Inicio ISRAEL Israel: A diez días para el fin del mandato nada cambió

Israel: A diez días para el fin del mandato nada cambió

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Después que ayer se encontraron nuevamente las delegaciones del Likud y Azul y Blanco para negociar la posibilidad de un gobierno de unidad, Israel se acerca más y más a unas nuevas elecciones. Como las veces anteriores, no pasan más de charlas informales y ni siquiera hablan de un comienzo de negociaciones. Lo que sí siguen haciendo, es echarse la culpa uno al otro. Nadie quiere dar el brazo a torcer. Nadie quiere ser el primero en ceder y que el otro sea el primero en comprometerse.

Ayer se publicó que Netanyahu propuso ser él primero primer ministro, sólo por los primeros 6 meses y que después sea Gantz por 2 años, el problema es que nadie le cree a Netanyahu y todos piensan que hará alguna maniobra para después de esos 6 meses llamar a nuevas elecciones. Esta mañana también surgió otra versión por qué Netanyahu trajo esa proposición: Para terminar de anexar a Israel el Valle del Jordán. La reacción del partido Azul y Blanco no se hizo esperar: «Netanyahu tuvo 11 años para hacerlo y no lo hizo, ¿se acuerda ahora?»
Esta mañana, ante las peores relaciones desde hace tiempo, el ejército de Jordania realizó ejercicios en la frontera con Israel, para demostrar que van a estar preparados ante cualquier circunstancia.

Los otros socios de Benny Gantz del partido Azul y Blanco, no quieren saber nada de que Netanyahu sea primer ministro, ni siquiera por un día, eso sería traicionar a sus votantes. El bloque de derecha con Netanyahu a la cabeza, no quiere ni oír de separarse. Liberman sigue cambiando golpes con los religiosos. Pero si se quiere llegar a una solución, alguien tiene que ceder. El problema es que parece ser que nadie quiere llegar a una solución.

Estamos ahora en el período que cada miembro de la Knesset puede juntar 61 firmas y así poder formar gobierno. Netanyahu y Gantz ya pidieron a sus respectivos partidos hacerlo, pero nadie se apura a «donar su firma». Por ejemplo, del bloque de derecha, ya le dijeron al Likud que no hay apuro y tampoco ven ninguna necesidad de hacerlo. Liberman por su parte, ya le comunicó a las dos partes que su partido les dará las firmas sin problemas. Y aquí es donde se vuelve a complicar todo. Ante esta posibilidad, Netanyahu puede venir a Rivlin con 61 firmas, ¿y qué va a pasar? Recibiría en este caso otros 14 días para formar gobierno, algo que no pudo hacer en sus 28 días, y que seguramente no pueda hacerlo tampoco ahora, porque nada cambió en estos últimos 2 meses.

Israel se acerca a pasos cada vez más agigantados a una tercera elección, con la gran posibilidad que nada vuelva a cambiar. El dilema lo tiene Rivlin, ante una situación sin precedentes. Siempre hay una primera vez…

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat