Inicio ISRAEL Un veterano israelí enseña con la ayuda de un perro de apoyo

Un veterano israelí enseña con la ayuda de un perro de apoyo

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- El profesor Alexander Goch llega a la escuela a diario con su labrador Erlin, que se ha convertido en parte integrante del paisaje de la escuela primaria.

Goch es un veterano discapacitado de las FDI que padece un trastorno de estrés postraumático (TEPT) por el conflicto militar de 2009 en

Erlin fue entrenado como perro de servicio para ayudar, facilitar y hacer frente a las actividades diarias en la escuela y fuera de ella. Pero pronto se convirtió también en una fuente de apoyo y consuelo para los propios alumnos.

«El perro fue entrenado para ayudarme durante los ataques de pánico», dice Goch. «Pone su cabeza en mi regazo, y si me enfado se tumba en mis pies, y cuando me agito, le acaricio», dice Goch.

«Su presencia me calma y me da paz y confianza. Es importante tenerlo a mi lado, en todo momento. Me cuida y me da tranquilidad. Comprende mis necesidades y puedo llamarle siempre que lo necesito», dice el veterano de las FDI.

Goch dice que los alumnos quieren a Erlin, lo cuidan, siempre comprueban si ha comido y bebido, y piden permiso para acariciarlo. «Les explico que Erlin es un perro de servicio de terapia que me ayuda. Durante las clases, se sienta tranquilamente en una manta y cuando un niño está ansioso o llora, le dejo acariciar a Erlin y se calma», dice.

«Su presencia tranquiliza a algunos niños por el mero hecho de estar cerca de Erlin. Todos los niños saben que tienen que pedir permiso para acariciarlo, porque no pueden acariciarlo 20 niños a la vez», explica Goch.

«Cuando le dije a la directora del colegio, Nurit Eckstein, en la entrevista, que utilizaba un perro de servicio, me recibió con los brazos abiertos, y lo mismo hicieron el profesorado y los alumnos», dice Goch.

«No es un hecho, sobre todo porque a diario, fuera de la escuela, me enfrento a la falta de concienciación. Aunque presento mi tarjeta de discapacidad de las FDI y todos los documentos necesarios para demostrar que Erlin es un perro de servicio, a veces me impiden subir al transporte público o entrar en el centro comercial», dice.

Me han humillado y atacado, y he tenido que lidiar con malentendidos. La gente me ha gritado y me ha hablado con desprecio».

Goch decidió compartir su historia personal en el marco de la «Noche Púrpura», un proyecto nacional de sensibilización sobre las personas con discapacidad y sus derechos. El Ministerio de Educación también participa en el proyecto y hace un llamamiento a la integración de los niños y adultos con discapacidad en la sociedad, la comunidad y los lugares de trabajo.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat