Inicio NOTICIAS Sharón estudia adelantar elecciones tras derrota en el Parlamento

Sharón estudia adelantar elecciones tras derrota en el Parlamento

Por
0 Comentario

El primer ministro israelí, Ariel Sharón, estudia la posibilidad de convocar elecciones anticipadas tras su derrota ayer en el Parlamento, donde, como estaba previsto, sufrió la rebeldía de un grupo de diputados de su partido Likud.

‘El primer ministro ha decidido que el actual Gobierno ha llegado a su fin y por ello adelantará las elecciones’, aseguran hoy sus asesores, mientras que analistas políticos y medios de prensa apuntan que lo único que resta es decidir la fecha más conveniente.

El diario de mayor tirada en Israel, el Yediot Aharonot, abre su edición de hoy con el titular de ‘Sharón adelantará las elecciones’, mientras que otros diarios califican la votación de anoche de ‘humillación’ al jefe del Ejecutivo israelí.

El Parlamento rechazó por 60 votos contra 54 una propuesta conjunta para nombrar a tres nuevos ministros, aunque, como se esperaba, Sharón se vio frente al voto en contra de un grupo de rebeldes encabezados por el ex titular de Finanzas Benjamín Netanyahu.

‘La votación refleja el final de la política de fuerza, de los atropellos, de las amenazas y de las tentaciones’, afirmó el diputado Uzi Landau, uno de los líderes del grupo opositor interno.

El grupo de rebeldes se opuso al nombramiento de dos de los tres candidatos, Roni Bar On y Zeev Boim, al considerar que fueron elegidos como premio al apoyo que dieron al plan de evacuación de Gaza, aplicado entre agosto y septiembre pasado.

En el marco de la crisis interna que esa iniciativa desató en el Likud, los rebeldes exigen ahora estar representados en el Ejecutivo israelí y por ello sólo aprobaron, en una votación posterior y separada, la del nuevo titular de Finanzas, Ehud Olmert, que pasó por 71 votos contra 41.

A pesar de la humillante derrota, uno de los principales asesores del primer ministro valoró en declaraciones al Yediot Aharonot que se trata de una victoria pírrica.

‘(Los rebeldes) festejan encima del Titanic, y es muy probable que éste haya sido su último baile porque Sharón sólo tiene que decidir ahora cuando estrellarse contra el iceberg’, declaró el asesor, dando a entender que el primer ministro ya tiene trazado un plan de contingencia.

En una inusual intervención inmediatamente después de la primera votación, Sharón advirtió ante el Pleno del Parlamento de que ‘la decisión de los diputados (del Likud) que han torpedeado el nombramiento de los (tres) ministros tendrá consecuencias’, aunque no dio ninguna pista más.

En cualquier caso, el adelanto de las elecciones es también una demanda por parte de la oposición.

‘Tu gobierno no puede gobernar’, afirmó el líder de la oposición y líder del partido Shinui, Yosef Lapid, al tiempo que el líder del Partido Religioso Nacional, Zevulún Orlev, consideró que ‘la derrota es un nuevo clavo en el ataúd político del actual Ejecutivo’.

Pero, para el líder del Partido Laborista, Simón Peres, socio en la coalición del Gobierno israelí, ‘se trata de un fracaso parcial que será olvidado eventualmente’, aunque no el último obstáculo.

‘El anticipo de las elecciones depende de la posición de los diputados (rebeldes) en la votación de la Ley de Presupuestos’, recordó el veterano político, quien mañana se juega su propio futuro político al frente de su partido.

La aprobación de la Ley de Presupuestos del Estado, que debe llegar al Parlamento antes del 31 de diciembre, se ha convertido en la principal trampa de los últimos gobiernos israelíes, por lo que no se descarta una convocatoria electoral entre enero y febrero, a más tardar en primavera.

Cara a esa elecciones, el Partido Laborista elegirá mañana en primarias a un nuevo dirigente y candidato a primer ministro, en las que Peres aspira a obtener el voto de confianza de sus correligionarios a pesar de todas las derrotas electorales que ha acumulado en el pasado.

Y es que a sus 82 años, el dirigente laborista encabeza las encuestas divulgadas por los principales diarios, que coinciden en una victoria con el 49 por ciento de los votos, frente a entre 30 y 38 para su inmediato rival, el líder sindicalista y secretario general de la Confederación de Trabajadores (Histadrut), Amir Péretz.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat