Inicio NOTICIAS La extrema derecha del Likud se moviliza para una demostración de fuerza

La extrema derecha del Likud se moviliza para una demostración de fuerza

Por
0 Comentario

TEL AVIV (AFP) – El primer ministro israelí Ariel Sharon se vio este lunes enfrentado a la cólera de los elementos más radicales de su propio partido, hostiles a su proyecto de separarse unilateralmente de los palestinos y a cualquier desmantelamiento de colonias, por más simbólico que sea.

Por su parte, el gabinete de Ahmed Qureia se reúne por primera vez en Gaza, donde debe denunciar la continuación de las «agresiones» israelíes y la construcción del «muro» en Cisjordania.

La extrema derecha del Likud se moviliza para una demostración de fuerza durante la convención del partido, esta tarde en Tel Aviv.

Este sector se opone al «plan de separación» de los palestinos ideado por Sharon y a toda retirada israelí de los territorios palestinos ocupados que conduzca a la creación de un Estado palestino.

Este grupo minoritario no puede contar con el respaldo de los dirigentes del partido, que temen comprometerse con los políticos considerados como los más extremistas por la opinión pública.

Los ultras no tratan de apartar del poder a Ariel Sharon, quien llevó al partido a la victoria en las últimas elecciones legislativas de enero de 2003 y que sigue siendo muy popular entre las bases.

Sin embargo, esperan influenciarlo, ya que encarnan a la ortodoxia de un partido que durante mucho tiempo se opuso a una repartición territorial entre israelíes y palestinos en nombre del dogma del Gran Israel, con las fronteras bíblicas del Mediterráneo al Jordán que incluyen Israel, Cisjordania y la franja de Gaza.

«Nosotros no tenemos derecho a renegar de lo que constituye el fundamento de nuestra ideología: la Tierra de Israel (Israel y los territorios ocupados) pertenece únicamente al pueblo de Israel y nosotros debemos seguir implantándonos en todas partes», declaró al respecto un veterano del Likud, el ex presidente del parlamento, Dov Shilansky.

Sharon pronunciará un discurso alrededor de las 2OHOO (18H00 GMT) ante unos 3.000 miembros de la convención reunidos en Tel Aviv. Ningún otro dirigente del partido hará uso de la palabra.

Los miembros de la convención podrán presentar el lunes sus propuestas de resolución, pero éstas no serán sometidas a votación hasta la próxima sesión, en febrero.

El ministro de Educación, Limor Livnat, del Likud, lanzó el lunes una advertencia contra «la infiltración de elementos de extrema derecha» en el partido, refiriéndose al intento de controlar al partido por parte de un grupo ultranacionalista dirigido por Moshe Feiglin, un allegado del movimiento proscripto Kach, de inspiración racista antiárabe.

En lo que respecta a la reunión del gabinete palestino, el ministro encargado de las negociaciones, Saeb Erakat, indicó a la AFP que «los principales temas en el orden del día son las agresiones israelíes, la colonización y el muro».

Erakat se refería a una operación de limpieza del ejército israelí que dejó cinco muertos en Naplusa en menos de diez días y a la continuación de la construcción del muro de separación israelí en Cisjordania. Fte Mi Punto.com

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat