Inicio ISRAEL Ministerio de Salud israelí asegura que los niños son más propensos a contraer coronavirus que los adultos

Ministerio de Salud israelí asegura que los niños son más propensos a contraer coronavirus que los adultos

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Según un estudio del Ministerio de Salud israelí presentado el miércoles, los niños son más propensos a contraer coronavirus que los adultos y pueden transmitirlo a otros, lo que ha puesto en duda las afirmaciones que habían mostrado que los jóvenes tenían menos probabilidades de contraer o propagar la enfermedad.

El ministerio, por lo tanto, advirtió que enviar a los niños de vuelta a las escuelas en un momento de alta morbilidad de COVID-19 “puede acelerar la propagación del virus”.

Israel está aliviando gradualmente el segundo cierre por coronavirus que lleva más de un mes, y ha reabierto los jardines de infantes y los preescolares la semana pasada. La rápida reapertura de las escuelas al salir del primer cierre a fines de mayo, en parte basada en los datos que indicaban que era relativamente improbable que los niños se contagiaran o propagaran el virus, provocó un aumento incesante de las tasas de contagio que forzó una segunda cuarentena a nivel nacional.

El 8 por ciento de las 678.000 pruebas de COVID-19 realizadas a niños menores de 17 años entre el 27 de enero y el 24 de septiembre resultaron positivas, según el estudio. Esto fue un 2 por ciento más alto que la tasa de unos 2,6 millones de pruebas realizadas en adultos durante el mismo período.

Alumnos de primer grado en su primer día de clases en Jerusalem, el 1 de septiembre.

Las pruebas serológicas, que buscan anticuerpos para determinar si alguien alguna vez tuvo el virus, fueron aún más contundentes, mostrando una tasa positiva del 7,1 por ciento entre los niños, en comparación con una tasa de entre el 1,7 y el 4,8 por ciento entre los adultos del 28 de junio al 14 de septiembre.

Los resultados subrayaron el riesgo que supone la reapertura de las escuelas de forma no gradual, especialmente en zonas con altas tasas de infección, como sucedió en ciertas comunidades ultraortodoxas de todo el país esta semana.

El estudio israelí no concuerda con algunas evaluaciones internacionales de amplia difusión. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló el mes pasado que el papel de los niños en la transmisión de COVID-19 “aún no se entiende del todo”. Sin embargo, añadió: “Hasta la fecha, se han notificado pocos brotes que afecten a niños o escuelas” y “el pequeño número de brotes notificados entre el personal docente sugiere que la propagación de COVID-19 dentro de los entornos educativos puede ser limitada”.

Por el contrario, otras investigaciones han cuestionado las evaluaciones iniciales según las cuales los niños son significativamente menos propensos que los adultos a provocar el contagio de COVID-19.

En reacción al informe del Ministerio de Salud, el primer ministro Benjamín Netanyahu expresó su sorpresa por el hecho de que los expertos en salud aprobaran la semana pasada la apertura de jardines de infantes y preescolares. Los alumnos de primer grado en adelante siguen estudiando de manera virtual, en cumplimiento de las directrices de salud del gobierno, pero los líderes ultraortodoxos han ordenado a las escuelas primarias religiosas que reanuden las clases, a pesar de las altas tasas de infección en la comunidad.

“Los niños definitivamente están contrayendo el virus y también lo contagian. Como la mayoría de ellos no muestran síntomas, es difícil identificar una proporción significativa de ellos que portan el virus y pueden ser una fuente de infección para otros”, afirma el informe del Ministerio de Salud.

Además, el estudio asegura que el regreso de los niños a las escuelas, “especialmente en un momento de morbilidad generalizada, puede acelerar la propagación del virus, tanto en los diferentes grupos de edad como en las diferentes zonas geográficas”.

El informe recomendaba una reapertura “gradual” del sistema educativo en función del nivel de morbilidad para los distintos grupos de edad y en las diferentes zonas geográficas.

En las pruebas serológicas, los niños que pudieron determinar de quiénes contrajeron el virus informaron que habían sido infectados por un adulto en el 80% de los casos, mientras que el 20% restante dijeron que habían contraído el COVID de un compañero.

Sin embargo, el informe determina que los niños pueden actuar como “súper propagadores”, dado que entre el 51% y el 70% de ellos no muestran síntomas del virus. En 17 casos rastreados por el Ministerio de Salud, los niños contagiados infectaron a más de 10 compañeros.

El miércoles, los ministros discutieron la posibilidad de reabrir las escuelas primarias en todo el país a finales de mes, aunque el Ministerio de Salud ha exigido un enfoque lento y cuidadoso.

La rápida reapertura de las escuelas al final del primer cierre en mayo había sido respaldada por un informe científico que mostraba que los niños en edad escolar eran los menos propensos a contraer o transmitir el virus. Se ha culpado a esa apertura de contribuir al rebote de la pandemia, y el informe publicado el miércoles mostró un aumento significativo de las tasas de infección tanto entre niños como entre adultos tras la reapertura de las escuelas el 1 de septiembre.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat