Inicio ISRAEL El Correo de Israel , confinamiento, cartas a Dios y una cierva en libertad

El Correo de Israel , confinamiento, cartas a Dios y una cierva en libertad

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol, (por Adis Urieta*).-  Estos días suelo encontrar la carretera despejada porque debido a la cuarentena hay menos autos en la vía a la oficina. Uno de los vehículos que he encontrado hoy ha sido este camión del Correo de Israel (Ha Doar israeli) y puede que por efecto del extendido confinamiento, por la soledad de la autovía, me pareció este furgón rojo lo más interesante que he visto últimamente.
El símbolo del correo israelí es el de la tribu de Neftalí, una gacela, un animal muy rápido. La gente de Neftalí era famosa por tener grandes corredores; las narraciones tanájicas dicen que eran por ello usados como mensajeros entre tribu y tribu.
El correo de Israel suele ser muy efectivo, pero a veces le llegan muchas cartas dirigidas a Dios que envía gente de diversas partes del mundo y cree que este servicio postal las puede entregar, entonces los empleados la van colocando en una sección de objetos perdidos,. Una vez al año, son entregadas al rabino del Muro de los Lamentos en Jerusalén Kotel Hamarabí be Yerushalaim. Una tradición asumida por muchos es que desde el Muro los llamados a Dios van en correo exprés a donde se encuentre la Divinidad. Esto porque el Rey Salomón hace unos 3,000 años, al terminar de construir el Templo en Jerusalén, le pidió a Dios que quien le invocara allí, judío o no , fuera escuchado.
El actual Correo de Israel es muy posterior al rey Salomón, emitió por primera vez estampillas postales, el 16 de Mayo de 1948, dos días después de la Declaración de Independencia.
Los judíos volvían a emitir un correo con remitente de la patria histórica, después de casi 2000 años de exilio, de haber sido expulsados por los romanos, y como símbolo decidieron poner en las estampillas, monedas antiguas de la Gran Revuelta contra los romanos, así como monedas del líder rebelde Bar Kochba. Las tropas de Tito Flavio Vespasiano quemaron el Templo de Jerusalem, mataron a sus sacerdotes y líderes rebeldes, al pueblo lo expulsaron y a miles llevaron a Roma donde fueron vendidos como esclavos. Casi dos milenios de andar errantes por todo el planeta , los descendientes de los exiliados, de los que fueron esclavos, volvían y como resumen de esos dos milenios su Doar, su Correo, lleva esa cierva corriendo en libertad.

*Embajadora de Panamá en Israel.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat