Inicio NOTICIAS La ocupación fue hermosa y la Gestapo, maravillosa

La ocupación fue hermosa y la Gestapo, maravillosa

Por
0 Comentario

Jean-Marie Le Pen, el líder ultraderechista del Frente Nacional (FN) francés, considera que la ocupación nazi de Francia «no fue particularmente inhumana» y asegura que la Gestapo, la policía política hitleriana, jugó un importante papel en la protección de la población de la Francia ocupada e incluso evitó matanzas, especialmente en el norte del país. Las declaraciones de Le Pen, realizadas al semanario Rivarol, de clara tendencia antisemita y cuyas páginas se han convertido en plataforma de las teorías que niegan el Holocausto, han levantado una enorme polémica en Francia.
El revisionismo de Le Pen no es nada nuevo. En 1988 ya fue condenado por un tribunal por asegurar que las cámaras de gas de los campos de concentración nazis no eran más que «un detalle» de la II Guerra Mundial. Ahora, en Rivarol, asegura que «en Francia, al menos, la ocupación alemana no fue particularmente inhumana, pese a que hubo algunos atropellos inevitables en un país de 550.000 kilómetros cuadrados». El líder ultraderechista, que se enfrentó a Jacques Chirac en la segunda vuelta de las últimas elecciones presidenciales de Francia, después de quedar en segundo lugar, con cerca de un 20 por ciento de los votos en la primera, describe a la Gestapo como un elemento de moderación en los tiempos de la ocupación. En la entrevista cuenta la historia de un oficial de la Wehrmacht que, «loco de dolor por la muerte de todos los jóvenes soldados que iban en un tren que descarriló por un atentado, quiso fusilar a todo un pueblo», pero la Gestapo «evitó la masacre».
Sobre el drama de Oradour-sur-Glane, donde 642 civiles murieron quemados vivos en la iglesia del pueblo, Le Pen apunta a las teorías revisionistas y asegura que no fueron víctimas de los ocupantes nazis sino de la Resistencia. Como guinda final, Le Pen razona: «Si los alemanes hubiesen multiplicado las ejecuciones masivas en todos los rincones, como afirma el vulgo, no habrían sido necesarios campos de concentración para los deportados políticos».
El ministro de Justicia, Dominique Perben, ordenó a la Fiscalía de París la apertura de una investigación preliminar para que Le Pen «explique esas manifestaciones inadmisibles». La Liga Internacional contra el Racismo y el Antisemitismo dijo que sus declaraciones sólo inspiran «desprecio y disgusto». El Consejo Representativo de las Asociaciones Judías de Francia afirmó que estas declaraciones «ensucian la memoria de todas las víctimas del nazismo, deportados y resistentes, y de la población francesa que fue sometida durante más de cuatro años a la más atroz de las ocupaciones y las humillaciones». Más de 70.000 judíos francesas fueron deportados a los campos nazis.
Por J. M. Martí Pons *
* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat