Inicio ISRAEL A 54 AÑOS DE LA REUNIFICACIÓN DOS TERCIOS DE LOS JUDÍOS EN JERUSALEM SON RELIGIOSOS

A 54 AÑOS DE LA REUNIFICACIÓN DOS TERCIOS DE LOS JUDÍOS EN JERUSALEM SON RELIGIOSOS

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- La mayoría judía en la ciudad capital de Israel continúa reduciéndose, según un nuevo informe, con poco más del 60% de los jerosolimitanos siendo judíos.

Según un informe publicado en hebreo el miércoles por el Instituto de Estudios Políticos de Jerusalém antes del Día de Jerusalem, a finales de 2020, solo el 60,4% de los residentes de Jerusalén eran judíos.

Había un total de 952.000 residentes en la capital a fines de 2020, según el informe, de los cuales el 38% eran árabes y el 62% estaban en la categoría de ‘judíos y otros’.

La gran mayoría (96%) de la población árabe de Jerusalén en 2019 era musulmana, con solo 12,900 árabes cristianos.

Aproximadamente el 97,5% de la población no árabe de la ciudad, que figuraba como «judíos y otros», era judía en 2019, y solo el 2,5% de la categoría «judíos y otros» figuraba como cristianos no árabes (3300) o sin un religión (11.100).

Dentro de la población no árabe, dos tercios de los jerosolimitanos son religiosos, ya sea haredi o religiosos sionistas, y solo un tercio de la población judía se identifica como no religiosa, una proporción mucho menor que en Israel en general.

Más de un tercio (36%) de los judíos de Jerusalén se identifican como haredim, y poco menos de un tercio (31%) se identifica como religioso no haredí.

En 2019, la mayoría de los 936.400 residentes de Jerusalem vivían en áreas liberadas en 1967, con 581.100 personas, o el 62,1% del total, en comparación con 355.300, o el 37,9% de los residentes que vivían en el oeste de Jerusalén.

Los residentes de Jerusalem occidental eran abrumadoramente judíos en 2019 (98,65%), con solo 4.800 residentes árabes. El resto de la ciudad, a menudo apodada ‘Jerusalem oriental’, era un 60,92% árabe en 2019, con 354.000 residentes árabes, en comparación con 227.100 residentes judíos (39,08%).

El equilibrio demográfico del este de Jerusalem se ha mantenido relativamente estable durante los últimos 40 años, aunque la proporción judía ha disminuido un poco desde que alcanzó su punto máximo a mediados de la década de 1990.

En 1983, el 39,29% de la población del área era judía, aumentando al 46,15% en 1996 antes de descender al 43,4% en 2005 y al 40,72% en 2010.

Sin embargo, la mayoría judía en toda la ciudad ha caído de manera constante desde la reunificación después de la guerra de los Seis Días en 1967, y la disminución se ha acelerado en los últimos años.

Casi tres cuartas partes (74%) de los residentes eran judíos (u otros grupos no árabes incluidos en los datos) después de la reunificación en 1967, y ese porcentaje cayó al 70% en 1995.

Desde entonces, la disminución ha aumentado, con la mayoría judía cayendo al 68% en 2000, 66% en 2005, 64% en 2010 y 63% en 2015, con la cifra ahora en solo 62%, la más baja desde el establecimiento de Israel. , y aproximadamente al nivel que estaba en la víspera del establecimiento de Israel en 1948, antes de que la ciudad fuera dividida.

La población árabe aumentó en un enorme 72% desde 2000, pasando de 209.000 a 359.000 en 2019. La población judía, por el contrario, creció en un total de solo 28,7% durante ese mismo período.

Sin embargo, es posible que la tendencia se esté invirtiendo con el crecimiento árabe en declive. Si bien la tasa de crecimiento total judía disminuyó de manera constante desde 1967 y durante la década de 2000, esa disminución se revirtió en la última década.

Desde 1967 hasta 1980, la población judía creció en un promedio anual del 3,1%, en comparación con el 4,0% de la población árabe de la ciudad. Desde 1980 hasta 1990, la población judía se expandió más rápidamente que la población árabe, con un crecimiento anual promedio del 2,6% en comparación con el 2,5% de la población árabe.

Pero durante las siguientes dos décadas, el crecimiento árabe superó significativamente el crecimiento judío, impulsado en parte por un éxodo de residentes judíos de la ciudad. Mientras que la tasa de crecimiento árabe promedió 3.6% por año en la década de 1990, la tasa judía se desplomó al 1.7%. En la década de 2000, la tasa árabe cayó al 3,1%, pero la tasa judía cayó al 1,2%.

Sin embargo, durante la última década, la tasa de crecimiento promedio anual judía se elevó al 1.5%, mientras que la tasa árabe se redujo al 2.6%.

Casi dos tercios (65%) de los 25,400 bebés nacidos en Jerusalén en 2019 nacieron de madres judías, una proporción mayor que la mayoría judía en la población general de la ciudad (62%).

Sin embargo, la ciudad experimentó una migración neta negativa de 8.200 residentes ese año, con un total de más de 20.000 que se fueron, y la gran mayoría de los residentes que partieron procedían del sector judío.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat