizar la investigación porque en este caso le tocó a la Policía Metropolitana que ya habrá deslindado responsabilidades y tendrá que hacer su autocrítica, porque esta persona hace dos años que estaba en la fuerza y algún tipo de evaluación psicológica tendrán que haber hecho”, afirmó el funcionario.
Robles aseguró que “genera preocupación la posibilidad de que exista el germen de algún culto nazi” en cualquier fuerza.
El funcionario apuntó que hay que tener en cuenta que los institutos de formación de las estructuras de seguridad en la Argentina “siempre estuvieron reñidos con el respecto de los derechos humanos”. “Pensar que esto está erradicado porque tenemos un gobierno contrario a estos actos es una ingenuidad”, agregó.
Asimismo, el subsecretario comentó que tomaron este caso como “un alerta” y se comprometió a “empezar a trabajar a nivel de las fuerzas nacionales” para determinar si existe algún caso en este sentido.
El caso comenzó a partir de una denuncia realizada en octubre de 2010 ante la DAIA por la familia de un chico de 15 años que había sido atrapado ideológicamente por una red xenófoba.
Luego la representación política de la comunidad judía argentina llevó el caso a la división de Conducta Discriminatoria de la Policía Federal.
La investigación duró más de 10 meses y, luego de tres allanamientos que se realizaron en Córdoba, Ituzaingó y Lugano, se logró finalmente detener a dos integrantes de esta banda autodenominaba Alba-Thule.
La captación de la gente se hacía a través del blog Hermandad de Caballeros Alba Thulle https://www.at.uphero.com, que se dedicaba a reclutar jóvenes de entre 15 y 17 años a través de su blog para introducirlos en la doctrina de la superioridad de raza, la xenofobia y el antisemitismo.
Durante los allanamientos se secuestró importante material que hacía referencia a la ideología nazi e incluso elementos como manoplas, cachiporras y dagas con inscripciones con referencias al nazismo.
Como resultado de la investigación fue detenido Carlos Santiago Belveder, de 37 años que sería el cabecilla del grupo.
En tanto que el otro sospechoso es el agente de la Policía Metropolitana Gabriel Bohdan Sobenkoe, quien fue acusado de integrar un grupo neonazi que adoctrinaba a menores en prácticas antisemitas.
Bohdan Sobenkoe tiene 21 años y está en esa fuerza desde septiembre de 2009. De acuerdo a lo determinado por la investigación, el policía es un skinhead cuya función sería enviar mails indicando dónde y cuándo se realizaban las reuniones del grupo neonazi.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat