Inicio NOTICIAS Israel, Jordania y un Estado palestino independiente

Israel, Jordania y un Estado palestino independiente

Por
0 Comentario

El dirigente israelí hizo esa afirmación durante el foro sobre Oriente Medio y el Norte de Africa «Auge y declive del Proceso de Oslo», organizado por la Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior (FRIDE) y celebrado hoy en Madrid.
Ben-Ami basó ese futuro, a largo plazo, en el hecho de que un Estado palestino «emparedado» entre Israel y Jordania no tiene una gran viabilidad.
El antiguo ministro israelí explicó ese sueño al ser preguntado por cuál es el futuro de la región sin entrar en muchos más detalles acerca de cómo desbloquear la situación actual, en la que no existe diálogo entre ambas partes.
No obstante, al hilo del fracaso de los acuerdos de Oslo, Ben-Ami comentó que uno de los problemas fue que el proceso se basó «en llegar a la paz a través de la confianza».
Luego dijo que, visto con la perspectiva histórica, ahora cree que lo mejor es hacer primero la paz y, luego, llegue la confianza.
En una solución más inmediata, la palestina Hala Taweel, presidenta de la Universidad para el proyecto de Oriente Medio indicó que el proceso de paz debería iniciarse donde terminó; es decir, en las conversaciones que se celebraron en Taba.
En el verano de 2000, israelíes y palestinos negociaron en Estados Unidos un estatuto de paz bajo la mediación del antiguo presidente norteamericano Bill Clinton.
Esas conversaciones continuaron unos meses después, en la localidad egipcia de Taba, aunque no llegaron a un acuerdo por diferencias en cuanto a la situación posterior en que quedarían Jerusalén y los refugiados.
Ben-Ami explicó que el rechazo de aquella negociación fue el gran error del dirigente palestino Yaser Arafat y añadió que el histórico líder «siempre fracasa cuando llega el momento de la verdad», porque intenta gobernar por consenso.
Según Ben-Ami, «el consenso es la negación del liderazgo, porque al final no se toma decisión alguna».
Los reproches a Arafat fueron contestados por Taweel, que defendió su figura y su legitimidad para dirigir a su pueblo.
La académica palestina declaró que Israel nunca quiere negociar con los representantes que los palestinos proponen y recordó que antes de la Conferencia de Madrid, en 1991, nunca quiso hablar con la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y siempre prefirió como interlocutores a dirigentes de otros países árabes.
Taweel se hizo eco de la queja israelí de que Arafat no combate el terrorismo, por lo que debería ser cambiado como dirigente del pueblo palestino, y dijo que «Sharon tiene las manos manchadas de sangre» y los dirigentes palestinos no han rechazado hablar con él.
EFE alg/sm

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat