Inicio ISRAEL Coronavirus. Israel suspende el envío de vacunas a otros países en medio de acusaciones a Netanyahu por la decisión

Coronavirus. Israel suspende el envío de vacunas a otros países en medio de acusaciones a Netanyahu por la decisión

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Israel ha detenido su plan de enviar vacunas contra el coronavirus a un grupo de países amigos mientras las autoridades jurídicas examinan si el primer ministro Benjamin Netanyahu tenía autoridad para ordenar la medida, informó el jueves el Ministerio de Justicia israelí. El anuncio congeló un plan que, al parecer, habría supuesto el envío de hasta 100.000 dosis de vacunas a numerosos países.

En un comunicado, el Fiscal General Avichai Mandelblit dijo que había recibido una serie de solicitudes para revisar la decisión de Netanyahu. Una de esas peticiones, dijo, procedía del asesor de seguridad nacional de Netanyahu, Meir Ben-Shabbat, quien dijo a Mandelblit que había recibido instrucciones de «congelar cualquier acción sobre el asunto».

Fue el último giro en un fuego cruzado en las últimas horas que ha suscitado dudas internas sobre la autoridad de Netanyahu en la toma de decisiones, así como su medida para ayudar a las naciones lejanas de África y América Latina en un momento en que los territorios palestinos vecinos están luchando para asegurar sus propios suministros de vacunas. El plan también ha ilustrado cómo, en un momento de escasez mundial, la vacuna se ha convertido en un activo que puede utilizarse para obtener beneficios diplomáticos.

El jueves, el ministro de Defensa, Benny Gantz, pidió que se detuvieran los envíos, diciendo que las reservas de vacunas de Israel son propiedad del Estado. El líder de Azul y Blanco apuntó contra el enfoque del primer ministro de actuar por su cuenta y cuestionó las afirmaciones de Netanyahu de que realmente hay un exceso de suministros cuando los israelíes aún no han sido completamente vacunados.

«No es la primera vez que se toman decisiones significativas en materia de defensa y diplomacia a espaldas de los organismos pertinentes, mientras se perjudica posiblemente nuestra seguridad nacional, nuestras relaciones exteriores y el estado de derecho», escribió Gantz. «Se trata de un patrón que afecta a nuestra capacidad de gestionar el país con solvencia».

Además, Gantz, quien es también primer ministro suplente, exigió que el asunto se presentara ante el gabinete de seguridad para su debate y dijo que había pedido la opinión del fiscal general.

El jueves por la noche, Gantz celebró la noticia de la suspensión del plan, diciendo que se había producido «de una manera antidemocrática, pasando por alto las normas». «Si hay una razón para transferir vacunas a varios países a expensas de los ciudadanos israelíes, esto sólo se decidirá en los foros pertinentes. Tomar decisiones en la oscuridad suscita la preocupación de perjudicar las relaciones exteriores y la seguridad del Estado», escribió por Twitter.

Netanyahu, que se presenta a la reelección el 23 de marzo, ha apostado su éxito político a la exitosa campaña de vacunación de Israel, en la que cerca de la mitad de los 9,3 millones de habitantes del país han sido inoculados con al menos una dosis en algo menos de dos meses.

A pesar de la congelación, ya ha llegado una entrega a Honduras, según anunció el Presidente del país, Juan Orlando Hernández, quien dijo que las dosis se destinarán a los trabajadores de primera línea. La República Checa dijo el martes que había recibido 5.000 dosis de la vacuna Moderna del Estado judío.

El miércoles, Netanyahu dijo que Israel tiene cientos de miles de vacunas excedentes y anunció que había decidido personalmente compartir una pequeña cantidad de ellas con varios países amigos que no nombró, como un agradecimiento más que nada simbólico «a cambio de cosas que ya hemos recibido». La revelación fue sorprendente porque Israel ha visto una amplia condena internacional por compartir con los palestinos sólo una pequeña fracción de las vacunas contra el virus.

Las autoridades sanitarias han señalado que Israel no podrá derrotar completamente el virus si los palestinos siguen sin vacunarse, dado el contacto regular entre las poblaciones. Israel ha enviado aproximadamente 2.000 de sus propias dosis a la Autoridad Palestina y ha prometido otras 3.000 dosis que aún no han sido entregadas. Ha permitido la transferencia de 10.000 dosis de la vacuna Sputnik donada por Rusia a la AP, y 2.000 de esas dosis fueron transferidas a la Franja de Gaza la semana pasada.

La AP anunció la semana pasada que Israel había accedido a vacunar a 100.000 palestinos que trabajan en Israel, pero Jerusalem aún no ha dado su aprobación.

Según informan los medios de comunicación hebreos, los países a los que Israel tenía previsto suministrar vacunas son Chipre, Hungría, Guatemala, la República Checa, Maldivas, Etiopía, Chad, Kenia, Uganda y Guinea. Cada país recibiría entre 1.000 y 5.000 dosis de la vacuna Moderna.

Entre los países, que serían 19, también se encuentra Mauritania, que no tiene relaciones diplomáticas con Israel. Funcionarios estadounidenses dijeron a The Times of Israel el mes pasado que Mauritania estaba cerca de normalizar las relaciones con Israel antes de que terminara el mandato del expresidente estadounidense Donald Trump.

Según un comunicado de la Oficina del Primer Ministro, Israel ha sido contactado por numerosos países con solicitudes de vacunas. El comunicado no nombró a los países ni el tipo de vacunas que serán donadas.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat