Inicio NOTICIAS Ministro Uzi Landau en Chile: “El aporte del KKL es trascendental. Siéntanse orgullosos por eso”

Ministro Uzi Landau en Chile: “El aporte del KKL es trascendental. Siéntanse orgullosos por eso”

Por
0 Comentario

El martes de 19 de julio, a las 20:00 hrs., un grupo seleccionado de amigos y colaboradores del Keren Kayemet LeIsrael se reunieron con el Ministro de Infraestructura de Israel, Uzi Landau, en la residencia particular de don Samuel Levy en Chile. En la oportunidad, los invitados tuvieron oportunidad de conversar de una diversidad de temas con el personero israelí, quien amablemente departió con los presentes y respondió a todas sus preguntas. La actividad -organizada por el KKL y la Embajada de Israel en Chile- contó con la presencia del Embajador de Israel, David Dadonn, y su Sra., Karen Dadonn; del Segundo Secretario de la Embajada de Israel en Chile, Ron Brummer; del Presidente del KKL Chile, Roberto Muñoz Permut, y miembros del Directorio de la institución; del rabino Shmuel Szteinhendler, y el Director del Portal Anajnu, David Abodovsky, entre otras personas.
Uzi Landau se integró al gabinete del Primer Ministro Benjamín Netanhayu luego de haber desempeñado varios cargos en el gobierno israelí. Entre 1984 y el año 2006 fue Javer Knesset en representación del Likud. En el año 2001 fue nombrado Ministro de Seguridad Interna por el entonces Primer Ministro Ariel Sharon y se mantuvo en el gabinete hasta el año 2004, como Ministro del Gabinete del PM, cuando renunció a su cargo por diferencias con el plan de desmantelamiento y reubicación de los poblados judíos en la frontera con Gaza. Por este motivo, en el año 2008 Landau decidió sumarse a las filas del partido Israel Beiteinu, a la derecha del Likud. En representación de esta tienda volvió a la Knesset en el año 2009 y asumió como Ministro de Infraestructura.
Su reunión con el KKL en Chile se produjo en el marco de una visita oficial a nuestro país cuyo objetivo, de acuerdo a lo consignado por diversos medios de comunicación nacionales, fue entregar al Presidente Sebastián Piñera un mensaje de parte del PM Netanhayu respecto de la inconveniencía de que el Gobierno de Chile respalde una declaración unilateral del Estado palestino. Este fue uno de los temas que abordó con los asistentes a la recepción ofrecida por el Keren Kayemet LeIsrael y la Embajada de Israel en Chile, pero principalmente el ministro Landau se refirió en extenso al uso y reutilización de los recursos hídricos en Israel, uno de los temas más relevantes para la geopolítica israelí y que concentra grandes esfuerzos y avanzados desarrollos tecnológicos en el país. Y, en ese contexto, la autoridad destacó el rol que juega el KKL en el desarrollo y gestión de proyectos de reutilización de aguas y cómo el apoyo de los amigos del mundo de esta institución han hecho de Israel un país a la vanguardia del reciclaje de recursos hídricos.

Uzi Landau señaló a los presentes que si bien Israel es conocida entre los judíos del mundo como “La tierra de leche y miel”, lamentablemente eso implica que no es la tierra del agua y del petróleo, temas que concentran su labor en el Ministerio de Infraestructura. Israel recibe anualmente 20% menos de lluvia que hace 30 años, producto de un problema que nos afecta a todos: el calentamiento global del planeta. A esto se suman seis años consecutivos de intensa sequía. Si bien en los albores de la Independencia, los israelíes suplían el problema de la falta de aguas dulces drenando este recurso desde el lago Kineret y trasladándolo a las localidades del Sur, esto se convirtió en un nuevo peligro para el Medio Ambiente en Israel cuando los niveles de agua del mar de la Galilea alcanzaron niveles demasiado bajos y amenazaron convertir la gran fuente natural de agua dulce de Israel en una gran extensión de terreno seco.
Por tanto, el agua dulce proveniente del Kineret debió ser destinada sólo para el consumo humano y las necesidades de recursos hídricos para otros fines, principalmente para la agricultura, se resolvieron con el desarrollo y adopción de tecnologías revolucionarias en materia de reciclaje y reutilización de aguas. Y es así que en la actualidad Israel es el país en el mundo que lidera el reciclaje de aguas, con un 90% de las aguas de desecho tratadas y reutilizadas. Le sigue España, con tan sólo un 19%.
Además, en Israel un 25% de las aguas lluvias se recolectan y reutilizan.
Para el ministro Landau, la historia del agua en Israel es un fiel reflejo de cómo se ha desarrollado el país desde su Independencia en 1948. Y al mismo tiempo, la autoridad destacó que siendo un país con serios problemas de agua, Israel sea una potencia agrícola mundial, porque a pesar de todos las dificultades el desarrollo en el campo agrícola en Israel lo hace uno de los países más competitivos del mundo en el área.
De la misma forma, la autoridad israelí señaló que parte de los levantamientos populares que se han producido en distintos países árabes, y en particular en los vecinos de Israel, responden a que el agua se ha convertido en uno de los mayores problemas geopolítico de la región. Así, gran parte de los manifestantes en países como Siria y Líbano son ex agricultores que se vieron obligados a abandonar sus actividades de sustento y migrar de zonas urbanas a zonas rurales producto de la escasez de agua.
Es por esto que para el ministro Landau la historia del sionismo es al mismo tiempo la historia del agua en Israel, o lo que él llama “La revolución del agua”. Y en esta revolución, destacó, el Keren Kayemet LeIsrael es “trascendental“. Según lo señalado por el personero israelí, al recorrer el territorio de Israel se puede ver directamente cómo el KKL está directamente relacionado con el desarrollo de reservorios de agua, plantas de tratamiento de aguas servidas, centros de acopio y distribución de aguas, plantas de desalinización de aguas y desarrollo de cultivos agrícolas en pleno desierto. “Y eso es gracias a Uds.”, dijo la autoridad, “siéntanse orgullosos por eso”. Así, con el apoyo y colaboración de voluntarios y amigos del KKL en el mundo, Israel cuenta hoy con tres veces más agua de la que contaba en 1967. Y esa es una verdadera revolución café, azul y verde

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat