Inicio ISRAEL El gobierno israelí busca disolver la Knesset el miércoles para intentar frustrar los planes de la oposición

El gobierno israelí busca disolver la Knesset el miércoles para intentar frustrar los planes de la oposición

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Es probable que la coalición de gobierno israelí adelante la votación para disolver la Knesset (Parlamento) al miércoles para intentar frustrar los planes de la oposición de formar un gobierno alternativo, según afirmó un portavoz del presidente de la Knesset, Mickey Levy, a The Times of Israel.

El primer ministro Naftali Bennett y el ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, anunciaron ayer que ya no podían mantener su gobierno de coalición y que presentarían un proyecto de ley la próxima semana para disolver voluntariamente la Knesset.

Sin embargo, aparentemente decidieron el lunes por la noche adelantar la votación.

Los medios de comunicación en hebreo informaron que les preocupaba que el líder de la oposición, Benjamín Netanyahu, intentara usar el tiempo hasta la próxima semana para obtener el apoyo de los miembros de la coalición descontentos para formar un gobierno alternativo sin ir a nuevas elecciones.

El gobierno aún prefiere no ser reemplazado dentro de la Knesset actual. Yair Lapid se desempeñará como primer ministro en el ínterin, y continuará haciéndolo hasta que se forme el próximo gobierno después de las elecciones, un proceso que podría llevar muchos meses, o incluso años, como ocurrió con Netanyahu. El gobierno actual se formó en junio de 2021.

Pero la oposición podría intentar forjar su propio gobierno ahora como suplente a través de un complicado procedimiento legislativo conocido como moción de censura constructiva.

Aparentemente, el Likud de Netanyahu ha estado tratando de obtener suficiente apoyo para la medida, lo que obviaría la necesidad de elecciones y lo devolvería al poder.

Actualmente, la oposición tiene 55 escaños en el bloque religioso de derecha del Likud y otros seis pertenecientes al partido mayoritario Lista Conjunta Árabe, que no apoyará a un gobierno liderado por Netanyahu.

Sin embargo, el bloque liderado por el Likud podría apelar a los miembros de derecha de la actual coalición en busca de apoyo. El gobierno perdió su mayoría debido a varios legisladores renegados de la coalición y ellos, y otros, podrían verse tentados por la oportunidad de seguir siendo diputados.

Los diputados del partido Yamina de Bennett, incluido Abir Kara, expresaron recientemente su apoyo a la formación de un gobierno de derecha dentro de la Knesset existente. Según los informes, el partido Nueva Esperanza de Gideon Sa’ar estaba en conversaciones con el Likud a principios de este mes, aunque la negativa de la oposición a apoyar el proyecto de ley de colonos que defendía Sa’ar agrió esos contactos.

Los miembros de Yamina y Nueva Esperzanza desconfían de otro ciclo electoral, durante el cual los opositores de derecha pueden criticarlos por sus asociaciones con los árabes y los izquierdistas en el gobierno actual, y que podrían hacer que no obtengan suficiente apoyo para volver a entrar en la Kneset.

Tras la disolución de la Knesset, está previsto que Lapid se convierta en primer ministro interino hasta que preste juramento un nuevo gobierno, según el acuerdo de coalición original. Se espera que Bennett se convierta en primer ministro suplente, un cargo que actualmente ocupa Lapid.

Dadas las limitaciones legales y festivas, se esperan nuevas elecciones a fines de octubre, posiblemente el 25.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat