Inicio ISRAEL Coronavirus. Israel: Ministerio de Educación reporta 1.792 casos activos en estudiantes

Coronavirus. Israel: Ministerio de Educación reporta 1.792 casos activos en estudiantes

Por IG
0 Comentario

Itongadol/AJN.- El Ministerio de Educación informó el jueves por la tarde la cantidad de estudiantes infectados en el sistema educativo.

Según los datos, de 512.555 niños de jardín de infantes, 287 dieron positivo al virus, lo que representa el 3,05% de todos los pacientes de la población, cifra inferior a su porcentaje en la población general de 5,61%.

En Educación Primaria, de 1.072.301 estudiantes, 805 estudiantes dieron positivo, lo que representa el 8,55% de todos los pacientes de la población, también inferior a su porcentaje en la población general del 11,74%.

En las escuelas intermedias y secundarias, de 805.779 estudiantes, se encontró que 700 estaban enfermos, lo que representa el 7.43% de todos los pacientes en la población general, muy por debajo de su proporción en la población, 8.82%.

En total, el ministerio informó 1.792 casos activos de coronavirus en estudiantes, junto con otros 496 casos activos que se han encontrado en el personal docente de todo el país.

Unas 27 escuelas de aproximadamente 5.000 en todo el país están actualmente cerradas debido a las altas tasas de morbilidad.

En tanto, más de mil personas fueron diagnosticadas en el día de ayer con coronavirus en Israel. Más precisamente 1.069, siendo que la tasa de positividad llegó a 1.8%, sobre un total de 60.463 tests. En tanto, 282 personas cursan la enfermedad de gravedad, de las cuales 122 están conectadas a respirador artificial. Desde iniciada la pandemia fallecieron 2.826 tests por la enfermedad.

Estos datos, que reflejan un leve aumento en la morbilidad se conocen mientras que el primer ministro Binyamin Netanyahu pidió más restricciones a un mes de la salida del segundo cierre que atraviesa el país.

El ministro de Salud Yuli Edelstein expresó en declaraciones radiales que «posiblemente veamos en estos días nuevas restricciones, pero hay que decir la verdad, no tenemos nuevas herramientas a aplicar».

«Espero que no hayamos ido muy lejos con la apertura del comercio y la educación», remarcó. Consultado por las vacunas que estos días tienen en vilo al mundo, remarcó que una importante cantidad llegará al país en marzo abril del próximo año y que «no adquiriremos ninguna vacuna que no será utilizada», esto último tras la pregunta específica sobre la Sputnik V, de procedencia rusa.

Simultáneamente, el Centro Médico Hadassah y el Centro Médico de Sheba informaron el jueves de que habían administrado la candidata a vacuna contra el coronavirus del país a 80 voluntarios, completando así la fase I del ensayo clínico.

La vacuna candidata del Instituto de Investigación Biológica de Israel es conocida como Brilife. El ensayo de fase I comenzó el 1 de noviembre, para la que se inocularon unos 40 voluntarios sanos de entre 18 y 55 años de edad en cada uno de los hospitales.

«Nos complace anunciar que la primera fase del ensayo de investigación clínica de la vacuna contra el coronavirus fue un éxito», dijo el director de la unidad de investigación clínica de Hadassah, el profesor Yossi Karko.

Los participantes en el ensayo han sido y seguirán siendo controlados regularmente para detectar cualquier efecto secundario adverso. Hasta ahora, Karko dijo al Post en una entrevista previa, todos los voluntarios se sentían bien.

La fase II del ensayo de Brilife, que vacunará a los adultos mayores y a algunos individuos con condiciones médicas preexistentes, debería comenzar en los hospitales de todo el país en las próximas tres semanas.

Por otra parte, el presidente ruso Vladimir Putin ha confirmado que su país está considerando fabricar y distribuir su vacuna COVID-19, Sputnik V, a través del Estado de Israel.

En una ceremonia de inauguración de los nuevos embajadores en Moscú el martes, Putin habló sobre la vacuna candidata de su país, que a principios de esta semana reportó una eficacia del 91,4% basada en un segundo análisis provisional de los datos recogidos durante su ensayo de fase III. Luego se refirió a Israel, diciendo que «es importante que haya cooperación entre Israel y Rusia en la lucha contra el coronavirus, incluyendo la posibilidad de suministrar y producir una vacuna rusa en suelo israelí».

El Prof. Zeev Rotstein, jefe del Centro Médico Hadassah, cuya sucursal en Moscú ha estado participando en el ensayo de fase III del Sputnik V, confirmó el informe y dijo que, de hecho, en el memorandum de entendimiento que firmó con la empresa se incluye que la fabricación podría tener lugar en Israel.

«Una vez que firmemos el contrato detallado, podremos empezar a avanzar en la fabricación de la vacuna», dijo Rotstein al Jerusalem Post. El doctor agregó que la fabricación se llevaría a cabo a través de una empresa conjunta entre Hadassah y una de las principales compañías farmacéuticas del país.

Al mismo tiempo, Rotstein está trabajando para poder participar en el estudio de Fase III en Israel – no sólo en Moscú – y para registrar el Sputnik V para su uso a través del Ministerio de Salud.

En el evento de Moscú, al que, según Israel Hayom, asistió el embajador israelí en Moscú, Alexander Ben Zvi, Putin también comentó que las relaciones con Israel son «buenas y beneficiosas» y que mantiene «contactos regulares» con el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Netanyahu mencionó primero que está en conversaciones con Putin para traer el Sputnik V a Israel durante una rueda de prensa a principios de este mes, cuando dijo: «Recientemente hablé con Putin sobre la posibilidad de comprar una opción para la vacuna del Sputnik V».

Rotstein dijo que su memorándum de entendimiento incluye la compra de 1,5 millones de dosis de la vacuna, con la opción de duplicar el número de dosis a 3 millones.

La vacuna rusa está siendo desarrollada por el Fondo Ruso de Inversión Directa y el Instituto de Investigación de Epidemiología Gamaleya. Ha sido objeto de escrutinio por varios expertos occidentales, incluidos algunos científicos de Israel, que han advertido contra el uso de la vacuna hasta que se hayan adoptado todas las medidas reglamentarias y de ensayo aprobadas internacionalmente.

Amit Asa, subdirector del Hospital Público Assuta en Ashdod, dijo al Post que las autoridades reguladoras rusas no son conocidas por ejercer un escrutinio suficiente en su proceso de aprobación de medicamentos y vacunas. «Es mejor prevenir que curar», dijo, señalando que Israel no debería distribuir fácilmente el Sputnik V.

«Es una práctica común en Israel con los medicamentos, las vacunas y los alimentos confiar en autoridades aceptables como la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. y la DA y la Agencia Europea de Medicamentos, y no veo ninguna razón para cambiar esa práctica ahora al referirse a la vacunación contra el coronavirus… No queremos encontrarnos en un par de meses con efectos adversos evitables», agregó.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat