Inicio ISRAEL Falleció a los 94 años David Weiss Halivni, pilar de la erudición talmúdica y sobreviviente del Holocausto

Falleció a los 94 años David Weiss Halivni, pilar de la erudición talmúdica y sobreviviente del Holocausto

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- El profesor David Weiss Halivni, teólogo y pionero en el campo de la erudición académica del Talmud, murió el miércoles a los 94 años. Nació en la actual Ucrania y fue criado en Sighet (Rumanía) por un abuelo estudioso del Talmud que fomentó su evidente talento con los textos rabínicos. En Sighet, estudió junto al famoso sobreviviente Elie Wiesel, que siguió siendo su amigo de toda la vida.

Halivni se recibió como rabino a los 15 años, pero a los 16 fue capturado por los nazis y, al igual que Wiesel, fue enviado a Auschwitz y a una serie de campos de concentración y exterminio nazis.

«Estuvimos juntos en el gueto. Él estaba en el último transporte. Yo estaba en el primero. Yo me fui el lunes, él se fue el jueves», dijo Halivni en un obituario de Weisel. «Así que llegamos a Auschwitz en momentos diferentes».

Halivni fue el único miembro de su familia que sobrevivió al Holocausto, lo que dejó una marca indeleble en sus futuros trabajos teológicos y, de hecho, en gran parte de su erudición, dijo el ex alumno y amigo Dr. Zvi Leshem en conversación con The Times of Israel.

Huérfano, Halivni comenzó su vida en Nueva York, donde su erudición comenzó de nuevo, eventualmente en el Seminario Teológico Judío (STJ) bajo el rabino Saul Lieberman. Halivni enseñó en el STJ hasta 1983 y lo dejó por la cuestión de la ordenación de mujeres, trasladándose a la Universidad de Columbia, de donde se retiró en 2005. También fue durante mucho tiempo director de Kehilat Orach Eliezer (KOE) en Manhattan.

Tras su jubilación, se trasladó a Israel, donde continuó enseñando en la Universidad Hebrea y en la Universidad Bar Ilan hasta los 90 años. En 2008, Halivni recibió el Premio Israel por su obra talmúdica.

Halivni era una presencia diaria en la Biblioteca Nacional de Israel, donde siguió investigando hasta justo antes de la pandemia de coronavirus.

«Aunque tal vez sea pequeño de estatura, el profesor David Weiss Halivni era un gigante intelectual, una leyenda en su tiempo, y un querido amigo de la Biblioteca Nacional de Israel, donde era realmente un fijo, pasando miles de horas inmerso en la investigación y la conversación con sus compañeros y estudiantes», se lee en un comunicado publicado por la Biblioteca Nacional.

Leshem, actual director de la Colección Gershom Scholem de Cábala y Jasidismo de la Biblioteca Nacional de Israel, estableció un vínculo con el erudito en 1975, cuando estudiaba en la JTS. Aunque al principio le pareció que Halivni tenía «el aura de un rabino jasídico», los dos se hicieron personalmente cercanos. «Era parte de la familia», dijo.

Según Leshem, el «enfoque crítico de las fuentes» de Halivni en el estudio del Talmud fue pionero pero no fue aceptado por todos los académicos. «Todo el mundo reconocía que era un erudito gigantesco y que abría camino, le admiraba y se tomaba su trabajo muy en serio»,sin embargo, en las esferas ultraortodoxas, su trabajo se consideraba «bastante radical».

Esencialmente, según Leshem, Halivni examinó los textos del Talmud de Babilonia y analizó el desarrollo cronológico histórico de las discusiones de los rabinos, asignando a cada uno el período de tiempo correspondiente. La mayor fuente de los comentarios talmúdicos son anónimos y sin fuente, lo que él llamó stammaim. Halivni los consideraba adiciones tardías, y básicamente los desentrañaba de las conversaciones «anteriores» para entender un tema concreto en discusión y encontrar las intenciones «originales» de los autores. Esta metodología se emplea en su comentario en varios volúmenes «Mekorot u`Mesorot», o «Fuentes y Tradiciones».

Halivni también suscitó polémica en el campo de la teología. En su autobiografía «El libro y la espada», Halivni escribe que enseñó en los campos de concentración e incluso arriesgó su vida para salvar un trozo de papel de un libro sagrado. Sin embargo, rechazó a quienes intentaban explicar el Holocausto con términos teológicos.

Más tarde, en su colección de ensayos «Breaking the Tablets: La teología judía después de la Shoah», Halivni propone radicalmente que Dios se reveló al pueblo judío dos veces: una en el Monte Sinaí con la revelación de la presencia, y otra en Auschwitz con la revelación de la ausencia total y completa, en la que se dio a los seres humanos el libre albedrío total y completo.

Halivni se casó con Zipporah Hager, que enseñaba literatura en el City College, con la que tuvo tres hijos. Zipporah murió hace una década. Dos de sus hijos, Baruch y Shai, ambos abogados, permanecen en Estados Unidos. El rabino Ephraim Halivni vive en Israel, donde trabaja en la Academia de la Lengua Hebrea.

Halivni será enterrado el jueves en el Monte de los Olivos de Jerusalem.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat