Inicio ISRAEL Elecciones: Ya hay encuestas y duras críticas contra Netanyahu

Elecciones: Ya hay encuestas y duras críticas contra Netanyahu

Por IG
0 Comentario

Itongadol/AJN.- Una encuesta de intención de voto realizada para el diario Maariv indica que, si las elecciones se llevaran a cabo hoy, Binyamin Netanyahu volvería a ser electo primer ministro de Israel.

El Likud, encabezado por Netanyahu, ganaría 30 escaños en la Knesset – el mismo número que en las elecciones anteriores. Una nueva formación política encabezada por el ex comandante en jefe del Ejército, Benny Ganz, lograría 13 escaños, y se convertiría en el segundo partido político de mayor fuerza y poder de decisión.

Yesh Atid, de Yair Lapid, gana en esta encuesta un escaño – de 11 de las elecciones anteriores a 12 – Habait Hayehudi aumentaría en 3 – de 8 a 11 – la misma cifra que la Lista Árabe Unificada.

Al mismo tiempo, hay dos partidos que salen perdiendo. Estos son Kulanu, del ministro de Hacienda Moshe Kahlon, que según esta encuesta perdería 4 lugares en la Knesset, de 10 a 6. El partido Movimiento Sionista – de Tzipi Livni y Avodá, encabezado por Avi Gabbay – se derrumba en la encuesta pasando de 24 escaños que recibió en las últimas elecciones a 9 en las próximas.

Mientras tanto aumentan las críticas al primer ministro Binyamin Netanyahu por su decisión de adelantar las elecciones y no sólo desde el lado de la oposición.

En las últimas horas, en primer lugar, se escuchan cuestionamientos sobre la notable diferencia entre las declaraciones de Netanyahu hace dos semanas, cuando dijo que Israel “se encuentra en una época de extrema sensibilidad desde el punto de vista de la seguridad” y acusó a quien quisiera provocar la caída del Gobierno de “irresponsable”.

Durante la conferencia de prensa que dio en la tarde de ayer el primer ministro fue preguntado al respecto y respondió en primer lugar con risas y luego explicó que la situación ahora es distinta.

Sin embargo, la mayor parte de las críticas provienen de quienes aseguran que Netanyahu podía haber resuelto el problema creado por la aprobación de la Ley de Enrolamiento y no adelantar las elecciones y no lo hizo para preservar sus intereses personales y anticiparse al anuncio que debe dar en las próximas semanas el asesor letrado del Gobierno, Avihai Mandelblit.

Avihai Mandelblit deberá comunicar si ordena el procesamiento de Netanyahu en las causas en las que se lo investiga y, en ese caso, en cuáles y por qué delitos. De acuerdo con las recomendaciones de la Fiscalía General, Netanyahu podría ser juzgado por los delitos de soborno, abuso de confianza y fraude. Además, al hacerse pública la decisión, se conocerían detalles de cada uno de los casos, que por el momento están vedados a la opinión pública.

Mandelblit, por su parte, aclaró en un comunicado » que el proceso de trabajo en las causas de investigación relacionadas con el primer ministro continúa según lo planeado. Este es un proceso de trabajo ordenado y profesional que no depende de los acontecimientos políticos». De todos modos, también explicó que no hará pública su decisión “muy cerca” de las elecciones y está claro que será él quien defina qué es “muy cerca” y cuándo lo considera oportuno.

Dos de los líderes de partidos que integran la coalición de Gobierno que encabeza Binyamin Netanyahu confiaron a Radio Nacional de Israel que el primer ministro “desmanteló el Gobierno únicamente debido a las investigaciones y acusaciones en su contra y por ninguna otra razón”. “Si hubiera querido, habría encontrado una solución al tema de la Ley de Enrolamiento”.

Por su parte, uno de los principales socios de Netanyahu en la coalición, Moshe Kahlon, advirtió anoche que – a su entender – si se el primer ministro es procesado sin distinción de la gravedad del delito del que se lo acuse, no puede ejercer el cargo. Kahlon dejó en claro que él no formaría parte de un Gobierno con un primer ministro en esta situación.

Ello en la práctica podría significar que Netanyahu no tuviera posibilidad de formar coalición, aunque gane las elecciones, a menos que elija como nuevos socios a los partidos de centro e izquierda, incluyendo a Yair Lapid y la nueva promesa electoral, Benny Ganz. Esta última opción parece bastante improbable, al menos por el momento.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat