Inicio NOTICIAS Amorim dice que nunca fue «amiguito» de Irán y niega ser antiestadounidense

Amorim dice que nunca fue «amiguito» de Irán y niega ser antiestadounidense

Por
0 Comentario

El nuevo ministro de Defensa de Brasil, Celso Amorim, negó en una entrevista publicada hoy que hubiese sido un defensor de Irán y asumido una posición de distanciamiento de Estados Unidos durante su gestión como ministro de Relaciones Exteriores, cargo que ocupó hasta diciembre pasado.

"Nunca fuimos amiguitos de Irán, que no es una prioridad de la política externa (brasileña)", afirmó el excanciller en una entrevista con el diario Folha de Sao Paulo en la que rechazó las críticas a que un supuesto defensor de Irán se desempeñe ahora como nuevo ministro de Defensa de Brasil.

Como canciller en los ocho años de gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, Amorim intentó convertir a Brasil en mediador en el conflicto internacional abierto a causa del programa nuclear iraní.

"Lo que fue prioridad en determinado momento fue resolver un problema grave para el mundo: el problema nuclear de Irán", dijo.

Amorim afirmó que como miembro del Gobierno de Dilma Rousseff respaldará la nueva posición de Brasil de votar a favor del envío de un representante de la ONU a Irán para investigar la situación de los derechos humanos, algo que hace meses llegó a criticar.

"Hoy soy parte del Gobierno y tengo que participar solidariamente de las decisiones del Gobierno, y esa cartera (Relaciones Exteriores) pertenece a otro ministro", afirmó.

El excanciller brasileño, en un artículo publicado cuando ya no estaba al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores, criticó la decisión del gobierno de Rousseff, que asumió su mandato en enero pasado, de apoyar la intención de la ONU de investigar denuncias de violaciones los derechos humanos en Irán.

"Como intelectual independiente, lo que escribí y dije con claridad es que, si fuese yo (el canciller brasileño), no habría tomado aquella actitud", afirmó el nuevo ministro de Defensa.

En su entrevista con Folha de Sao Paulo, Amorim también rechazó las calificaciones que recibió cuando fue nombrado ministro de Defensa de ser un izquierdista y un antiestadounidense.

"Esos rótulos (izquierdista) es mejor que los otros los coloquen. Unos dicen que fui nombrado por la presidenta por ser nacionalista, lo que agrada a los militares; otros que lo fui por ser izquierdista, lo que no les gusta. Pero en Brasil ¿nacionalismo no es confundido con izquierdismo?", se preguntó.

Amorim agregó que, cuando se desempeñaba como canciller, llegó a impulsar con el entonces ministro de Defensa, Nelson Jobim, un acuerdo militar con Estados Unidos, y negó que hubiese adoptado una posición de distanciamiento de ese país.

"Tenemos que tener la cabeza abierta y acabar con esa manía de que lo que es favorable a Brasil es contrario a Estados Unidos", aseguró.

Sobre el fracaso en el gobierno Lula de un acuerdo para que Estados Unidos pudiese utilizar la base espacial brasileña de Alcántara, explicó que el proyecto fue rechazado por el Congreso debido a que vetaba el tránsito de brasileños por sectores del complejo espacial.

"No tiene sentido que los brasileños no tengan acceso a ciertos lugares del territorio nacional. Es un asunto de soberanía innegociable y no un asunto ideológico", afirmó.

Amorim también se refirió a la posibilidad de que Brasil revise su participación en la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), de la que tiene el comando militar, y aclaró que se trata de algo natural y gradual.

"Dicen que hay democracia cuando un presidente el pasa el gobierno a otro presidente electo. Es hora de discutir una salida organizada, incluso con la ONU. Una posibilidad es dejar apenas un batallón de ingenieros del Ejército (en Haití)", aseguró.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat