Inicio ISRAEL Israel denegó la entrada al hijo del diplomático japonés que salvó a miles de judíos en la Segunda Guerra Mundial

Israel denegó la entrada al hijo del diplomático japonés que salvó a miles de judíos en la Segunda Guerra Mundial

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- Israel denegó la entrada al hijo de Chiune Sugihara, quien está tratando de asistir a una ceremonia en la que a una plaza de Jerusalem se le dará el nombre del diplomático japonés, que salvó a miles de judíos de los nazis. Nobuki Sugihara, el hijo de Chiune, de 72 años, solicitó un visado de entrada el 28 de septiembre a través de la embajada de Israel en Bruselas.

«El examen de su solicitud muestra que no cumple los criterios que permiten obtener un permiso para llegar a Israel durante este periodo de pandemia de COVID-19», decía la respuesta.

Abraham Cimerring, un empresario de Jerusalem cuyo padre fue salvado por Sugihara, dijo que Nobuki simplemente se negó a presentar la documentación necesaria y está difundiendo información falsa sobre su rechazo.

«Es una vergüenza», dijo Cimerring, que presentó la iniciativa de dar a la plaza el nombre de Sugihara, refiriéndose a la conducta de Nobuki Sugihara.

Sugihara no negó que faltaran documentos, pero insistió en que era responsabilidad del ayuntamiento, como anfitrión, gestionar su entrada. «Les envié todos los documentos, excepto dos cosas», explicó Sugihara. «Una es dónde me pondría en cuarentena en caso de estar infectado. El anfitrión tiene que garantizarlo, no yo».

Sugihara subrayó que no tiene amigos ni familia en Israel con los que pueda hacer la cuarentena, y considera que es un problema que debe gestionar la ciudad de Jerusalem.

El otro documento que faltaba tenía que ver con el seguro médico. «El anfitrión de la ceremonia debería solicitarlo por nosotros», insistió Sugihara, añadiendo que cree que la ciudad no tenía intención de que entrara realmente en el país.

«La intención era sólo utilizarme para decir a los supervivientes y a las familias que se reunieran para la ceremonia», dijo. «Porque si digo que voy a venir, la gente vendrá. Si no vengo, la gente no vendrá a la ceremonia».

Otros cuatro familiares y amigos -Esin Ayirtman, Haruka Sugihara, Oliver Van Loo y Philippe Bergonzo- que recibieron dos vacunas de COVID-19 y presentaron sus documentos de vacunación, también han sido rechazados.

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores en Jerusalem dijo que no tenían detalles sobre la solicitud, y remitió la consulta al Ministerio de Salud. El municipio de Jerusalem tampoco tenía información sobre el caso.

La ceremonia, organizada por el municipio, está prevista para el 11 de octubre a las 16:00 horas, y contará con la presencia del alcalde de Jerusalem, Moshé Lion, y del embajador de Japón en Israel, Koichi Aiboshi. La intersección de la calle Kolitz con la calle Panamá, en el barrio de Ir Ganim, se convertirá en la plaza Chiune Sugihara.

Durante su breve estancia entre 1939 y 1940 como vicecónsul japonés en Kovno (hoy Kaunas), Lituania, se atribuye a Sugihara la expedición de hasta 3.500 visados de tránsito a refugiados y familias judías que habían huido de la Polonia ocupada por los nazis antes de la invasión alemana. Con estos visados y un complejo mecanismo de ayuda de otros cónsules, empresas y particulares, se cree que hasta 10.000 judíos se salvaron.

La gesta de Sugihara fue reconocida en 1984 por Israel, que le concedió el título de Justo entre las Naciones, y a título póstumo por Japón, en 2000.

Hoy en día Sugihara es alabado internacionalmente como una figura antisistema que fue en contra de las órdenes de Japón para salvar a los judíos, aunque los historiadores y Nobuki dicen que esta parte de la historia es un mito.

Altea Steinherz, cuyo abuelo Itche Topola fue salvado por Sugihara, dijo a The Times of Israel que Nobuki Sugihara le dijo el jueves por la mañana que la familia no estaba autorizada a entrar en Israel para la ceremonia. «La denegación de visados de entrada a la familia Sugihara por parte del Estado de Israel es oscuramente irónica y profundamente embarazosa», dijo Steinherz.

Topola fue encontrado por estudiantes de la famosa Yeshivá Mir deambulando por Vilna tras escapar de un grupo de soldados alemanes borrachos que le amenazaron con arrancarle los ojos azules como un juego. Un anciano erudito, que no ha sido identificado hasta la fecha, insistió en que se le diera su visado.

«Como descendiente del último superviviente del «visado de por vida» de Sugihara, uno de los cientos de miles que deben su vida a este hombre, estoy horrorizado», subrayó Steinherz.

«Esto debe corregirse, y de inmediato».

Nobuki Sugihara dice que le cuesta creer que Israel le impida asistir a la ceremonia por la falta de un par de documentos. «Saben que mi padre expidió un visado de tránsito a Japón para todo aquel que lo solicitara, sin importar si tenía un seguro, sin importar si tenía un lugar donde alojarse en Japón», expresó.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat