Inicio ISRAEL Coronavirus/Israel. Netanyahu: «Si la situación sigue así, implementaremos un cierre total»

Coronavirus/Israel. Netanyahu: «Si la situación sigue así, implementaremos un cierre total»

Por Iton Gadol
0 Comentario

Iton Gadol/Agencia AJN.- El primer ministro Benjamin Netanyahu advirtió en conferencia de prensa que si Israel no ve una mejora inmediata en la tendencia del número de personas infectadas con el coronavirus, no tendrá otra opción que implementar un cierre total. «Los pasos que hemos dado aquí en Israel se están dando en todo el mundo, pero no es suficiente», dijo el primer ministro. «El número de pacientes se duplica cada tres días. En dos semanas nos encontraremos con miles de pacientes, muchos de los cuales estarán en riesgo de muerte.

«Por lo tanto, ya lo estoy avisando ahora», continuó, «a menos que veamos una mejora inmediata en la tendencia, no habrá escapatoria de la imposición de un cierre completo, excepto para las necesidades esenciales como la comida y la medicina».
El discurso del primer ministro llegó sólo horas después de que una nueva ronda de regulaciones más estrictas para contener el brote de coronavirus entrara en vigor a las 5 p.m. del miércoles, y minutos después de que el número de israelíes enfermos subiera a 2.369.

La cifra, dada a conocer por el ministerio, tiene como telón de fondo la noticia de que dos israelíes más murieron durante la noche, con lo que el número total de víctimas en el país asciende a cinco. Tras confirmarse esta noticia, el gobierno aprobó una nueva serie de medidas que restringen aún más la vida cotidiana.

De acuerdo con las regulaciones, la mayoría de los israelíes no tendrán libertad de movimiento, ya que sólo se les permitirá dar pequeños paseos a menos de 100 metros de sus casas. Además, se reducirá drásticamente el transporte público, y sólo se permitirá asistir a bodas u otras ceremonias religiosas si se siguen las normas que indican un máximo de 10 participantes y dos metros de distancia entre las personas.

Todos los negocios deberán permanecer cerrados, excepto las diversas tiendas de alimentos y farmacias, y las que venden productos ópticos, de higiene o de telecomunicaciones, aparatos eléctricos o accesorios médicos. La venta en línea con envío está permitida para todo tipo de productos: cuando se entregue en casas particulares, el envío se colocará fuera de la residencia.

Los servicios esenciales permanecerán abiertos, incluyendo supermercados, farmacias, gasolineras y bancos, que funcionarán con normalidad. Sin embargo, las tiendas deben marcar una distancia de dos metros entre las personas en las cajas y asegurarse de que no haya más de cuatro personas esperando para pagar a la vez.

La gente puede ir a trabajar siempre y cuando se sigan las directrices, pero los empleadores deben comprobar la temperatura de todos los que lleguen y cualquiera con una temperatura de más de 38 grados centígrados o más debe ser rechazado. Además, el gobierno ha aprobado el derecho de Israel a protestar, siempre y cuando lo hagan de acuerdo con las normas del Ministerio de Salud: no más de 10 personas y un espacio de dos metros entre las personas. Los niños de padres separados pueden seguir moviéndose entre las dos casas.

El incumplimiento de las normas constituye un delito penal y los que las transgredan se enfrentarán a una multa de 500 NIS o a una sentencia de cárcel suspendida.

De las 2.369 personas infectadas comunicadas por el Ministerio de Salud, 39 se encuentran en estado grave, 64 en estado moderado y 2.197 tienen síntomas leves. Entre los que se encontraban en estado grave se encontraba un paciente de 45 años, que según el Canal 12 no tenía ningún problema médico preexistente.

Más de 1000 israelíes con el virus están siendo tratados en casa. Otros 281 se están recuperando en uno de los «hoteles de coronavirus» que fueron creados por el Ministerio de Defensa, mientras que casi 400 están hospitalizados. Hasta ahora, el ministerio ha realizado 32.346 pruebas de coronavirus – 5.500 en las últimas 24 horas – lo que significa que el 6,3% de los examinados por el virus han sido diagnosticados como positivos.

Los medios de comunicación israelíes informaron de que a la parlamentaria árabe Sondos Saleh se le diagnosticó coronavirus tras ser examinada en la clínica del Parlamento esta tarde, después de que se manifestara fiebre y debilidad corporal. Sin embargo, el portavoz del Parlamento dijo que «a pesar de lo que se publicó, no tenemos confirmación de que Saleh haya sido infectada con el virus».

Si se confirma su diagnóstico, los 15 representantes de la Lista Conjunta Árabe tendrán que entrar en aislamiento domiciliario, así como potencialmente muchos otros parlamentarios.

En un apasionado discurso, el presidente Reuven Rivlin instó a la comunidad a «aprender el arte de la obediencia… Apelo a ustedes, mis conciudadanos israelíes: nuestras vidas dependen de ello». Además, llamó a la unidad de la clase política para enfrentar este duro momento.

«Mis conciudadanos israelíes, una vez fui un hombre joven y ahora soy viejo», continuó el presidente. «De niño experimenté personalmente el asedio de Jerusalem. Como pueblo y como nación, hemos conocido los momentos más graves de amenaza existencial, y los hemos vencido. No tengo ninguna duda en mi corazón de que también hoy, si nos aferramos a la responsabilidad pública y personal y a las obligaciones mutuas que tenemos con los demás, podemos vencer esto», afirmó.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat