Inicio NOTICIAS El parlamento israelí vota a favor del “proyecto de ley boicot”

El parlamento israelí vota a favor del “proyecto de ley boicot”

Por
0 Comentario

La controversial propuesta que pide la imposición de sanciones contra cualquiera que declare un embargo sobre Israel con 47 votos a favor y 38 en contra. Kadima dijo: “Bibi cruzó una línea roja de estupidez e irresponsabilidad nacional”.

La Knesset (parlamento israelí) votó hoy a favor del controversial “proyecto de ley boicot” que propone imponer sanciones contra cualquiera que declare un embargo comercial sobre Israel. El voto tuvo 47 puntos a favor y 38 en contra.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Defensa, Ehud Barak, estuvieron ausentes en la votación, mientras el vocero de la Knesset, Reuven Rivlin, se abstuvo. La facción de Kadima votó en contra y miembros de la facción Independiente se abstuvieron y no se presentaron para las segundas y terceras lecturas del proyecto.
La propuesta, apoyada por el gabinete, dice que cualquier boicot contra Israel o cualquier grupo dentro de su territorio, incluyendo Cisjordania, será visto como una ofensa civil y sus iniciadores serán sujetos de litigio. La legislación ha sido el foco de duras críticas.
Kadima se lanzó contra Netanyahu por su ausencia durante la votación: “El gobierno de Netanyahu daña a Israel y debería ser el primero en pagar el precio. La huída de Netanyahu de la votación de esta noche no minimiza el daño que ha hecho. Ha cruzado una línea roja de estupidez e irresponsabilidad nacional”.
“Netanyahu conoce la gravedad del impacto que tendrá la ley, pero está demostrando flacidez política y una completa capitulación hacia la extrema derecha que está arrasando en Likud. El proyecto de ley de boicot es una marca de desgracia para el gobierno de Netanyahu y el Estado de Israel, y sus ciudadanos pagarán por ello”, agregó.
El miembro de la Knesset Eitan Cabel (del partido Laborista) dijo que el proyecto era una “ley cobarde” y “otra ley en una serie de leyes fascistas armadas por el gobierno”.
Varios grupos de derechos humanos, incluyendo Adalah, el Centro Legal para los Derechos de las Minorías en Israel, el Comité Público contra la Tortura en Israel y Médicos por los Derechos Humanos, anunciaron inmediatamente que elevarán una apelación de la Alta Corte contra la nueva ley, y le pidieron que sea anulada.
Los grupos planean argumentar que la ley es anticonstitucional, que impide la libertad política de expresión y que viola la ley internacional y las leyes de agravios.
El Dr. Yishai Menuchin del Comité Público contra la Tortura dijo: “El camino al infierno antidemocrático a veces está pavimentado con buenas intenciones, pero no esta vez. La Knesset está llena de legisladores que lo tomaron sobre ellos mismos para infringir sobre la democracia de Israel una y otra vez.
“La ley de boicot es otro paso de los legisladores para erradicar la democracia en Israel. Las advertencias de los grupos humanitarios de derecha y muchos otros en la sociedad israelí han ffallado esta vez. La Knesset ha llevado a la sociedad un paso más cerca del infierno”, agregó.
El director de Adalah, Hassan Jabarin, vociferó su sentimiento y dijo: “Una vez más estamos viendo como la Knesset está tratando de promover la legislación que no coincide con la ley internacional. El proyecto no encuentra ningún criterio y esperamos que la Alta Corte no lo acepte”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat