Inicio NOTICIAS Netanyahu nombra a un argentino para lidiar con los “indignados”

Netanyahu nombra a un argentino para lidiar con los “indignados”

Por
0 Comentario

Por Shlomo Slutzky.
Tel Aviv. Especial para Clarin.
Tras una de las mayores manifestaciones que se recuerden en Israel, con la participación en las calles de 300 mil israelíes en reclamo de justicia social, el premier israelí Benjamin Netanyahu nombró ayer una comisión que estudiará la forma de reducir el costo de vida en el país.

Netanyahu, quien en centenas de ocasiones en la última década asustó al público israelí con la pregunta retórica: “ ¿quieren que lleguemos a ser como Argentina?” , antes de cada recorte presupuestario, nombró ayer al argentino Manuel Trajtenberg al frente de una comisión intraministerial para reducir el costo de vida.

Trajtenberg coordinará la mesa redonda de ministros, expertos y representantes de la ciudadanía y deberá a mediados de setiembre entregar una propuesta.

Nacido en Córdoba, Trajtenberg es quizás el más prestigioso de una serie de economistas inmigrantes de la Argentina . “No tenemos más remedio que tener éxito. Lo haremos con sensibilidad y responsabilidad”, dijo Trajtenberg ayer sentado junto a Netanyahu durante la sesión de gobierno.

Quienes conocen a Trajtenberg, saben que no es un hombre de Netanyahu y que tiene las mejores intenciones. Sin embargo, los “indignados” israelíes respondieron diciendo que “no necesitan comisiones sino decisiones”.

Las manifestaciones sociales en Israel frente al alto costo de vida ya han logrado que el gobierno frene el ascenso del precio de la nafta y la electricidad , que amenazaba con convertirse en combustible para la protesta.

Los representantes de las ya decenas de núcleos de protesta en todo el país elaboran en estos días un documento que detalla sus exigencias –que van desde temas de vivienda, hasta educación, privatizaciones y precios de los alimentos– y las fuentes económicas que posibilitarían estas “correcciones sociales”: aumento de impuestos a la renta a los millonarios y un nuevo gravamen a las sucesiones por encima del millón de dólares.

En la manifestación del sábado en Tel Aviv, este corresponsal tuvo oportunidad de toparse con personalidades del mundo de la política, las artes y hasta los medios de comunicación, asistiendo como simples ciudadanos. Entre ellos, varios argentinos que llegaron al país en 2002, y que si bien lograron una carrera y trabajar, salieron a las calles a manifestar. “Marchamos porque la situación está muy difícil y cada vez peor, y también por eso tantos de los 10.000 que vinimos entonces, se volvieron a la Argentina”, dice Darío, un compatriota.

Mientras Darío habla con Clarín , un grupo pasa cargando un cartel escrito en castellano que reza “Bibi a casa” . Este cronista intenta hacerse paso para alcanzar a uno de los que lleva la pancarta, entre miles de manifestantes. Antes de lograrlo, saluda Ariel, también argentino, también conocido.

Entusiasmado Ariel –en general de corbata y en ámbitos más refrigerados que la calle húmeda de Tel Aviv en medio de la manifestación– se despacha: “Lo que pasa acá alrededor es muy importante para nosotros” y antes de que este cronista pueda lanzarle una pregunta, la marcha nos arrastra y nos separa. Cuando la manifestación comienza a dispersarse y este corresponsal revisa mensajes en su celular, encuentra uno de Ariel que explicaba: “Nosotros somos todos los que creemos en el Sionismo Socialista y hoy creemos que es posible lograr un país mejor!!”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat